Tragedia del Colegio Ecos: la Corte Suprema ordenó reabrir la causa

La Justicia de Santa Fe había cerrado el caso sin condena firme hace dos años, pese a tener a los culpables del choque, en 2006, entre el micro donde viajaban los jóvenes y un camión. Murieron nueve estudiantes y una docente.

Tragedia del Colegio Ecos: la Corte Suprema ordenó reabrir la causa

Foto: Agencias

Sociedad Unidiversidad por Fuentes: Diario La Capital/ Clarín / Publicado el 12 DE JULIO 2019

Alba Sáenz, madre de Federico Ecker, una de las víctimas de la tragedia del colegio Ecos, de Villa Crespo, aseguró que el nuevo fallo de la Corte Suprema de la Nación, que este jueves dejó sin efecto la sentencia que declaraba la prescripción de la causa, le da "un poco de esperanza". 

Hace casi dos años, la justicia de Santa Fe convalidó el cierre de la causa por el choque entre un camión y un micro en esa provincia en 2006, choque en el que murieron nueve estudiantes y una docente que volvían de un viaje a Chaco, pero un recurso extraordinario llevó a la Corte de la Nación a anular esa sentencia. “La prescripción de la Corte santafesina fue por los errores que cometieron el propio fiscal y el juez”, resalta Sáenz. “Fue el colmo del absurdo: sabían que se dio por demoras en el envío de expedientes de un lado al otro y por la falta de impulso a la causa”, agrega Héctor D’Agostino, padre de Daniela, otra de las víctimas.

Así, los votos de Horacio Rosatti, Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton (Carlos Rosenkrantz se pronunció en contra) hicieron que se reabra el caso y obligan a la Justicia de Santa Fe a dictar un nuevo fallo.

El 8 de octubre de 2006, un camionero en estado de ebriedad chocó contra el micro en el que viajaban alumnos del colegio Ecos que volvían de un viaje con fines solidarios a la provincia de Chaco. La tragedia ocurrió en el kilómetro 689 de la Ruta Nacional 11, a 200 kilómetros de la ciudad de Santa Fe. Una docente y nueve alumnos murieron como consecuencia del impacto, además del chofer del camión y su acompañante.

 

A punto de hacer injusticia

Sin condena, en 2014, había prescrito la causa por la tragedia del colegio Ecos. Eso generó en ese momento un nuevo dolor entre los familires de las víctimas. De hecho, el único beneficiado con la medida era el chofer Oscar Eduardo Atamaniuk, que en julio de ese mismo año había sido condenado por la justicia de Reconquista a dos años y seis meses de prisión de ejecución condicional y a una inhabilitación especial para conducir vehículos por cinco años, tras hallarlo culpable de los delitos de homicidio culposo múltiple agravado y lesiones culposas agravadas en concurso ideal.

La cámara rafaelina revocó el fallo y sobreseyó al chofer Atamaniuk “por haberse operado la extinción de la acción penal por prescripción” en el aspecto penal, aunque confirmó “la sentencia en su faz civil, modificando la distribución de responsabilidades en un 70 por ciento para la parte actora y un 30 por ciento para la demandada”, e impuso las costas del proceso judicial en iguales porcentajes.

sociedad | colegio ecos | causa reabre | corte suprema |