Habrá un nuevo juicio por el caso de Paula Toledo

Así lo resolvió la Suprema Corte de Justicia. Serán juzgados, además de los acusados, quienes fueron parte de la investigación porque estiman que hubo "graves irregularidades".

Habrá un nuevo juicio por el caso de Paula Toledo

Un fallo de la Corte anuló los juicios anteriores a 13 años del crimen. Foto: Prensa Poder Judicial de Mendoza.

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Publicado el 08 DE SEPTIEMBRE 2016

La Suprema Corte de Justicia (SCJ) determinó que se realizará un nuevo juicio, el tercero, por el caso de asesinato y violación de Paula Toledo. Este hecho ocurrió hace 13 largos años y la novedad es que, además volver a juzgar a los cuatro imputados, también se incluirá a quienes fueron partes de la investigación por presuntas irregularidades en la misma.

Luego de 13 años, la SCJ anuló los dos juicios anteriores por el caso Toledo y estableció que habrá un tercero en el que serán juzgados jueces, fiscales, forenses y policías que fueron parte de la investigación. Además, los cuatro acusados serán juzgados nuevamente.

En el primer debate, la Primera Cámara del Crimen (integrada por Domingo Mauricio, Mario Giambastiani y Eduardo Orozco) sobreseyó por el beneficio de la duda a tres de los acusados: Alejandro Echegaray, Víctor Echegaray e Iván Gauna. El cuarto, Marcos Graín, permaneció prófugo por un tiempo y posteriormente fue absuelto por los jueces Ariel Hernández, Rodolfo Luque e Isidro Peña. Estos debates fueron considerados por el abogado de la familia de Paula, Alejandro Juri, y el fiscal Norberto Jamsech como “nulos, parciales y arbitrarios”.

Ahora, los magistrados Omar Palermo, Mario Adaro y Julio Gómez dictaron un fallo para que sean juzgados nuevamente y además se incluya a quienes participaron de la investigación anterior, ya que el Tribunal consideró que en dicho proceso se cometieron irregularidades graves. Entre otras, estiman que inicialmente se descartó el material genético de la víctima, que el cuerpo fue lavado antes de que se realizara la necropsia, que no se compararon los rastros de sangre con las de los acusados y que no se inspeccionó la casa en la que la joven habría sido violada y asesinada. Una de las acciones más graves, en este sentido, fue que muchas pruebas decomisadas durante la investigación fueron destruidas o donadas antes del juicio contra Graín, que fue el segundo.

Es por todos estos hechos que la Corte accedió y actuó frente a los recursos a los que apelaron Juri y Jamsech. Por su parte, la madre de la víctima, Nuri Ribotta, solicitó que se agreguen a los delitos los agravantes de premeditación, alevosía y torturas.
 

El caso

Paula Toledo, una estudiante de 20 años que asistía a una escuela artística en San Rafael, salió un día a fines de octubre de 2003 para encontrarse con unos amigos. Al día siguiente, el 31 de ese mes, fue encontrada sin vida en una acequia de la calle Victorino de la Plaza, a pocos metros de la avenida Balloffet del barrio El Sosneado del departamento sureño.

Su cuerpo estaba semidesnudo y fue muy difícil identificarlo. Como dijo su madre, “su cuerpo lo decía todo”.

caso toledo | paula toledo | justicia | primera camara del crimen | suprema corte de justicia