Fuerte represión a activistas antimineros en La Rioja

Ocurrió durante una manifestación de vecinos y políticos para suspender la actividad de una minera. Un legislador radical resultó herido. El gobernador, Luis Beder Herrera, dijo a Cadena 3: "Es una movida política, nada más".

Fuerte represión a activistas antimineros en La Rioja

Foto: gentileza 8300.com

Nacional Unidiversidad por Unidiversidad / Camila Balter / Publicado el 16 DE OCTUBRE 2015

Este jueves 15 por la mañana, una marcha de las asambleas antimegamineras de localidades del departamento Famatina, La Rioja, contra la explotación de la minera Midais en la localidad de Angulos, fue reprimida con gases lacrimógenos y disparos de bala de goma por la Guardia de Infantería de la policía provincial. Según informaron los manifestantes, de esa represión resultó una vecina herida y el diputado nacional Julio César Martínez recibió un perdigón de goma en el cuello.

En total, 32 policías dispararon balas de goma y gases contra los vecinos  que intentaron atravesar el primer grupo policial para llegar al campamento de la minera salteña, situado a unos 2000 metros de altura en el cordón del Famatina, desde la localidad de Angulo, que se encuentra en el cruce de la Ruta Nacional 78 y Río Blanco.

La policía habría actuado bajo las órdenes de la justicia de Instrucción de Chilecito –de donde depende Famatina– que había ordenado a unos 25 ambientalistas no acercarse a menos de 3 kilómetros de donde está trabajando la minera Midais, propiedad del salteño Daniel Urtube. Entre los ambientalistas estaba la candidata a diputada al Parlasur Marcela Crabbe, y el excandidato a viceintendente riojano Paulo D'Alessandro, del PRO. Los manifestantes, muchos de ellos con balazos en las piernas, volvieron al corte caminando por el río y, como no hubo ningún policía herido, la UCR denunció que "fue represión directa sobre una marcha pacífica, con banderas y cantando el himno"

Según sostuvo el diputado Martínez, la actividad de esa minera privada comenzó el año pasado, pese a que está prohibida por ordenanza municipal, pero continúa en funcionamiento "gracias al aval del Gobierno provincial, con la protección de la Policía. “En Famatina hay una ordenanza que dice que se prohíbe todo este tipo de actividades mineras”, explicó.

Las autoridades provinciales sostienen que la minera hizo el informe de impacto ambiental respectivo y que solamente está sacando arena del río Blanco, arena que es llevada a Salta, donde se la procesa para extraer minerales. Pero los ambientalistas y vecinos quieren mantener el Famatina en forma intangible y advirtieron que la minera no tiene licencia social ni para efectuar exploraciones.

En tanto, desde el gobierno provincial de Beder Herrera explicaron en un comunicado que "a pesar de existir una restricción emitida por la justicia de no acercarse ni ingresar al emprendimiento minero Midais, un grupo de manifestantes encabezados por el intendente actual Ismael Bordagaray y el intendente electo de Famatina, de manera violenta intentaron atropellar y romper la barrera policial dispuesta por la justicia. Para ello emplearon dos retroexcavadoras y una modalidad agresiva y provocadora contra el personal de la fuerza de seguridad”. E insistió: "Los manifestantes buscaron provocar a los funcionarios policiales con una actitud violenta, amenazante, con palabras y acciones descomedidas, generando una situación violenta en todo momento, con acciones y vocabulario violento". Para el funcionario Herrera, se trató solo de  “una movida política”, según expresó en diálogo con Cadena 3.

Por otro lado, el diputado radical Martínez, quien resultó herido en la garganta por una bala de goma, responsabilizó al gobernador Luis Beder Herrera y a la presidenta Cristina Kirchner "por la integridad física" de los vecinos y "por querer avanzar en este tipo de actividades (mineras) sin licencia social".

Por su parte, el ministro de Gobierno, Seguridad, Justicia y Derechos Humanos de La Rioja, Claudio Saúl, justificó la represión: "Hoy a las 10 de la mañana varias personas con maquinaria pesada, entre ellas el intendente de Famatina (Ismael Bordagaray) y el intendente electo (Alberto Godoy) intentaron romper el cerco" que había fijado la justicia de Chilecito a través de una orden de restricción del juez Marcelo Carrizo. Ante esa situación, la policía apostada en el lugar, cumpliendo su rol como "policía judicial", produjo "una dispersión de los manifestantes" para resguardar "el estado de derecho". Saúl denunció en una conferencia de prensa que la oposición pretende convertirse en "víctima política" de los gobiernos nacional y provincial.

Asimismo, la actuación de la policía provincial fue repudiada por buena parte del arco político nacional, entre ellos el presidente de la UCR, Ernesto Sanz, quien consideró que "en Famatina se instaló un Estado de Sitio" y explicó que "mediante la represión han impedido a los ciudadanos manifestarse y circular libremente por sus calles, por el solo hecho de reclamar por la preservación del medioambiente". Además, el senador y excandidato a presidente reclamó al Gobierno de Luis Beder Herrera que explique "por qué apaña estas conductas por parte de las fuerzas policiales". Y añadió: "queremos saber de qué lado se encuentran las autoridades riojanas, si con el pueblo o con las empresas que contaminan y que se defienden a los palazos y balas de goma".

famatina | represión | antimineros