Audiencia por la causa contra los monjes del Cristo Orante

Los religiosos acusados de abusos sexuales cometidos entre 2009 y 2015 se presentaron este lunes ante la Justicia. Nuevas pruebas fueron presentadas en contra.

Audiencia por la causa contra los monjes del Cristo Orante

Foto: InfoUco

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Publicado el 28 DE ENERO 2019

El caso de los religiosos acusados de abusos sexuales en el Monasterio del Cristo Orante de Guatallary (Tupungato), tuvo un nuevo capítulo este lunes. Es que tras la presentación de pruebas que siguen involucrando a los acusados de este grave delito contra la integridad, la querella (parte denunciante) junto al Ministerio Público, solicitaron la presión preventiva, mientras que el abogado defensor de los integrantes del imponente monasterio, Eduardo Orozco, solicitó su liberación o bien, la prisión domiciliaria.

El avance en la causa que está siendo investigada por la Justicia surgió cuando este lunes por la mañana se presentaron ante el juez Fernando Ugarte (a cargo del Valle de Uco) el sacerdote Diego Roque y un monje, Oscar Portillo, quienes se abstuvieron de realizar declaraciones públicas y se retiraron con fuerte custodia policial, tal como publicó en su sitio web el diario InfoUco. La audiencia, según trascendió, había comenzado a las 10 y se extendió durante más de dos horas.

Según informó el diario del Valle de Uco, el abogado de los acusados expresó que ellos mismos han pedido que la causa siga su proceso, de manera que le sea posible demostrar su total inocencia. La fecha prevista para la próxima audiencia será este miércoles.

Los cargos por los que involucran a ambos religiosos no son menores, ya que ambos están apuntados por ex seminaristas de haber cometido abuso sexual agravado por acceso carnal; tentativa de abuso sexual agravado por acceso carnal; abuso sexual simple agravado por ser figura de autoridad; corrupción de menores y corrupción de mayores. Todos estos hechos fueron denunciados entre 2009 y 2015, según los datos publicados este lunes en diario Los Andes.

En la nota referida al caso, se explica que durante la audiencia se validaron pruebas de importancia que fueron presentadas por el abogado de la víctima. Un de ellas es la que da cuenta de la existencia de un mail entre el ex arzobispo Carlos María Franzini y Portillo con fecha de 2015, en el cual la Iglesia resuelve el traslado de éste a San Luis, luego de conocerse la existencia de las primeras denuncias.