Una cena amigó a la UCR y al Pro para reforzar Cambiemos

Cornejo estuvo presente en la reunión con la mesa chica del Gobierno. Hablaron de la campaña, de la economía y de la convención radical. Dijeron que no tocaron el tema candidaturas.

Una cena amigó a la UCR y al Pro para reforzar Cambiemos

Foto publicada por cronista.com

Nacional Unidiversidad Elecciones / por Agencia Télam / Publicado el 05 DE ABRIL 2019

Con una charla cargada de temas económicos y propuestas para mejorar y visibilizar la gestión de Cambiemos de cara a las elecciones de octubre, el pasado jueves por la noche se celebró una reunión entre las principales espadas del presidente Mauricio Macri y los gobernadores del radicalismo.

En un restaurante cercano a la Facultad de Derecho de la UBA, cenaron juntos, por el PRO, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda Rogelio Frigerio.

En tanto, por el radicalismo estuvieron el gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, y su par de Jujuy, Gerardo Morales.

"Fue un muy buen encuentro de trabajo, una excelente reunión", dijo este viernes uno de los presentes, que además reseñó el contenido de la charla.

"Se habló de la campaña nacional, la estrategia electoral, algunas medidas a impulsar para reactivar la economía, de la próxima Convención Nacional de la UCR y de la situación de algunas provincias en donde se vota ahora", explicó el vocero.

Fuentes del PRO y de la UCR presentes en la cena coincidieron en apuntar que "no se habló" de la posibilidad de que un radical integre la fórmula presidencial junto a Mauricio Macri, porque todavía es muy temprano para discutir nombres.

Pero el radicalismo ya expresó públicamente su ambición en ese sentido y el Gobierno avisó que no habrá "temas tabú" con sus socios y está dispuesto a discutir eso también.

La reunión comenzó pasadas las 21 y concluyó cerca de la medianoche. Y la principal conclusión fue abrir esa nueva mesa de diálogo y consenso entre el Ejecutivo, los dirigentes del PRO y los radicales, para coordinar entre todos la campaña que se avecina, y tener más injerencia en la gestión cotidiana.

No es la primera vez que el radicalismo pide mayor participación en la gestión.

Además de varios cargos de tercera línea, hace casi dos años consiguió que sus jefes parlamentarios en el Senado y en Diputados, Luis Naidenoff y Mario Nergri, respectivamente, participen en las reuniones del gabinete nacional, lo que permite que el partido y sus máximos referentes sepan cómo marcha la gestión y las políticas que se implementarán en el corto plazo.

Esa incorporación descomprimió bastante la tensión entre los socios, pero para estas elecciones los radicales reclaman mayor participación y cercanía.

Un reclamo similar había hecho varias veces la jefa de la Coalición Cívica (el tercer socio de Cambiemos), Elisa Carrió, hasta que en 2017 el ex diputado Fernando Sánchez se incorporó a la Jefatura de Gabinete, con el cargo de secretario de Fortalecimiento Institucional, y se convirtió en los ojos y la voz de Carrió dentro de la Casa Rosada.

ucr | pro | cambiemos