Pesó más el anuncio del subsidio vínico que la figura presidencial

Mauricio Macri llegó para anunciar el subsidio para comprar el excedente vínico y mejorar la competitividad del sector.

Pesó más el anuncio del subsidio vínico que la figura presidencial

El anuncio se realizó en la casa de un productor de Las Heras. Foto: Prensa Mendoza.

Provincial Unidiversidad Crisis vitivinícola / por Unidiversidad / Juan Stagnoli / Publicado el 28 DE ENERO 2016

El Estado comprará los sobrestocks vínicos a las provincias de Mendoza y San Juan para incrementar de esta manera el precio de los vinos. Esa es la conclusión (anunciada) de la primera y fugaz visita de Mauricio Macri como presidente a Mendoza. 

Fue durante la mañana de hoy, jueves 28 de enero en una finca de El Borbollón. El primer mandatario llegó minutos antes de las 11:00. Si bien el presidente no dio detalles en su corto discurso, la presencia del jefe de Estado significó un guiño para la provincia en la mejora de la producción vitivinícola local.

Mauricio Macri estuvo acompañado por el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo: el de San Juan, Sergio Uñac; la vicegobernadora, Laura  Montero; la diputada nacional Susana Balbo, y el productor vitivinícola y anfitrión Roberto D´Ulivio.
 

Cómo llegará la plata

Según explicaron, el proyecto consta de varias etapas. En la primera, el Estado Nacional otorgará 60 millones de pesos para comprar excedentes vínicos a pequeños productores locales. En esta etapa, Mendoza recibirá 50 millones de pesos y los 10 restantes irán a la provincia de San Juan. En el mes de febrero, el gobierno de Macri entregará a Mendoza 25 millones de pesos restantes. Es decir que la provincia recibirá 75 millones de pesos que, según estimaciones alcanzarían para comprar 25 millones de litros de vino, una parte de los 200 millones que hay en stock.

Durante el acto, los gobernadores cuyanos hablaron de esta decisión. El primero en hacerlo fue Sergio Uñac, de San Juan. “Si sacamos el stock vínico, conseguiremos el camino para  tonificar el precio. Con esto podemos achicar la brecha de los productos que llegan al productor y darle mayor rentabilidad al sector”, aseguró. Cornejo, por su parte, agradeció la visita del presidente Macri y reafirmó su compromiso de trabajar en conjunto con la vecina provincia cuyana para revalorizar la industria y beneficiar al productor.

Macri, por su parte, insistió con alguna de las afirmaciones de campaña al asegurar que trabajarán “codo a codo para llegar a una Argentina con pobreza cero”. En este sentido, aseguró que para lograr este objetivo es necesario agregarle valor al trabajo de origen y que esta ayuda será un puente para conseguir más puertas al mercado internacional.

El ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Enrique Vaquié, brindó detalles del anuncio. Según explicó, hay una licitación que debe aprobar el Gobernador. Esa licitación contiene una lista de los pequeños productores locales determinados por CUIT, que tienen hasta 20 hectáreas entre sus propiedades. El Estado comprará a un precio superior a lo que ahora hay en el mercado para hacer al vino más competitivo.

El Ministro también aseguró que se tiene que trabajar en la cadena de valores del sector. “Es una economía de mediano plazo y trabajaremos para la concreción de la vitivinicultura y que esto genere un mercado para que se luche contra la concentración”, aseguró. 

La vicegobernadora conversa con referentes de la prodcción local que presenciaron el acto oficial en Las Heras.

La postura de los productores del Este

Desde la Asociación de Productores en Acción aseguraron que la medida es positiva, porque durante el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner nunca se dio una situación similar. “Tenemos fe en que vamos a tener un futuro de diálogo, donde se reactivará la industria y hay un gesto de empezar a solucionar las cosas”, aseguró José María Llaver, presidente de la asociación que nuclea a productores locales.

“Que aumente el precio del vino, esa es nuestra inquietud, pero para mí no hay más de 70 u 80 millones de litros de stock”, afirmó el empresario. En este sentido, Llaver explicó que es necesario bajar la presión fiscal y la responsabilidad gremial empresaria para reactivar el sector.

El referente agrícola indicó que “se viene una cosecha muy magra y pobre, porque hay fincas que hoy no tienen uva, primero por el granizo, las heladas, las lluvias, la peronóspera”, criticó. Según afirmó, para 2016 la merma en la producción será de hasta el 30 %.
 

Buryaile y la situación de la industria

El ministro de Agroindustria de la Nación, Alejandro Buryaile, aseguró que la situación mendocina no es fácil, por lo que esperan que en marzo empiece el período de sesiones ordinarias en el Congreso para tratar otro de los temas clave, que es la Ley de Endulzantes Naturales. El funcionario nacional explicó que “será el Senado el que definirá que pasará con este tema” y aseguró que están “haciendo un esfuerzo para ganar mercados internacionales, y ganar lo que se perdió en competitividad".

El ministro nacional de Agroindustria (junto al ministro de Infraestrutura local, Enrique Vaquié) fue uno de los más requeridos en el acto donde se oficializó la asistencia a productores.

“Hay muchos sectores sociales y productivos que esperan soluciones. Hemos satisfecho las condiciones del dólar. Todo el mundo vaticinaba un dólar en 15 a16 pesos y eso no pasó. Estamos en 14 pesos”, afirmó. El funcionario explicó, además, que se trabaja para contener el déficit fiscal y que el precio de la divisa norteamericana se mantiene de acuerdo a lo que dice el mercado gracias a las reservas del Banco Central.
 

La historia detrás del viñatero

Roberto D´Ulivio es el productor que recibió al presidente en su finca en el Borbollón, Las Heras. El productor explicó que estaba orgulloso por la visita del Presidente y que esta medida genera “esperanza” en el sector. Según explicó, los viñateros están acostumbrados a las crisis, pero él confía en que esta decisión y la del proyecto de jugos naturales se puede concretar solo a través de una decisión política.

Mauricio Macri saluda al dueño de casa donde se concretó el primer acto oficial del presidente en Mendoza. 

D´Ulivio explicó que tiene siete hectáreas plantadas, donde trabaja todo el año en dos variedades de uva: Bonarda y Torrontés. El productor está asociado a Fecovita y, en este sentido, aseguró que estar dentro de una cooperativa de este tamaño permite tener “financiación de insumos y se paga un precio mayor que en otros”, lo cual es bueno para poder mantener los trabajos que se llevan en la propiedad y los ingresos mensuales.

macri | cornejo | buryaile | vitivinicultura