Las asunciones que se vienen

Hoy asumen García Zalazar en Godoy Cruz y Cornejo en la Provincia. El viernes lo harán Iglesias en Guaymallén, Orozco en Las Heras y Suárez en Capital.

Las asunciones que se vienen

Alfredo Cornejo acompañó a su socio político, Omar de Marchi, en su asunción en Luján (foto: Diego Anguita).

Provincial Unidiversidad por Unidiversidad / Publicado el 09 DE DICIEMBRE 2015

Se termina un ciclo denominado kirchnerismo, modo del peronismo que intentó compensar, en gran parte, lo que el mismo peronismo había producido en la década del 90 pero en modo menemista. Casi logra una continuidad moderada entre una y otra expresión, una síntesis de que el peronismo es capaz de mostrar caras disímiles pero sin perder la raíz.

Comienza otra etapa con varias incertidumbres, pero con las características de un gobierno que se perfila como un emergente del criticado populismo, dicho peyorativamente.

La particularidad de este tiempo es que el gobierno surgente no es parte (en apariencia) de ninguna de las fuerzas tradicionales de la Argentina. Mauricio Macri, el nuevo presidente, comenzó su actividad política partidaria con la idea de generar su propio espacio para llegar a gobernar la Ciudad de Buenos Aires. Es decir, formó un partido comunal con aspiraciones de desarrollarse en el país. Fue en 2003 cuando Macri comenzó a mostrarse como opción tras una década de liderar exitosamente el club Boca Juniors.

Marca la jornada el final del culebrón entre los presidentes. Macri decidió presentar un amparo para que se defina cuándo comienza su mandato y cuándo termina el de Cristina. El fiscal Di Lello dijo que Macri comienza a ser presidente a las 0:00 del jueves 10, por lo cual la presidenta anunció que no participará del acto de jura ni de toma del poder, “porque estaría al borde de una usurpación de poder”.

Que Cristina desaparezca de escena es un verdadero desquicio, producto de un espiral alimentado por los egos presidenciales de ambos lados y aumentado por los medios, que encontraron el escándalo necesario para mantener alto el minuto a minuto del rating, tanto que hasta los programas de chimentos quedaron eclipsados por el escandalete.

 

Por aquí, a lo mendocino

En Mendoza se da ese mismo fenómeno en cuanto a la alternancia en el poder, pero con fuerzas políticas tradicionales. El radicalismo vuelve al gobierno tras 8 años peronistas, con las gestiones de Celso Jaque y la que está por terminar de Paco Pérez. Pero Mendoza tiene una particularidad más: nos encontramos con una provincia chocada contra la pared de mala administración del gobierno saliente y, por eso, sumida en una crisis financiera, dando una imagen devastadora.

La salida de Pérez se muestra como un retiro en silencio y vergonzante. Su imagen está en el subsuelo de la consideración pública y un relato del humorista Cacho Garay viralizado en las redes sociales lo sintetiza como un gobernante preso de sus propias limitaciones. Eso, en estos tiempos de smartphones, vale tanto o más como una columna periodística.

Este escenario pone a Pérez por última vez en el centro de la observación pública. A partir del momento en que se registre la última imagen de Paco saliendo de la Casa de Gobierno, será todo para Cornejo. Lo bueno y lo malo; la expectativa quedará superada por la realidad actual.

Comenzará a esfumarse el presagio del futuro de un gobierno que se inicia hoy miércoles 9 a las 17.00 cuando jure en la Legislatura, pero que viene carreteando en una larga transición desde el 22 de junio, cuando Cornejo ganó la elección.

El nuevo gobernador tendrá que dejar su único discurso de diagnóstico y su crítica certera y dura contra Pérez para accionar hacia adelante. Está claro que empezar de “menos cero” le da una ventaja comparativa y lo poco positivo que haga a favor para salir del atolladero lo diferenciará de su antecesor. El nuevo gobernante llega con fama de buen administrador por su paso como intendente durante dos períodos en Godoy Cruz, eso que Pérez ha demostrado no ser.

Justamente, la forma en que Paco se irá del Cuarto Piso de Peltier 351 hoy miércoles a las 19.00, tras hacer el traspaso de mando, depende de si logra pagar a la totalidad de los empleados públicos hoy mismo y horas antes de entregar el poder. Si lo hace, entonces saldrá del Palacio de Gobierno por la lateral sur de la guardia policial; si no, entonces se piensa en una salida disimulada para no ser blanco de los insultos de los estatales.
 

En los departamentos

En el plano territorial, las cosas son más tangibles y, por ende, son más dramáticas. La crisis financiera del Estado provincial ha dejado también a varios distritos departamentales con los servicios básicos caídos.

El caso más representativo es el de Luján de Cuyo, de donde salieron las columnas de humo de los piquetes de los empleados impagos y las peregrinaciones de los vecinos transportando sus bolsas de basura por sus propios medios a los departamentos vecinos. Esto obligará al ganso-macrista Omar De Marchi, quien ya estuvo al frente del municipio, a dar una señal de operatividad con lo que tenga a mano para hacer lo más básico, que es la limpieza. Ya lo hizo ni bien asumió el domingo 6 y, aunque esto fue una buena señal, la tensión vecinal se mantiene.

La contracara es Godoy Cruz, donde hoy miércoles asume Tadeo García Zalazar, el continuador de la política marcada por Cornejo y con el desafío de superar la vara alta del ahora gobernador.

Las Heras no muestra una cara tan desértica en lo administrativo, aunque para poder pagar a sus empleados tuvo que hacerlo con un descubierto del Banco Nación y le dejará al nuevo intendente Daniel Orozco un rojo de unos 70 millones (pero tiene una acreencia para cobrar del Ejecutivo provincial por más de 100 millones). Orozco asumirá el viernes 11 a las 11.00 en el edificio municipal norteño.

Mientras tanto, Guaymallén, el otro elefante territorial que hay que empujar cuesta arriba, ha comenzado a moverse desde la más básica función administrativa con la concejala Evelin Pérez que ocupa la intendencia hasta que el viernes 11 a las 11.00 asuma el electo Marcelino Iglesias. El departamento más poblado de Mendoza está sellado por el paso de Luis Lobos, el concejal que ocupó el gobierno municipal por más de un año, dejando una huella de enriquecimiento ilícito a costa del Estado comunal y acusado formalmente de estafa a la administración pública.

No hay forma de escapar a la realidad y lo peor es negarla. Es tiempo de pocas promesas, de acciones rápidas y de poca paciencia ciudadana. Así comienza esta nueva etapa, sin los Kirchner y sin el peronismo en el poder.

elecciones | asunciones | departamentos