La secundaria de Correas: vuelve el antiguo régimen de repitencia

Lo anunció el titular de la DGE. También aseguró que habrá cambios en Salud Laboral y en la Dirección de Orientación.

La secundaria de Correas: vuelve el antiguo régimen de repitencia

Los alumnos que repitan ahora deberán cursar el año completo.

Sociedad Unidiversidad Educación / por Verónica Gordillo / Publicado el 10 DE FEBRERO 2016

Se avecinan cambios en el secundario. Los alumnos que repitan ya no cursarán sólo las materias que se llevaron y no aprobaron, sino todas las asignaturas de ese año. Así lo confirmó el director general de Escuelas, Jaime Correas.

El funcionario hizo el anuncio durante el acto del inicio de actividades del ciclo lectivo, que se realizó en el Centro de Congreso y Exposiciones. En el encuentro, Correas y el gobernador, Alfredo Cornejo, plantearon a los supervisores los lineamientos de trabajo y los objetivos que persiguen, que sintetizaron en tres conceptos que machacaron una y otra vez: asistencia, disciplina y evaluación.

El mensaje del gobernador y el de su director de Escuelas fueron parecidos: que sean partícipes de los cambios, que colaboren para revertir la “decadencia de años del sistema”, que hagan cumplir las normas existentes y que sólo pidan el cambio de las mismas cuando no sirvan. También les repitieron que para los alumnos no debe ser lo mismo cumplir que no hacerlo, asistir a clases que no hacerlo y que nadie les pedirá que certifiquen que algo funciona o que alguien aprende cuando no es así.

Correas aseguró a los supervisores que “se terminó el verso” de que todo anda bien cuando no es así. Les dijo que si en las escuelas existe caos, el mismo debe aflorar, porque no le tiene miedo a los problemas.

El exdirector de Diario UNO aseguró que entiende las razones por las cuales es difícil lograr un buen clima laboral en algunas escuelas, especialmente cuando la infraestructura está colapsada o cuando las condiciones laborales son tan malas que la sala de profesores se convierte en una sala de quejas. Sus dichos tuvieron un efecto inmediato: el aplauso de los presentes.

Al igual que el gobernador, el director de Escuelas recordó que recibieron una pesada herencia: un sistema que, a su juicio, no tenía ningún control ni orden, una especie de caos en el que nadie parecía darse cuenta de los problemas. Entre esos problemas nombró especialmente la inasistencia de los alumnos a clases, el escaso aprendizaje de los contenidos básicos y la falta de normas de convivencia claras y de premios y castigos.

El director general de Escuelas, Jaime Correas, durante el acto de inicio del ciclo lectivo. Foto: Gobierno de Mendoza.

Los cambios en el secundario

Frente a los supervisores, Correas aseguró que los alumnos secundarios que repitan de año ya no cursarán sólo las materias que adeudan, sino que harán el ciclo completo. Calificó el actual sistema como ridículo y permisivo y recalcó que el mensaje que se da a los chicos es erróneo, porque repitieron el año y el “premio” es que cursen sólo las materias que no aprobaron. Correas recalcó que intentará concretar el cambio a partir del presente ciclo lectivo, aunque en este caso sí deberá haber una normativa vigente.

Desde 2012, las autoridades escolares decidieron que los alumnos que repetían el año, es decir, que se quedaban con tres o más materias –sólo pueden llevarse dos previas–, cursaban al siguiente año sólo esas asignaturas y no todas. Ahora, eso cambiará y repetirán el año completo, es decir, con todas las asignaturas.

Esta modificación afecta a un número importante de alumnos. Una nota publicada en diario Los Andes dio cuenta de que el 42 % de los estudiantes secundarios está en riesgo de repetir el año, teniendo en cuenta que se llevaron tres o más materias. Pese a esto, mañana (jueves 11 de febrero) comienzan las clases de apoyo y los alumnos tienen posibilidad de aprobar las materias en las siguientes mesas.

Correas también puso el acento en la evaluación, tanto de docentes como de alumnos. En este último caso, dijo que habrá pruebas trimestrales y una a final de año, a la que llamó "de integración", porque no le gusta la palabra "globales".

El titular del gobierno escolar también anunció cambios en dos áreas que consideró críticas: Salud Laboral y la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las Trayectorias Escolares. Aseguró que ambas reparticiones atienden problemáticas clave, pero que no cuentan con el presupuesto ni con los profesionales necesarios para funcionar en forma adecuada.

Respecto de Salud Laboral, este es el ámbito al que los docentes o quienes pretenden serlo acuden para solicitar los exámenes preocupacionales y los psicofísicos, que se renuevan cada cierto tiempo. Correas explicó que actualmente los turnos tienen una demora de seis meses, lo que provocó reclamos judiciales en la DGE, ya que hay personas que no pueden asumir en sus cargos por no contar con este requisito. El director de Escuelas explicó que firmaron un convenio con la Obras Social de Empleados Públicos (Osep) para poner en marcha un sistema de emergencias de salud laboral, cuyo objetivo es regularizar el tiempo de los turnos y la atención.

Correas también anunció que están realizando una evaluación profunda en la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las Trayectorias Escolares, adonde los gabinetes psicopedagógicos de las escuelas derivan los casos de chicos que tienen diversos problemas, desde violencia hasta abuso de sustancias tóxicas. Dijo que le sorprendió que un organismo que recibe casos gravísimos sea tan débil en personal e infraestructura.

El funcionario recalcó que es factible realizar las modificaciones que pretende con los empleados que actualmente tiene el gobierno escolar: 56 mil trabajadores, a los que suma personal de apoyo, como los 10 mil celadores. Una vez más dijo que la clave está en ordenar el sistema, al que actualmente calificó de caótico.

escuelas | dge | correas