A siete años de la tragedia de Once, exigen ampliar pena para De Vido

Los familiares de las víctimas recordaron otro aniversario de la muerte de sus seres queridos en un caso de transporte público ligado directamente a la corrupción y en el cual muchos implicados están presos. Quieren que el exministro de Planificación k tenga condena como responsable de estrago culposo.

A siete años de la tragedia de Once, exigen ampliar pena para De Vido

Foto: TN

Nacional Unidiversidad Tragedia de Once / por Fuentes: Télam e Infobae / Publicado el 22 DE FEBRERO 2019

Familiares de las víctimas de la Tragedia de Once, el siniestro ferroviario en el que murieron 51 personas el 22 de febrero de 2012, recordaron hoy a sus seres queridos al tiempo que reconocieron un camino de justicia por las condenas a los responsables, pero reclamaron que se amplíe la condena al exministro Julio De Vido como responsable de estrago culposo.

“A siete año, el balance es muy positivo en términos judiciales. Logramos que gran parte de los responsables estén tras las rejas. Sin embargo, seguimos exigiendo que (el exministro de Planificación Julio) De Vido sea condenado por estrago culposo”, señaló a Télam Paolo Menghini, padre de Lucas Menghini Rey, muerto en la tragedia. El Tribunal Oral Federal N.°4 (TOF 4) condenó en octubre pasado a De Vido a 5 años y 8 meses de prisión por administración fraudulenta, pero lo absolvió en lo que atañe a la figura de estrago culposo.

Es que en octubre de 2018, el exministro de Planificación Federal durante la gestión K fue condenado a 5 años y 8 meses de prisión por el Tribunal Oral Federal 4, integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Guillermo Costabel y Gabriela López Iñíguez, en el marco del juicio por la tragedia ferroviaria de Once.

Los jueces también fallaron por inhabilitar de por vida a De Vido para ejercer cargos públicos. El exfuncionario escuchó la sentencia por teleconferencia desde el penal de Marcos Paz, donde está detenido desde octubre de 2017; no obstante, quedó absuelto en la acusación por estrago culposo.

Menghini sostuvo: “Durante el juicio logramos algo muy importante para la sociedad y fue demostrar cómo la corrupción, el dinero que se robaron, tiene una relación directa con los servicios y generaron las condiciones para la tragedia”.

En ese camino, el padre de una de las víctimas indicó: “Once marcó un antes y un después en la sociedad argentina en la toma de conciencia de lo que genera la corrupción, y eso lo sentimos en la compañía de los grupos y sectores de lo más diversos”.

En el mismo sentido, Monica Graciela Bottega, mamá de Tatiana Pontiroli, otra víctima, exigió la amplicación de la condena a De Vido para lograr “que sea realmente juzgado como responsable y cumpla cárcel efectiva”. La mujer reclamó también “una reparación para los familiares. Sabemos que nuestros seres queridos fueron víctimas de la corrupción de un Gobierno, pero hoy quienes quedamos necesitamos ser acompañados por el Estado; muchos familiares se enfermaron, perdieron sus trabajos, se deprimieron en esta lucha”.

Sobre el andén 1, los organizadores hicieron sonar una sirena en memoria de las víctimas a las 8.32 (hora del impacto del tren) y los familiares comenzaron a nombrar a cada una de las 51 víctimas fatales para finalizar con un "¡Presente!". Tras la lectura de las adhesiones –entre las que se encontraba la de la exdiputada Margarita Stolbizer, familiares de víctimas de femicidios y víctimas de la corrupción en Tucumán, Conduciendo a Conciencia, familiares de la Tragedia de Santa Fe y de la AMIA, entre otros–, se realizó la lectura del documento. El 22 de febrero de 2012, el tren chapa 16 impactó contra los paragolpes de contención en la estación de Once provocando la muerte de 51 personas, una de ellas embarazada, y 789 heridos.

Entre las irregularidades que la justicia probó figuró que los subsidios que recibían las concesionarias –grupo Cirigliano– no eran destinados al mantenimiento de las formaciones.

El juicio oral por el choque terminó a finales de 2015 con 28 condenados, entre ellos, los exsecretarios de Transporte, Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi; el maquinista Marcos Córdoba y empresarios que explotaban Trenes de Buenos Aires (TBA), como se llamaba a la concesionaria de la línea Sarmiento.

nacional | tragedia de once | familiares | siete años | de vido