"Soy un empleado público más"

Con estas palabras, Alfredo Cornejo juró como gobernador de Mendoza.

"Soy un empleado público más"

Foto: Axel Lloret

Provincial Unidiversidad La asunción de Cornejo / por Unidiversidad / Milagros Martín / Publicado el 09 DE DICIEMBRE 2015

Mendoza ya tiene nuevo gobernador, y es el radical Alfredo Cornejo, electo en los comicios del pasado 21 de junio por los ciudadanos para desempeñar ese papel durante los próximos cuatro años. Esta tarde prestó juramento en la Legislatura de la provincia y también lo hizo su compañera de fórmula, Laura Montero, flamante vicegobernadora de Mendoza. Hubo discursos por parte de los dos: el de Montero, más emotivo; el de Cornejo, con un tinte más político. Estuvieron presentes senadores, diputados, militantes radicales y los ministros que serán parte del nuevo gobierno. El nuevo dirigente de la provincia habló de seguridad, educación, salud y economía.

Apenas pasadas las 5 de la tarde, el vicegobernador saliente de la provincia, Carlos Ciurca, dio comienzo a la Asamblea en la que prestaron juramento Alfredo Cornejo y Laura Montero como gobernador y vicegobernadora respectivamente. Lo hicieron ante la presencia reglamentaria de senadores y diputados provinciales. Lo primero que se realizó en el interior del recinto de la Legislatura de Mendoza fue el izamiento de las banderas nacional y provincial, hecho que, al igual que cuando se entonó el Himno Nacional, pareció conmover a todos los presentes. Militantes radicales, funcionarios políticos y prensa aplaudieron con fervor estos actos. Luego, Ciurca le entregó mediante juramento el cargo de vicegobernadora de la provincia y presidenta de la Cámara de Senadores a Laura Montero. Después de esto y de agradecer a diputados y senadores de todos los partidos políticos, así como a las nuevas autoridades provinciales, Ciurca dejó la Asamblea en manos de estas últimas.

Posteriormente, Montero nombró, también a través del juramento, gobernador de la provincia de Mendoza al radical Alfredo Cornejo, exintendente de Godoy Cruz. Cornejo ya estaba haciendo presencia pública desde hace unos días y el lunes 30 de noviembre había nombrado a los ministros que lo acompañarán en el desafío y la responsabilidad de gobernar la provincia. 

El gobernador número 44 de Mendoza, tal como lo destacó él al comienzo de su discurso, expresó su gratitud a los ciudadanos por haberlo elegido como representante. Dijo que es gracias a eso que su mandato goza de una amplia legitimidad. Cornejo, con una voz y un discurso muy firmes, manifestó que él es "un empleado público más", que tiene una tarea y que sabe que la mayor responsabilidad como funcionario del Estado provincial la lleva él. Resaltó, una vez más, que comienza este desafío en uno de los contextos más severos en la historia de los mendocinos, a causa de la conflicitividad social y financiera en la que se encuentra Mendoza. Y es que, según sus palabras, "a Mendoza en los últimos años se la ha gobernado mal". A decir verdad, desde los ciudadanos hasta los medios, y sobre todo los empleados públicos, parecen haber estado haciendo la ansiosa cuenta regresiva para que el gobierno de Francisco Pérez, ya exgobernador, finalizara su muy criticada gestión.

El recién nombrado gobernador dijo que hay responsables concretos de la crisis de la provincia, quienes aseguró que deberán rendir cuentas a la ciudadanía sobre el estado que entregan el gobierno. También dijo que se ha gastado irresponsablemente y que existe un alto deterioro de los servicios básicos. Criticó también al gobierno saliente del partido opositor por haber sido incapaz de estimular el desarrollo humano y productivo de los mendocinos. Destacó que han sido seis meses de transición en los que encontraron "más paredes que puentes" a la hora de buscar información fidedigna. Aseguró, además, que "se acabaron los gobiernos de slogan, viene un gobierno de acción".

