Al Tomba le metieron "la mano en el bolsillo" y quedó afuera de la Copa

El uruguayo Esteban Ostojich cobró un penal insólito por donde se lo mire y dejó sin chances al Expreso en la Libertadores.

Godoy Cruz estaba haciendo un partido inteligente ante Palmeiras en Brasil, hasta que el árbiro uruguayo cobró, a través del uso del VAR, un penal que él solo vio e inclinó la serie a favor de los brasileños. El partido terminó en goleada, 4 a 0, aunque después de lo que había sucedido en la cancha, poco importaba el resultado.

Una vez finalizado el encuentro, el defensor de Godoy Cruz Joaquín Varela habló ante los medios y expuso aun más al árbitro charrúa: "me dijo qué querés que haga, en esta cancha yo me juego la vida”.

copa libertadores futbol godoy cruz