Las abuelas pidieron no olvidar

María Domínguez dijo que la dictadura causó mucho dolor a cientos de familias. Pese a la alegría de recuperar a su nieta, pidió no olvidar.

Las abuelas pidieron no olvidar

Foto: Axel Lloret

Derechos Humanos Unidiversidad Nieta 117 / por Verónica Gordillo - Foto: Axel Lloret / Publicado el 16 DE OCTUBRE 2015

En medio de la inmensa alegría de haber recuperado a su nieta Claudia después de 37 años de buscarla, la referente de Abuelas de Plaza de Mayo en Mendoza, María Assof de Domínguez, pidió no olvidar. Dijo que quienes comandaron la última dictadura cívico-militar les hicieron un daño muy grande y que obligaron a cientos de ciudadanos a pasar situaciones tristes y difíciles.

“Hemos sufrido mucho, no hay que olvidar el daño que hicieron estos sinvergüenzas. Qué necesidad tenía ella (su nieta Claudia) de pasar por todo esto, o nosotras, que la buscamos durante todos estos años”, aseguró María, durante la conferencia que dieron con su nieta y Angelina Catterino (la obra abuela), en los estudios de Radio Nacional.

Tanto María como Angelina aseguraron estar felices de haber recuperado a su nieta Claudia, que vive en Mendoza, igual que ellas. Las tres y sus familias, ya comenzaron a reconstruir la historia de los padres de la joven, que fueron secuestrados el 9 de diciembre de 1977, en su casa de Godoy Cruz.

Con la ayuda de sus abuelas, Claudia comenzó a conocer la historia de su madre. Supo por Angelina que su mamá, Gladys Castro, era la mayor de seis hermanos, que fue abandera del colegio Universitario Central, que quería estudiar Diseño, pero que abandonó y comenzó a trabajar en una panadería. Por su abuela María, supo que su papá, Walter Domínguez, hizo el secundario en el Martín Zapata, que comenzó a estudiar Arquitectura y que era chofer de colectivo.

Claudia también sabe por sus abuelas que sus padres se conocieron en el barrio, que ambos militaban en el Partido Comunista, que se casaron en noviembre del ’76 y que vivían en una casa en Godoy Cruz. De ahí fueron secuestrados el 9 de diciembre de 1977. Gladys estaba embarazada de seis meses y desde ese momento las abuelas buscaron a sus hijos y a su nieto o nieta, hasta que hace dos meses, Estela de Carlotto, le anunció por teléfono, que habían encontrado a la niña.

 

Una causa abierta desde 2003

Fuentes cercanas a los organismos de derechos humanos, aseguraron que existe una causa abierta por la apropiación de la nieta de María Domínguez y Angelina Catterino.

Según las mismas fuentes, la causa se inició en 2003 y está en la etapa de instrucción. Además, hay un detenido que fue identificado como el apropiador de la niña, que era personal civil de inteligencia y que actualmente accedió al beneficio del arresto domiciliario, teniendo en cuenta su avanzada edad.

 

 

 

 

nieta 117 | domínguez | derechos humanos |