¿Qué buscan las empresas a la hora de contratar personal?

Los empleadores valoran las "habilidades blandas" para adaptarse a los cambios, en medio de un contexto de desempleo y baja contratación.

¿Qué buscan las empresas a la hora de contratar personal?

Imagen ilustrativa.

Sociedad Unidiversidad Desempleo / por Mariano Rivas / Publicado el 27 DE FEBRERO 2020

Más que habilidades técnicas, la empleabilidad en los últimos años parece estar determinada por la capacidad de adaptarse a un mundo en constante movimiento. En base a eso, cada vez es más difícil para las personas mayores conseguir un trabajo. Al mismo tiempo, los requisitos que se piden están muchas veces fuera del alcance de los jóvenes, que tienen que lidiar también con una situación de baja demanda de recursos humanos.

No se corresponden las exigencias de las empresas para los puestos laborales y lo que los postulantes tienen para ofrecer. “Hay un desfasaje”, confirmó Fernando Podestá, consultor de recursos humanos, que agregó que la situación se está dando en términos globales.

“Esto tiene que ver con que las organizaciones y los avances tecnológicos están cambiando cada vez más rápido, y entonces los chicos que salen de su formación no tienen las capacidades y el conocimiento adecuados para este nuevo mundo. Hay tecnología que aparece tan rápido y es absorbida tan rápidamente que las organizaciones necesitan gente que acompañe esos procesos, y la gente todavía no está preparada”, sostuvo Podestá.

Debido a estos requerimientos, las más perjudicadas suelen ser las personas mayores que buscan un empleo. De acuerdo a los últimos datos de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), que corresponden al primer semestre de 2019, el 9 % de los desocupados del Gran Mendoza son mayores de 55 años. En 2017, cuando los desempleados totales eran menos de la mitad, esa franja etaria representaba solo el 1,3 %.

Este diagnóstico se inserta en una foto más grande: la del aumento del desempleo a partir del 2018 y del estancamiento de la generación de empleo. “La demanda está casi en su punto mínimo”, manifestó Mario González, también consultor especialista en Recursos Humanos. La estadística de la DEIE citada dice que en Mendoza hay 40783 desempleados. Dos años antes, el mismo estudio marcaba 16685.

“Hay una tendencia a incorporar gente mucho más joven debido a estos requerimientos”, añadió González.

Las denuncias de violencia laboral aumentaron 33 veces en Mendoza

La violencia laboral existe desde siempre, pero en los últimos años, la cantidad de casos se multiplicó y el número de denuncias hechas en Mendoza lo refleja. Según las cifras de la Subsecretaría de Trabajo y Empleo, en 2014 se denunciaron siete casos, mientras que en 2018 fueron 234.

Las habilidades blandas, lo más buscado

Más allá de las habilidades técnicas, hay términos que están de moda en el ámbito de los recursos humanos: comunicación, inteligencia emocional, trabajo en equipo, adaptación y versatilidad son algunas. Se agrupan bajo el conjunto de las habilidades blandas y, de acuerdo a lo que dijeron a este medio los especialistas, son las aptitudes que más se valoran en la actualidad a la hora de seleccionar a alguien.

“La educación es muy rígida —reflexionó González—. Algunos hacen más rápido que otros el cambio de paradigma. Se buscan especialmente personas polifuncionales”.

Por su parte, Podestá señaló: “Se hace foco en la capacidad de comunicación, la capacidad para resolver problemas y la iniciativa, y por eso a veces se busca más esas habilidades que por la franja etaria. Yo diría que ya hace tiempo que las empresas no están mencionando un rango de edad”.

Reforma laboral: para los especialistas, es necesaria pero no prioritaria

El término da miedo, pero las interpretaciones que se le dan son múltiples. La reforma laboral ha sido impulsada e instalada en la agenda pública en distintos momentos por parte del Gobierno nacional. Si la alianza Juntos por el Cambio resulta reelecta, parece decidida a dar otro intento, después de 2017, por avanzar en el marco legislativo con una modificación de la normativa.

“El trabajo de hoy no va a ser igual al trabajo de mañana”

Entonces, y más allá del duro contexto socioeconómico, ¿puede hablarse de una falla del sistema educativo para formar personas aptas para el mundo laboral? “Yo no diría que es una falla —respondió Podestá—. Yo lo que diría es que es una consecuencia de lo rápido que se está moviendo el mundo. Nosotros hace diez años nunca habríamos previsto lo que está pasando hoy en términos de avance tecnológico. Lo que hay que destacar es incentivar a la gente a que se forme todos los días, porque el trabajo de hoy no va a ser igual al trabajo de mañana”.

sociedad | desempleo