Los tatuajes pueden afectar el sistema inmunológico de manera permanente

Unidiversidad | Sociedad

13 de septiembre de 2017, 20:36. Por: Unidiversidad .


Según un estudio publicado en la revista Nature, la tinta de los tatuajes tiene partículas que se alojan en el cuerpo y podrían dañarlo para siempre.


Los tatuajes pueden afectar el sistema inmunológico de manera permanente

Para peor, el borrado del tatuaje no solamente no elimina el problema, sino que incluso podría empeorarlo. Foto: Wikimedia Commons


Un estudio publicado en la revista Nature trae malas noticias para los amantes de los tatuajes. Según investigadores europeos, la tinta de los tatuajes presenta sustancias que viajan por el cuerpo humano y se depositan sobre los ganglios linfáticos, lo que provoca un engrosamiento crónico de los mismos.

El sistema linfático podría verse afectado de tal modo que incluso dificultaría la detección de posibles células cancerígenas. Según la investigadora del Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos, Ines Schreiver, tal acumulación interferiría negativamente en la calidad vida de la persona afectada.

Para peor, el borrado del tatuaje no solamente no elimina el problema, sino que incluso podría empeorarlo. "Las partículas grandes de pigmento de la piel se romperán en fragmentos más pequeños que viajarán por el cuerpo y serán transferidos al nódulo linfático. El láser además produce un cambio químico en estas partículas", manifestó Schreiver, quien además es coautora del estudio.

“El dióxido de titanio, como otros pigmentos orgánicos procedentes de un tatuaje, quedan retenidos en el tejido cutáneo pero, además, las partículas más pequeñas pueden ser transportadas por células inmunes fagocíticas hasta los ganglios linfáticos, donde se acumulan", explica el estudio publicado. Las células inmunes fagocíticas se encargan de capturar células y partículas nocivas para el organismo.

"Cuantos más tatuajes se tenga, mayor será el número de partículas que se acumularán en los nódulos linfáticos", agregó Schreiver.

En el estudio, junto al Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos también participó el Laboratorio Europeo de Radiación Sincrotrón de Grenoble, Francia.

Etiquetas:
tatuaje