Los cambios en la geografía electoral

Análisis de Walter Cueto

Los cambios en la geografía electoral

Foto: Axel Lloret

Provincial Unidiversidad Elecciones provinciales / por Walter Cueto / Publicado el 26 DE JUNIO 2015

El 21 de junio último, Mendoza eligió su noveno gobernador en un proceso político donde la alternancia y los cambios de signo político desde 1983 han sido una característica bastante notable de su régimen institucional. En esta oportunidad, dicha alternancia ha vuelto a operar, y de modo muy significativo, en la reconfiguración de su geografía electoral.

El oficialismo no sólo ha perdido la posibilidad de renovar la fórmula gobernador-vice, sino que se ha retraído fuertemente en el control de los municipios y –consecuentemente– en la composición de ambas cámaras legislativas. Sin duda, hay un fin de ciclo que deja al PJ con sus municipios históricos (Maipú, Lavalle y San Martín) y tres más que ha logrado retener (San Rafael, Tunuyán y Santa Rosa).

El radicalismo ha hecho un marcado avance a través de la recuperación de cinco municipios (Guaymallén, Las Heras, Tupungato, Malargüe y General Alvear), algunos con incidencia electoral determinante y otros con posición territorial estratégica, y ha sostenido con renovado éxito otros cuatro (Capital, La Paz, Junín, Rivadavia). Aún resta completar la elección municipal en Godoy Cruz, pero pareciera que esto no cambiará el nuevo escenario. Finalmente, Luján ha vuelto a manos de un aliado del radicalismo (el PD) y San Carlos continúa también con la conducción de un dirigente de origen demócrata. Es decir que el PD, aunque ha perdido en esta redistribución de representación territorial la presencia en ambas cámaras, sigue sosteniendo con estilos menos tradicionales dos municipios. En reemplazo del PD, el nuevo grupo político que ha entrado a terciar decididamente es el Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT), que se consolida progresivamente como agrupación emergente, particularmente en el espacio legislativo.

La nueva distribución territorial del voto no sólo marca cambios cuantitativos y cualitativos importantes en el control político de los municipios, sino también en la integración de la Legislatura provincial, donde la UCR tendrá desde diciembre mayoría en ambas cámaras. Es decir que, con soporte legislativo y municipal propio, debiera poder armar sin mayores obstáculos su estrategia de gestión para concretar el programa de gobierno para toda la Provincia.

La reconfiguración política reciente, sin duda, es producto de innumerables y complejos factores locales que justifican y explican los resultados. Sin embargo, hay una diferencia en las estrategias básicas de campaña –que no cambió entre las PASO y las elecciones generales–  que es importante resaltar. Mientras la del FPV fracasó, insistiendo con el viejo criterio de traccionar las candidaturas provinciales desde la fortaleza de los municipios, la de la UCR logró armar una campaña provincial que contuvo y acompañó el esfuerzo municipal impulsando nuevas expectativas en el electorado.

Dónde están los votos

Ver en pantalla completa

especialvoto