Boca salió campeón sin despeinarse y hoy juega sólo por el honor

El Xeneize se consagró ganador del torneo de Primera División, tras la derrota de Banfield ante San Lorenzo. Hubo festejos multitudinarios en varios puntos del país. Hoy, a las 19.45, el equipo de Guillermo Barros Schelotto enfrentará a Olimpo de Bahía Blanca.

Boca salió campeón sin despeinarse y hoy juega sólo por el honor

El Xeneize alcanzó su 32.º título local. Foto: La Nación.

Deportes Unidiversidad por Unidiversidad / Fuente: Infobae / Publicado el 21 DE JUNIO 2017

Sin jugar, Boca Juniors se consagró campeón del torneo de Primera División tras el triunfo de San Lorenzo 1 a 0 sobre Banfield, que era la escolta del Xeneize en la tabla de posiciones. Se trata del título N.º 32 de liga y el N.º 66 de su historia, lo que posiciona al club argentino más ganador (River totaliza 61 títulos). Este miércoles a las 19.45, Boca enfrentará a Olimpo de Bahía Blanca por la fecha 29.

El equipo que dirige Guillermo Barros Schelotto se coronó campeón del torneo de Primera División a falta de dos jornadas para el final de la temporada. Es que ayer, 20 de junio, San Lorenzo venció con lo justo a Banfield (1-0) y lo dejó fuera de carrera para alcanzar el título.

En el Bajo Flores, Banfield careció de argumentos, San Lorenzo aprovechó su oportunidad y festejó junto a Boca. El equipo dirigido por Diego Aguirre se quedó con tres puntos vitales en su lucha por ingresar a la próxima Libertadores –aguardará por los resultados ajenos y definirá su clasificación en Córdoba ante Talleres– y selló el campeonato del Xeneize (con 59 puntos) antes de salir a jugar esta tarde ante Olimpo.

El plantel del Xeneize siguió el partido de ayer desde el hotel de concentración en Bahía Blanca, donde, tras ser recibido por una multitud aguarda por el encuentro ante el elenco local de este miércoles a las 19.45.

 

Boca ya se había asegurado la fecha pasada su participación en la Copa Libertadores 2018 con la goleada ante Aldovisi, en Mar del Plata. Como es habitual ante cada coronación, una vez finalizado el encuentro entre San Lorenzo y Banfield, miles de hinchas se acercaron al Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires para festejar. En Mendoza, los fanáticos se congregaron en el Kilómetro 0 (Garibaldi y San Martín, de Ciudad).

Uno de los puntos fuertes de Boca fue su delantera, que en total marcó 58 goles. Darío Benedetto fue el máximo artillero del equipo y del torneo con 18 tantos, seguido por Sebastián Driussi de River con 17. En tanto, Cristian Pavón anotó nueve.

Aunque el plantel ya celebró a lo grande en Bahía Blanca –y con dedicatoria para River–, el Xeneize podrá festejar el título en su casa en la última jornada del campeonato, cuando el próximo domingo 25 enfrente a Unión de Santa Fe en la Bombonera.

Tabla de posiciones del torneo de Primera División. Fuente: Infobae.

 

Las figuras del campeón

Según la crónica de Télam, Darío Benedetto fue una de las principales figuras del torneo pese a que fue cuestionado al inicio por los propios hinchas de Boca, que pedían a Walter Bou en su lugar. Schelotto sostuvo al centrodelantero, abrió el marcador en 12 ocasiones y anotó 18 goles.

El equipo dependió de Fernando Gago, que tomó la posta cuando Carlos Tévez abandonó el plantel a mitad de campeonato para migrar al fútbol chino. Gago es un 5 con clase, de buen primer pase, lo que quedó demostrado una vez más el sábado 17 en Mar del Plata cuando, luego de un pase suyo, Pavón abrió la goleada contra Aldosivi.

Demostrando que lo mejor de Boca fue su potencia en ataque y con una dosis de contundencia inobjetable, Ricardo Centurión y Cristian Pavón sobresalieron sobre el resto del grupo. El exjugador de Racing convirtió siete tantos, mientras que el juvenil lleva nueve marcados en lo que va del actual torneo, en el que disputó todos los encuentros. Ambos jugadores fueron los complementos necesarios del goleador Darío Benedetto, ya que no sólo hicieron goles, sino que ayudaron a que el “Pipa” los convirtiera.

Centurión alternó momentos como extremo, con otros –especialmente cuando Tévez se fue a China– en los que fue una especie de media punta o enganche. Sin embargo, sus problemas fuera del campo de juego ponen en duda su continuidad en el plantel, ya que ahora vence su préstamo y Boca tiene que decidir si adquiere su pase.

En tanto, Pavón fue siempre wing y su versatilidad le permitió moverse tanto por derecha como por izquierda, aunque al ser diestro y tener una muy buena diagonal y remate, sus mejores movimientos y goles se vieron cuando recorrió la franja izquierda del ataque.


deportes | boca | campeón | xeneize | torneo | primera división | san lorenzo | banfield |