Jueces de la Nación analizarán el fallo sobre la prisión preventiva

La Corte local le dio luz verde al recurso federal presentado por el Procurador de la Corte.

Jueces de la Nación analizarán el fallo sobre la prisión preventiva

Los jueves aceptaron el recurso de González. Foto: Axel Lloret

Provincial Unidiversidad Fallo sobre detenciones / por Verónica Gordillo / Publicado el 21 DE ENERO 2016

El fallo de la Suprema Corte de Mendoza, que ordenó regularizar la situación de los detenidos bajo la figura de la prisión preventiva, llegará al máximo tribunal nacional. La razón es que los supremos locales aceptaron el recurso extraordinario federal interpuesto por el procurador, Rodolfo González.

La Corte local entendió que excepcionalmente corresponde habilitar la vía extraordinaria federal y decidió remitir con urgencia todas las actuaciones del caso al máximo tribunal nacional. Ahora, será ese cuerpo quien deberá decidir si acepta o no analizar el tema.
 

Presentación del Habeas corpus

A fines de 2015, el procurador de las Personas Privadas de la Libertad, Fabricio Imparado, y la Asociación para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos (Xumek) presentaron un Habeas corpus correctivo y colectivo en el que plantearon la necesidad de resolver la situación de 874 detenidos bajo la figura de la prisión preventiva. El 23 de diciembre, la Suprema Corte de Justicia aceptó el recurso y ordenó al Ministerio Público Fiscal regularizar la situación de las personas detenidas sin control de un juez de Garantías.

El fallo, con la firma de los ministros Jorge Nanclares, Alejandro Pérez Hualde, Omar Palermo y Julio Gómez, determinó que las detenciones realizadas bajo la figura de la prisión preventiva debían ser sometidas en 24 horas al control de un juez de Garantías, y que la situación de las personas detenidas sin orden del magistrado competente se debía regularizar en 60 días.

La resolución de la Corte provocó el enojo del gobernador, Alfredo Cornejo, quien la calificó como impracticable. Dijo que iba a contramano de lo que piden los ciudadanos y que obligaría al aparato policial a ponerse a disposición de los trámites judiciales para justificar la prisión preventiva.

Dos días después de conocido el fallo, el procurador general de la Suprema Corte, Rodolfo González, presentó un recurso extraordinario contra la decisión. Argumentó que la Corte incurrió en “gravedad institucional” al violar la forma republicana y que se excedió en su jurisdicción al usurpar la función del Poder Legislativo e imponer una política criminal, que aseguró es facultad del Ministerio Público, es decir, del órgano que él conduce.

Poco después, la oficina de Prensa de la Suprema Corte informó a través de un comunicado que la sola presentación del recurso extraordinario suspendió la aplicación de la sentencia sobre el Habeas corpus, basándose en jurisprudencia del tribunal nacional.

Unos días más tarde, quienes presentaron el Habeas corpus –es decir, el procurador de las Personas Privadas de la Libertad y Xumek– rechazaron la presentación de González. Los argumentos fueron dos: que un Habeas corpus sólo se puede recurrir cuando fue rechazado, no como en este caso, y que el tema planteado por González, básicamente que la Corte avanzó sobre facultades del Poder Legislativo, no es de competencia federal, sino que se debe resolver en Mendoza.

A partir de ese rechazo, la Corte local tenía diez días para decidir si aceptaba o rechazaba la presentación de González. Esta es la decisión que se dio a conocer hoy: por unanimidad aceptaron el recurso extraordinario presentado por González.

En los fundamentos de su decisión, los miembros de la Corte local destacaron que, si bien el fallo sobre la prisión preventiva no origina una cuestión federal en tanto se refiere a la interpretación de normas procesales, consideraron que la trascendencia y repercusión pública del mismo, así como las críticas que recibió por parte de las máximas autoridades, podría habilitar la instancia extraordinaria federal.

Otra de las razones que dieron los supremos fue que, si bien la gravedad institucional no configura causal para que la Corte nacional acepte el recurso, la “pretendida afectación de la administración de justicia” podría resultar también motivo para habilitar el acceso de la vía intentada. Por esto, decidieron aceptar en forma excepcional el recurso federal que planteó González.

Ahora será el máximo tribunal de la Nación quien deberá decidir si admite o no analizar el tema.

Leé la resolución de la Suprema Corte: 

prisión preventiva | habeas corpus | imparado | xumek | corte