Malargüe apunta a seducir más turistas con el encanto de la naturaleza

Volcanes, cavernas, lagunas y coloridos paisajes convierten a este departamento en un destino único en el mundo. Hoy, más cerca gracias al nuevo tramo de la Ruta 40.

Malargüe apunta a seducir más turistas con el encanto de la naturaleza

Foto: Unidiversidad / Florencia Martinez del Rio.

Sociedad Unidiversidad Turismo / por Unidiversidad / Florencia Martinez del Rio / Publicado el 13 DE ENERO 2020

Ubicado a 350 kilómetros de la Ciudad de Mendoza, Malargüe seduce con diversos atractivos turísticos, muchos de ellos, únicos en el mundo. Visitar el interior de un volcán, ingresar a la Caverna de las Brujas, recorrer lagunas encantadas y hacer senderismo son algunas de las tantas actividades que pueden realizarse acompañadas por calidez y conocimiento de los guías de turismo. En detalle, analizamos costos y recomendaciones de este particular departamento del sur provinical.

Con la nueva Ruta 40, que une Pareditas (San Carlos) con El Sosneado (San Rafael), nos permite llegar desde la Capital a Malargüe en tres horas y media, al conducir 100 kilómetros menos. El departamento sureño se ve beneficiado con este cambio y está apostando al turismo para superar la crisis económica y la desocupación.

Hoy en día, esta localidad recibe a la mayor cantidad de turistas desde inicios del verano y hasta Semana Santa, sobre todo, familias completas provenientes de Buenos Aires, Mendoza, Córdoba y Santa Fe y, recientemente, también del Litoral argentino, además de lod europeos, comentó el guía Facundo Pacheco. A partir de septiembre, la actividad es copada por estudiantes en viajes de estudio. Para disfrutar en calma y detalle del turismo aventura que caracteriza a esta localidad, se necesitan entre 5 y 10 días. 

Uno de los sitios preferidos de los turistas es la Caverna de las Brujas, única en el mundo y ubicada a 75 km de la ciudad. Se encuentra sobre una formación jurásica de rocas calcáreas de origen marino. Al ingresar se observan distintas formas de estalactitas, estalagmitas y formaciones coralinas. Para recorrer la caverna es necesario solicitar un turno y abonar la entrada en Dirección de Turismo de la municipalidad de Malargüe. Valor general: $ 583. Niños: $ 341. Jubilados y personas con discapacidad, gratis.

Foto: Atuel Travel.

En tanto, la Payunia es la cita obligada en Malargüe. Está a 208 km y es la reserva más grande de la provincia. Su vasto territorio colmado de volcanes lo convierten en un sitio único explorado constantemente por científicos de todo el mundo. Se pueden hacer excursiones en 4x4, que cuestan entre $ 3400 y $ 4000, que incluyen almuerzo al pie de los volcanes y duran alrededor de 12 horas. Permiten llegar al volcán Payun Matru, al Museo de Cera y al cráter del volcán El Morado, entre otros sitios.

Foto: Unidiversidad / Florencia Martinez del Rio.

La variedad de colores del paisaje y los animales que pueden avistarse, como el cóndor, el guanaco, el lagarto cola de piche, el choique, el chinchillón o el zorro gris, invitan a hacer safaris fotográficos en cualquier momento del día. El trekking también es una actividad ideal para observar las grandes coladas de lava que por allí circularon, las distintas bombas volcánicas y los diversos materiales que cubren el suelo de negro.

Foto: Unidiversidad / Florencia Martinez del Rio.

Foto: Unidiversidad / Florencia Martinez del Rio.

Otro de los volcanes destacados de Malargüe es el llamado Mala Cara -ubicado a 42 km- ya que es uno de los pocos de su tipo que puede ser visitado. Tiene una altura de 1800 metros y su erupción fue de características hidromagmáticas, es decir que la lava ascendió y entró en contacto con agua acumulada bajo la corteza terrestre, generando erupciones de extremada violencia. Al ser erosionado por las lluvias y el viento, dejó al descubierto grandes cárcavas de casi 30 metros de altura que los turistas pueden recorrer luego de solicitar turno y abonar la entrada de $ 640. (Hay descuentos para niños y jubilados).

Foto: Casa de Malargüe.

Si de aventura se trata, la Cascada Manqui Malal no decepciona. El lugar está rodeado por grandes paredes de origen marino que fueron elevados por la orogenia andina. Esto hace que restos fósiles, amonites y vívalos, estén a la vista mientras se hace un trekking guiado hasta la cascada con explicaciones paleontológicas (mayores pagan $ 250 y menores, $ 120). Quienes deseen ingresar al sendero autoguiado abonarán $ 100. En este paraje, que se encuentra a 30 km al sur de la ciudad, se puede almorzar el típico chivito malargüino y comer un postre de chocolate con frutos rojos especial de la casa.

Foto: Manqui Malal.

Un circuito de aventura adaptado para personas con discapacidad 

En Turcará hay senderos, baños e instalaciones adaptadas para personas con discapacidad. Además de hacer caminatas, avistar animales, observar fósiles marinos y cárcavas de piedras, los más aventureros pueden disfrutar de un parque aventura que incluye un salto en tirolesa, un cruce a través de un puente tibetano, un recorrido por un balcón natural a más de 60 metros de alto y el ingreso a una caverna. Hay distintos circuitos y van de los $ 800 a los $ 950.

Foto: Unidiversidad / Florencia Martinez del Rio.

En esta cuesta del Chiuido también hay una cafetería y una sandwichería donde el plato fuerte es la hamburguesa de chivito. En el lugar se puede pasar el día en el camping y comprar artículos regionales. Quienes utilicen solo el sendero y/o las instalaciones del camping abonan $ 200. (Hay descuentos para niños y las personas con discapacidad y los excombatientes de Malvinas ingresan gratis).

Geoparque Llano Blanco, nuevo atractivo turístico

Un bosque petrificado fue rescatado del olvido a metros de la antigüa ruta 40. Hace una semana comenzó a funcionar el geoparque Llano Blanco, donde la materia vegetal que hoy es piedra, cuenta las transformaciones geológicas de nuestro planeta hace 120 millones de años. El lugar también cuenta la historia de la vieja ruta memoriada por el puente sobre el arroyo Lululén, alcantarillas kilométricas, restos de asfalto o un viejo Mercedes Benz del año 1953 frenado en el tiempo. El lugar queda a 7 km al sur de Bardas Blancas y a 77 km de la ciudad de Malargüe. 

El Geoparque puede ser recorrido por senderos guiados donde se abordan temáticas paleontológicas, geológicas, histórico-antropológicas y de flora y fauna. Además, ofrece alojamiento, servicio de comida con platos típicos y la posibilidad de acampar. Ingresar, usar las instalaciones y hacer una visita guiada, cuesta $ 450 para los mayores, $ 350 para los niños y $ 300 para los jubilados.

Foto: Geoparque Llano Blanco.

Recomendaciones para las excursiones

  • Ropa cómoda
  • Pantalón largo
  • Zapatillas 
  • Mantenerse hidratado/a
  • Llevar abrigo
  • Protegerse del sol
  • Llegar a las excursiones con 15 minutos de anterioridad
  • Chequear el servicio meteorológico ya que algunas excursiones se suspenden por lluvias, vientos o nieve.

Para más información y otros sitios turísticos de Malargue, click acá.

sociedad | malargue | turismo |