Librerías, en su peor época y sin stock para el próximo ciclo lectivo

Acusan una disminución en las ventas con respecto al año pasado que llega casi a la mitad. Todavía no tienen "precios de referencia" para la próxima temporada escolar.

Librerías, en su peor época y sin stock para el próximo ciclo lectivo

Foto de archivo: Victoria Gaitán / Unidiversidad

Sociedad Unidiversidad Consumo / por Mariano Rivas / Publicado el 15 DE OCTUBRE 2019

Las librerías y papelerías que venden insumos no escapan a los números que reflejan una caída del consumo en todos los rubros. Pensando en la próxima temporada escolar, todavía no tienen precios de referencia. “Estamos vendiendo un 40 % menos en unidades y un 70 % menos en plata”, señaló a Unidiversidad Gustavo Fernández, presidente de la Cámara de Librerías, Papelerías, Jugueterías y Afines de Mendoza (Caliju).

“Hoy la gente busca precios, no calidad”, manifestaron desde la cámara que agrupa a las librerías. Además, plantearon que la gente “no tiene plata en el bolsillo” y que ese es el factor ineludible que terminó repercutiendo en las ventas. Estas empeoraron de forma notable, especialmente si se toma en cuenta la diferencia entre febrero y marzo de 2018 y 2019, meses de picos comerciales en los que más se pudo observar el contraste. Sumado a esto, los artículos que se llevan son aquellos de marcas más accesibles, lo que termina redundando en un descenso incluso mayor en la recaudación.

Muchos comercios hacen promociones para ganarle a la crisis. “Está difícil”, planteó Marcelo, dueño de la librería Antártida, que se ubica en el Pasaje San Martín, en pleno centro. No solo las ofertas están a la orden del día para sumar clientes, sino también la optimización de costos y la actividad de autopromoción en redes sociales.

Para Fernández, la magnitud de la crisis que atraviesa su sector es asimilable a la de 2001 y 2002. “Es el precedente más inmediato, pero no estaban las tasas de interés que hay ahora, por lo que podía haber algo de crédito entonces. Los proveedores te financiaban”, explicó el titular de Caliju.

En los últimos tres años, la canasta escolar aumentó el 229 %

Sociedad Radio U Dale! / por Radio U/Unidiversidad / Publicado el 06 DE MARZO 2019 La canasta total para enviar a los niños a la escuela aumentó a ritmos mayores respecto de lo que subieron los salarios.

 

La temporada escolar, un horizonte borroso

A principios de este año, un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) señaló que la canasta total para enviar a los niños a la escuela aumentó por encima de lo que lo hicieron los salarios. “En 2019 se pueden adquirir 1,59 canastas con el salario mínimo, mientras que en 2018 la cifra era de 1,68 canastas; en 2017, de 2,22 canastas, y en 2016, 2,53", indicó el relevamiento.

A tono con esa cifra, la consultora Kantar Wordlpanel realizó un panel de hogares a nivel nacional que arrojó que el 33 % de los hogares argentinos optó por reutilizar útiles del año pasado para afrontar los gastos del regreso a clases y otro 27 % hizo uso de promociones. Un porcentaje menos cambió el lugar de compra para ahorrar (el 14 %) y el 12 % financió sus compras en cuotas.

Vuelta a clases: 1 de cada 3 chicos no puede comprar útiles nuevos

Un estudio de la consultora Kantar Worldpanel reveló que el 60 % de los hogares en la Argentina escogieron reutilizar útiles y acudir a promociones para afrontar un nuevo año calendario escolar. Otros prefirieron cambiar de sitio para comprar o comprar segundas marcas.

“Al mes de octubre, no hay nada para la temporada escolar. Hay mucha incertidumbre en los proveedores por lo que pueda pasar después de las elecciones”, explicó Fernández.

“La gente recorre el negocio y se toma su tiempo para preguntar. Busca lo más barato y se fija cómo puede hacer para pagarlo (…) En otros años no era así”, subrayó un empleado de una conocida papelería céntrica que se reservó el nombre. La misma fuente estimó que el volumen de ventas se redujo casi a la mitad en relación a 2018.

“A esta altura del año, nosotros usualmente estamos comprando mercadería de temporada escolar para febrero y marzo, pero ahora ni siquiera tenemos condiciones y precios de parte del proveedor. Hasta después de las elecciones no hay nada. Si yo quiero comprar artículos de temporada escolar, tengo que pagarlo ahora en noviembre y diciembre, y algunos con suerte te dan enero y febrero, pero con los precios totalmente inflados”, advirtió el presidente de la cámara de librerías.

El peor año en mucho tiempo para las librerías de Mendoza

La crisis obliga a relegar los consumos que no son primarios y priorizar el pago del alquiler, la comida y los servicios básicos. Los libreros y libreras saben de esto; no es la primera vez que enfrentan una caída en las ventas, pero muchos dicen que nunca se tuvieron que ver con una de este alcance.

sociedad | consumo | librerías | papelerías | útiles escolares | material de oficina | descenso | ventas | crisis | gustavo fernández