Agustina Miranda y el arte de hacer realidad los sueños

La patinadora con discapacidad visual finalmente consiguió fondos para participar del campeonato regional en Brasil. Es mendocina y representó a la Argentina en el Sudamericano 2019. Ella y su entrenadora, Analía Delgado, visitaron Radio Abierta para reflexionar sobre deporte, discapacidad y anhelos por cumplir.

Agustina Miranda y el arte de hacer realidad los sueños

Agustina dando cátedra de su pasión por el patinaje. Fuente: Vía Mendoza.

Deportes

Arenga

Radio Abierta

Arenga

Publicado el 07 DE MAYO DE 2019

Agustina Miranda (22) finalmente pudo participar del campeonato sudamericano que se realizó este año en Brasil gracias al apoyo económico de los mendocinos e instituciones solidarias. Ella tiene discapacidad visual y es la actual representante argentina de patinaje. Nada menos. Por su participación en el Sudamericano 2019 es que habló con Radio Abierta: "Estar ahí fue algo que me emocionó tanto después de competir. En la ceremonia me dio mucho orgullo estar ahí", recordó la también estudiante de la UNCUYO, que cursa el segundo año del profesorado en Discapacidad Visual en la Facultad de Educación.

Agustina comenzó la entrevista contando cómo fue su encuentro con el patinaje, la actividad que –reconoce– la hizo crecer y la puso en un lugar de libertad e independencia: "Empecé a los cuatro años a patinar. Mis papás no sabían qué deporte podía hacer, así que me regalaron unos patines y me mandaron a un club, donde me encontré con Analía Delgado (su profesora inicial y actual entrenadora) y nació todo este desafío".

Su profesora Analía también contó en Radio Abierta cómo vivió ese primer encuentro: "Yo estaba dando clases y vi venir a Agustina con su mamá de la mano. Ella venía tocando los bordes de las paredes y con la cabeza baja", cuenta, y agrega que en seguida pensó: "Acá hay algo diferente", ya que, a diferencia de muchos de sus estudiantes, no ingresó saltando ni corriendo a la pista. La madre de Agustina, Liliana, miró entonces a Analía, le preguntó si su hija podía comenzar patinaje y Analía respondió decididamente que sí.

Si bien sus comienzos fueron difíciles, su presente le sonríe. Luego de empezar patinaje, la entrevistada reveló cómo el deporte le cambió la vida: "Me dio mucha autonomía e independencia hacer deporte. En patín tengo clases grupales, a veces, y las chicas se adaptan lo más bien a mí". Así contó que el momento que más recuerda fue en los Sudamericanos 2017, en los que, tras una performance que no la dejó a gusto, un profesor bonaerense le dijo que no se preocupase y, al verla patinar este año, la felicitó por lo mucho que había avanzado desde aquella vez.

Pero su orgullo no solo puede llegar hasta allí, porque su ejemplo puede inspirar a muchos chicos con alguna discapacidad a acercarse al deporte. Incluso Agustina siente que puede seguir un camino de abanderada para aquellos que se lancen, como Tiziana, una chica también con discapacidad visual que entrena con Agustina y dice que sueña con algún día ser como su ídola. La profe Analía, en tanto, asgura que esto es parte de una realidad nueva, ya que el nuevo reglamento del Sudamericano de patín está abierto y servirá para incorporar nuevos chicos al patinaje artístico. 

Alumna y profesora se mostraron predispuestas a tomarse "muchas horas de trabajo" para las competiciones que vendrán, incluso con nuevos estilos de coreografía de la representante argentina. Para Agustina, está muy claro: todo reto puede superarse.

  • Agustina Miranda y Analia Delgado.

uncuyo patinaje discapacidad