Anfuso desestimó su renuncia

Ante la lluvia de pedidos de explicaciones y de dimisión, la directora de Género y Diversidad de Mendoza emitió un comunicado.

Anfuso desestimó su renuncia

Identidad y Género Unidiversidad por Unidiversidad / Publicado el 24 DE OCTUBRE 2016

“Los femicidios del día de ayer nos llenan de un profundo dolor" fue el título de la nota que escribió la licenciada Silvina Anfuso, a cargo de la Dirección de Género y Diversidad de Mendoza, quien dijo que el reclamo por el #NiUnaMenos es histórico en las calles y que sigue más vigente que nunca, a pesar de su llamativa ausencia en esta última ocasión en las que 7000 mujeres caminaron las calles mendocinas pidiendo el cese de la violencia.

La funcionaria de gobierno publicó en las redes sociales un comunicado tras haber recibido –por el mismo medio– múltiples pedidos de renuncia. “Estamos ante una reacción brutal del machismo frente al aumento de conciencia sobre la problemática social de la violencia de género. Quienes venimos dando pelea hace años estamos preparadas y no vamos a bajar los brazos ante esta realidad difícil por la que atravesamos. Pero también debemos saber que se ha abierto un proceso social que empuja el cambio de paradigma en relación a la posición de la mujer y su autonomía en esta sociedad de estructura y cultura patriarcal. Necesitamos sororidad entre mujeres y solidaridad de nuestros compañeros varones. Hay que estar dispuestxs a hacer la autocrítica necesaria desde cada ámbito” señala el comunicado.

Anfuso consideró que desde que asumió la Dirección de Género y Diversidad han creado un programa de ayuda social directa a mujeres en situación de violencia de género, y comenzó la construcción del primer refugio provincial. Enumeró además una serie de anuncios entre los que destaca el pedido de 29 millones de pesos para el presupuesto, efectivización de la Fiscalía Especial por Violencia de Género, actualización de un protocolo de actuación y recepción de denuncias, pulseras electrónicas, botones antipánico y una aplicación para teléfonos móviles. Todo esto, destinado a fortalecer las medidas judiciales como la prohibición de acercamiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al mismo tiempo, la socióloga sostuvo: “Ninguna de estas acciones será suficiente ni veremos cambios reales si no asumimos que estamos ante un problema de carácter social y cultural de grandes dimensiones, que atraviesa a la sociedad toda. Se trata de una violencia sistémica sobre las mujeres, que vivimos día a día, en todos los ámbitos, y que lamentablemente deja ver su peor faceta en el peor de los finales: los femicidios”.

Los comentarios comenzaron en cadena por WhatsApp y por Facebook, y en el muro de la funcionaria encontraron lugar para el debate. Algunos ya no existen en esa plataforma. Los dichos cuestionaban seriamente que Anfuso y equipo acompañen tanto al Gobierno del que son parte, sosteniendo que no es necesario declarar la emergencia contra la violencia de género sino que hace falta optimizar los recursos que ya tiene el Estado. No era la postura que recordaban de Anfuso un año antes.

“Me parece que no es muy efectiva la gestión de esta señora, solamente teniendo en cuenta que antes de ejercer la secretaría de género pedía a los gritos la emergencia en violencia de género. Ahora está calladita, contenta con su cargo, aludiendo el aumento de la violencia a la autonomía que venimos ejerciendo las mujeres. ¿Solo eso? Sería mejor que se retire, les dan un cargo y se olvidan de todas sus convicciones y pierden el eje” señalaba un posteo.

Por su parte, la comunicadora Myriam Arancibia dio debate a su postura. “No estuviste en la última marcha y apoyás la designación de Valerio. Eso no nos ayuda a las feministas que ponemos el cuerpo y las ideas y la lucha para que el patriarcado mendocino no siga matándonos. Las medidas que anunciás son buenas pero, después de ayer, ya no alcanzan. Además, son pedidos que, desde hace años, hace el feminismo en Mendoza. ¡Basta de discursos!”, dijo la periodista.

Ejemplos como estos sobraban y, rápidos de reflejos, sus camaradas políticos salían a apoyar y a despegar a su movimiento de la designación de Valerio. Tal es el caso de Ernesto Mancinelli, que envío un correo a los medios: “Quiero poner en valor, y destacar principalmente por su gestión, coraje y entrega a nuestra compañera Silvina Anfuso, directora de Género y Diversidad de la provincia. Llegamos a una administración donde no se invertía un solo peso en la Dirección y hoy se multiplican las acciones, la coordinación entre los poderes y se ha asignado presupuesto de 29 millones. Profundizar estas acciones es una responsabilidad inminente y necesaria”, decía en parte, el escrito.

anfuso | genero | renuncia