¿Volvió el padel?: tras el furor de los 90, el deporte renace en Mendoza

Desde su máximo esplendor hasta casi su desaparición, en su momento llegó a ser la segunda actividad física más practicada en nuestro país.

¿Volvió el padel?: tras el furor de los 90, el deporte renace en Mendoza

Foto: Stoke Park

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Emilio Murgo / Publicado el 29 DE JULIO 2019

Se deberían determinar algunas de las técnicas arqueológicas más frecuentes para encontrar rastros fehacientes del fenómeno del pádel en la argentina hace 25 años. Fue precisamente en los años 90 cuando se dio este furor, el cual hoy parece retomar cada día más fuerza, ya que es cada vez más difícil conseguir un turno en las canchas de Mendoza.

Unidiversidad dialogó con Leandro Moretta, jugador y organizador de torneos de pádel, quien nos contó su experiencia en este deporte: “Este nuevo auge del pádel se debe gracias a los jugadores, pero también es importante reconocer a los organizadores de los torneos, ya que fueron ellos los que retomaron la posta que el pádel supo tener en otros tiempos”.

“Si tuviéramos que ponerle una fecha, deberíamos remontarnos ocho años atrás, aproximadamente. Esto se debió principalmente a la organización de torneos amateur por parte de los clubes privados, la insistencia de los jugadores y, sobre todo, al apoyo de la organización de la Asociación Mendocina de Pádel”, remarcó Moretta.

Para entender actualmente el nuevo resurgir del pádel, Moretta señaló que al día de hoy los clubes de pádel están en un 75 % en lo que respecta a capacidad de turnos agotados. “La capacidad de los turnos ha superado todas nuestras expectativas. En la mayoría de los clubes y canchas ya cuentan con un staff fijo de jugadores”.

En cuanto a la situación que provocó la casi desaparición de las canchas, Moretta destacó: “Muchas de las canchas en su momento fueron cerradas por la crisis que atravesamos en 2001. No fue por una moda pasajera como muchas personas creyeron. Sin embargo, la mayoría de las canchas fueron reapareciendo, algunas remodeladas a nuevo en su totalidad, y otras fueron puestas en condiciones para atraer a nuevos jugadores”.

Costo de equipamiento

En cuanto a los costos que este deporte conlleva, no varían mucho respecto de otros tales como el fútbol, el tenis, el rugby, por citar algunos ejemplos. Como cualquier deporte, es necesario hacer una inversión, que por lo general, no difiere de cualquier otro. En base al elemento más importante (paleta), hoy la gama de precio va desde los $ 2.000 hasta los $ 20.000, siempre entendiendo la diferencia de calidades y materiales.

Otro de los artículos muy importantes y necesarios es el calzado, por lo cual, un buen par de zapatillas ($ 3.000) no sólo duran alrededor de un año y medio, sino que garantiza una mejor adherencia, evitando así el posible riesgo de lesiones.

En cuanto al resto de la ropa, no hay ningún tipo de condicionamiento, ya que se puede elegir cualquier prenda, aunque se recomienda la utilización de ropa cómoda y liviana.

Finalmente, en lo que respecta al alquiler de canchas, el promedio por hora de un jugador cuesta alrededor de $ 120. Si a esto le sumamos la compra de pelotitas y alguna bebida, el monto asciende a $ 160 por cada uno.

El desarrollo en Argentina

El pádel nació en 1969 en la finca de un contratista de Acapulco, México, quién a su cancha de tenis le puso paredes para que no fuera invadidas por las plantas. Así este deporte fue convirtiéndose en sensación a fines de los '80, y fundamentalmente sobre su década posterior. 

En Argentina es donde el pádel obtuvo una importancia sin precedentes convirtiéndose en el segundo deporte más practicado en los '90. Según los conteos informales, se hablaba de 3 millones de jugadores. Esto sumado al vertiginoso ritmo de construcción de canchas desbordó toda planificación, lo cual generó que este deporte tuviera un tenue legado deportivo.

Si buscásemos los puntos positivos del pádel, deberíamos decir que es una práctica que no tiene restricciones de edad, no requiere ningún talento ni una muñeca fina. Su fama de deporte inclusivo, que puede practicar toda la familia, generó muchos adeptos. Este deporte, a diferencia del tenis o del ping pong (primos hermanos), contó con la novedad de las paredes como parte de la superficie de juego, lo cual genera un atractivo extra para los aficionados.

Sin embargo, el pádel fue denostado durante mucho tiempo, y sobre todo atrajo a infinidad de detractores que lo apuntaban como un deporte de alto riesgo de lesiones, sobre todo por desarrollarse sobre superficies de cemento.

“Como jugador puedo afirmar que es un mito que pádel (en la actualidad) lastime las rodillas, en primer lugar porque las superficies de las canchas han cambiado, ya no son más de cemento, sino que ahora se realizan con una base de carpeta más blanda, o bien algunas se desempeñan bajo césped sintético; por otra parte, todos los deportes tienen su riesgo, pero no se habla del tenis cuando se juega en superficie de cemento o en el futbol salón”, señaló Moretta.

Deporte inclusivo

En este sentido, desde la organización de los torneos, destacaron que es un deporte fundamental para fomentar la inclusión. Se puede practicar a cualquier edad, lo puede practicar tanto hombres como mujeres por igual, sin importar la condición física o atlética.

“Hay gente hoy en día que tiene más de 65 años y lo juega desde hace más de 20. También acabamos de realizar un torneo para mujeres cuya edad superaba los 60 años, e inclusive, a nivel nacional existe una categoría de veteranos, cuya edad supera los 65 años”, finalizó Moretta.

deporte | pádel | argentina | mendoza | jugadores