Cornejo declaró que existe una emergencia de recuperar la paz social y dijo al respecto que el nuevo gobierno que él encabeza viene a "devolver la esperanza". Para ello, manifestó que el tema de la seguridad será una prioridad ineludible en su gestión, que habrá una contundente colaboración contra el narcotráfico y que hay otros dos pilares centrales que deben acompañar al de la seguridad: la educación y la salud. Con respecto al primero, el flamante dirigente político dijo que la escuela tiene que volver a enseñar bien y para ello se debe volver a la relación respetuosa entre alumnos y docentes, que éstos deben mejorar sus técnicas didácticas y que los padres deben involucrarse en la educación académica de sus hijos. En lo que concierne a la salud, Cornejo destacó que trabajará en un nuevo sistema de salud, que verdaderamente contenga y entienda a sus pacientes. Una de las medidas que intentará lograr, dijo, es la complementación entre OSEP, PAMI y el Ministerio de Salud.

En la última parte de su discurso, el radical aseguró que necesitamos recuperar el respeto hacia el sector privado, no a los que se quieren llevar de la provincia, sino el que trabaja día a día por un progreso y una mejora de ella. Asimismo, dijo que necesitamos a los sectores sindicales, tanto públicos como privados. También anunció que trabajará en la modernización del sistema de votación para una mayor transparencia en los comicios. Finalmente, citó al escritor Julio Cortázar cuando dijo que "la esperanza le pertenece a la vida: es la vida misma defendiéndose".


 

Las palabras de Montero

Entre su juramento y el del nuevo gobernador, Laura Montero también dio un discurso, un poco más corto y emotivo que el de su compañero de fórmula. La vicegobernadora hizo tres agradecimientos principales: a los mendocinos, a sus padres y a la militancia junto a las fuerzas políticas que se unieron para formar el Frente Cambiemos. Anunció que, junto a Cornejo, no se van a quedar detrás del escritorio, sino que van a hacer "cosas sencillas" que solucionen los problemas de los mendocinos, a quienes agradeció por haberlos dejado entrar a sus hogares. "Son mis iguales", dijo, destacando el valor de la dignidad con base en la igualdad.

Hizo hincapié en el desafío que significará crear enlaces, comunicación y diálogo entre las partes de la provincia, pero que es necesario, para dar calidad a las instituciones, fortalecer "el espíritu republicano y el democrático y reivindicar el federalismo". También agradeció a las autoridades salientes por la cordialidad del acto, que se desarrolló en un clima bastante tranquilo. Finalmente, pero no menos importante, destacó el rol que le toca al ser la primera vicegobernadora mujer de la provincia, y afirmó que se necesita que hombres y mujeres trabajen codo a codo, juntos a la par, con sus distintas miradas sobre los hechos, y llamó a las mujeres mendocinas a que ocupen puestos de decisión en la sociedad.


 

La oposición

Aunque no se mostró muy contento junto a sus compañeros cuando Cornejo criticaba en su discurso a la gestión saliente, el peronista que fue presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, dijo que hay algunos aspectos en los que coincide y apoyará al nuevo gobierno. Dijo que prefería hablar de las cosas buenas para ser positivo con el nuevo gobierno. 

Tanús se manifestó a favor de realizar auditorías en los hospitales para constatar que los médicos asistan a sus trabajos, ya que los enfermeros son generalmente los que están todo el tiempo. Además, dijo que le parece bien que Cornejo ordene el sistema educativo respecto a que los docentes estén frente al aula. Un tercer aspecto que destacó como favorable es que cambia la visión de sistema de transporte, porque habló de subsidiar la demanda, al usuario, no a los empresarios.

Sin embargo, Tanús criticó al nuevo gobernador que se "despegara" de la situación financiera de Mendoza, siendo que negó dos años las herramientas de administración del Estado en los últimos dos presupuestos. Aseguró que él tiene una cuota de responsabilidad, que es necesario que asuma. Jorge Tanús aseguró que el peronismo tiene que hacer una autocrítica y adelantó que aún no se ha discutido cómo seguirá, en lo que respecta a sus autoridades, el partido peronista de la provincia. "Tenemos que pensar primero en la provincia y después en el peronismo", manifestó.

asuncion de cornejo | montero | tanús | nuevo gobierno