Infografía: en qué universidades está admitido el lenguaje inclusivo

Estudiantes de distintas facultades del país pueden usar esta forma de escritura en sus tesis y trabajos prácticos. Además, algunas la utilizan en sus comunicaciones institucionales.

Infografía: en qué universidades está admitido el lenguaje inclusivo

Captura imagen: facebook.com/CampLenguajeInclusivo

Sociedad Unidiversidad Letra "e" / por Unidiversidad / Florencia Martínez del Rio / Publicado el 02 DE OCTUBRE 2019

“Alumnxs”, “todes”, “les chiques”, son algunas de las formas de expresión que tiene el lenguaje inclusivo y que estudiantes de varias universidades del país pueden usar al momento de escribir sus tesis y otros trabajos académicos sin recibir sanciones. También hay casas de estudio que lo tienen aprobado en resoluciones para sus comunicaciones institucionales, que van de ordenanzas oficiales a la difusión de eventos y actividades. Conocé cuáles son. 

Desde el año pasado, cuando se discutió la legalización del aborto seguro y gratuito en el Congreso Nacional, el lenguaje inclusivo comenzó a escucharse cada vez más. Fue sobre todo la juventud la que les hizo oír por primera vez a muchos argentinos palabras como “diputades” o “les estudiantes”, buscando no solo evitar una forma sexista de hablar, sino también reducir el lenguaje a las identidades binarias e incluir así a quienes no se identifican ni con la "a" ni con la o". Mientras que esta manera de expresarse recibe rechazos, como, por ejemplo, de la Real Academia Española (RAE), ya son varias las universidades y facultades públicas que la aprueban y recomiendan.

 
 
 

 

Instituciones universitarias que admiten el lenguaje inclusivo

La que inició el camino fue, quizás, la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) cuando, en 2017, introdujo el lenguaje no sexista, aunque no el inclusivo, en sus comunicaciones institucionales. Comenzaron a escribir en femenino y masculino los comunicados y se renombraron las áreas; por ejemplo, las direcciones de "alumnos" pasaron a llamarse de "estudiantes". Pero fue en junio de este año cuando una institución autorizó a sus estudiantes a escribir de forma inclusiva. Sucedió en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB), de Chubut, luego de que un grupo de alumnos manifestara que sus trabajos prácticos y tesis estaban siendo desaprobadas por usar este lenguaje.

Poco tiempo después, la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) aprobó una resolución similar, autorizando el lenguaje inclusivo en cualquier producción académica en carreras de grado y posgrado. Otro avance fue el que se dio en la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Allí se exhortó a emplearlo en su comunicación institucional y se permitió que los estudiantes lo utilicen en sus trabajos y tesis.

Los casos más cercano son los de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y la Facultad de Educación, ambas de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO). Admitieron el uso del lenguaje inclusivo y no sexista en tesis de grado y posgrado, en monografías y trabajos prácticos.

En el primer caso aún no hay una normativa que lo regule pero están trabajandoe en ello. En esa institución, además hay docentes que dan clases hablando de manera inclusiva –con la e, la x y femenino/masculino–. 

A principios de septiembre, se sumó la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), pero con una salvedad: el uso de la e y la x no está incluido. La ordenanza fue impulsada por la agrupación estudiantil La Bisagra, que tuvo que eliminar de su proyecto estas letras para que fuera aprobado por el Consejo Superior. Lo que sí se aprobó es la recomendación a sus 15 facultades y colegios preuniversitarios para el uso de un lenguaje libre de discriminación y la no utilización de palabras excluyentes en comunicados oficiales y producciones académicas.

A fines de ese mes, la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP) aprobó el lenguaje inclusivo para las comunicaciones institucionales, tales como ordenanzas, eventos o actividades, y se aportó una guía con diversas estrategias para evitar el masculino genérico y la violencia simbólica, y con recomendaciones para los casos que requieren la e o la x. 

Los últimos avances fueron en las facultades de Arte y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional del Centro. En ella aprobaron este uso a través de sus consejos académicos. En la primera, el proyecto permite el lengua inclusivo “en todos los trabajos prácticos, parciales y trabajos finales de las carreras de grado y posgrado” e incentiva “un trabajo de difusión y sensibilización sobre la temática”. En la segunda, avala “el libre uso de un lenguaje que sea incluyente, no sexista y no discriminatorio” como recurso válido en cualquiera de sus modalidades para todas las producciones orales o escritas.

Qué moviliza el lenguaje inclusivo que genera rechazo: ¿es miedo?

Tras la polémica por el desplazamiento de una docente de Junín por el uso del "todes", consultamos a una psicóloga, una filósofa y a un sociólogo para aproximar una respuesta ante las reacciones por el uso de la letra "e".

En la búsqueda de la visibilización

“Con estas medidas no buscamos imponer una forma de hablar, sino sugerir distintas maneras de utilizar un lenguaje adecuado para visibilizar a las mujeres y a la comunidad LGTTTBIQNB dentro de la universidad", comentó a Unidiversidad Paula Martínez Stoessel, integrante del Programa Integral de Políticas de Género de la UNMDP.

"Quisimos que la institución acompañe a aquellos que quieran realizar trabajos y tesis con lenguaje inclusivo sin recibir sanciones", explicó.

Sobre las resistencias que hay contra estas formas, Martínez Stoessel señaló: "Las hay y las seguirá habiendo. La gramática excede la realidad y el lenguaje inclusivo no tiene intención de ser reconocido por la RAE para ser usado, ya que así perdería su poder disruptivo. El feminismo y el movimiento de la diversidad promueven este lenguaje para romper con las estructuras de las instituciones que nos imponen una manera de hablar. Falta que esto también suceda con los títulos universitarios para que no tengan carga de género”, agregó.

 

Qué dice la neurolingüística de la letra "e" y el lenguaje racista

Aunque algunas instituciones públicas ya comenzaron a utilizar el lenguaje inclusivo, ciertos sectores de la sociedad consideran que esta práctica es incorrecta, y por lo tanto, les genera rechazo. Desde Unidiversidad dialogamos con el prestigioso lingüista Adolfo García, que destacó: "Lo ideal no es generar juicios de valor, sino reconocer el fenómeno y esperar que el devenir del tiempo determine su futuro".

 

sociedad | lenguaje inclusivo | universidades | educación |