Irrigación investiga presunta usurpación de agua en el sur provincial

Así lo confirmó a Unidiversidad la secretaria de Gestión Institucional de esa entidad, Marcela Andino, que desmintió que hubo robo en el cauce del río Atuel porque "los terrenos denunciados están empadronados". Los detalles.

Irrigación investiga presunta usurpación de agua en el sur provincial

Foto: Diario Somos

Provincial Unidiversidad Crisis hídrica / por Jorge Yori / Unidiversidad / Publicado el 14 DE FEBRERO 2020

Luego de que se difundiera la denuncia por parte de regantes sobre un presunto robo de agua en el sur de la provincia, Unidiversidad habló con Marcela Andino, secretaria de Gestión Instucional de Irrigación, que adelantó que ante tales denuncias se investigará la zona mediante una auditoría técnica. La funcionaria explicó a este portal de noticias cómo está la situación sobre el supuesto robo de agua en el río Atuel. Según Andino, "no existe tal robo, pero sí se trataría de usurpación y desviación del agua en el sur de la provincia".

Asimismo, el superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli, ordenó una auditoría a toda la cuenca del Atuel para identificar irregularidades en el lugar. "Hay cosas importantes como para poder encauzar el tema como corresponde: para nosotros, no hay ninguna toma clandestina; se trata de propiedades que están empadronadas con derecho a riego definitivo, lo que puede existir y no lo negamos a priori. Por eso, el superintendente ordena la investigación, para corroborar si se está tomando más agua de lo que le corresponde, en función a la cantidad de hectáreas empadronadas", explicó.

La investigación y auditoría técnica por parte de Irrigación en el lugar ya comenzó y, según Andino, esta no debería demorarse más de 30 días hábiles para detectar el conflicto y poder resolverlo o, al menos, esgrimir una conclusión: "Hay que aforar (NdR: medir la cantidad de agua que lleva una corriente) para ver cuántos litros de agua le ingresan a esa propiedad, para ver si se excede de lo que le corresponde, en función a las hectáreas que tiene empadronadas. Las aguas de allí tienen una particularidad: no están reguladas porque están aguas arribas del Nihuil. Esto implica que es un río no regulado, no trae agua los 365 días del año como sí expresa la denuncia que se ha formulado. ¿Por qué?  El agua existe en tanto se produzcan los deshielos. Se sabe que los ríos de Mendoza son ríos estacionales, que no traen agua todo el año, pero sí traen en esta época que es la del deshielo, que se produce desde septiembre hasta abril". 

 

El Estado provincial, en la mira

Acerca de las propiedades involucradas en el supuesto uso abusivo del agua, hay dos propietarios empadronados en la mira. Se trata de terrenos del gobierno de la Provincia que están bajo concesión de Gendarmería Nacional. El otro terreno pertenece a un particular que cuenta con unas 214 hectáreas empadronadas, según declaró la funcionaria.

No es la primera vez que se denuncia este tipo de irregularidades, ya que en el año 2016, hubo una denuncia por tomas ilegales. En este caso, gente del río Atuel planteó un amparo en la zona de San Rafael, donde la Justicia dictaminó que se trataba de tomas clandestinas. Con respecto a las presuntas sanciones, los propietarios pueden ser sancionados con multas económicas hasta la caducidad de la concesión del agua. Esto está previsto en la ley de aguas.

"Si esas propiedades no han tomado más agua de la que le corresponde, la solución seguramente va ser integral para toda la cuenca. A nosotros, como Irrigación, no nos interesa priorizar a los usuarios de la cuenca aguas arriba o aguas abajo del dique, sino que la sequía hay que compartirla con todos, que sea de la manera más equitativa", cerró la funcionaria.

provincial | irrigación | robo de agua | usurpación | marcela andino