Boom de consultas por "homeschooling": “Creemos que son unas 10 mil familias”

La pandemia puso en jaque el sistema educativo tradicional y muchas madres y padres se replantearon sus formas de enseñanza/ aprendizaje. ¿Qué tan cerca está la Argentina de legalizar la educación en el hogar?

Boom de consultas por "homeschooling": "Creemos que son unas 10 mil familias"

Foto: eresmama.com

Sociedad Unidiversidad Educación / por Unidiversidad / Ángeles Balderrama / Publicado el 31 DE MARZO 2021

La pandemia y su necesario confinamiento para disminuir la cantidad de casos de COVID-19 generaron múltiples modificaciones en la forma de vivir de las personas y una de ellas se dio en el sistema educativo. Si bien algunos docentes y familias se vieron desbordados por la educación virtual, otros se dieron cuenta de que estaban en condiciones de educar a sus propios hijos e hijas. Frente a esta realidad, el homeschooling se alzó como una de las alternativas para continuar el proceso de enseñanza/aprendizaje. Aunque no es para todas las personas, hubo un aumento del 50 % en las consultas y se calcula que son cerca de 10 mil familias las que ya lo pusieron en práctica.

“Nosotros lo vimos un poco desde afuera, en nuestro caso y de los padres que hacen 'homeschooling'. Como no tenemos a nuestros hijos escolarizados, prácticamente no nos afectó a nivel pedagógico ni de rutina, pero sí recibimos muchísimas consultas de padres, madres o docentes que necesitaban algunos consejos para llevar la educación en casa. Nosotros veíamos que para las familias era todo un caos”, indicó Noel Solís, fundador de Homeschooling Argentina, a Unidiversidad.

Aunque educar en casa no es posible para todas las personas debido a la necesidad de mantener conexión a internet y poseer una rutina familiar adaptada para acompañar el proceso educativo, muchos ya comenzaron a informarse sobre esta metodología virtual. Para Solís, algunos “aprovecharon esta movida que produjo la pandemia y se decidieron por el homeschooling.

“Empezaron a interiorizarse e ingresaron a nuestro sitio web y redes. Tenemos un grupo de 6000 padres que están por comenzar o ya hacen 'homeschooling'. Durante la pandemia, recibíamos miles de correos que era difícil responder, mensajes privados por todos los canales en los que solicitaban información. Estábamos desbordados y tuvimos que hacer asesorías. Aunque perdimos el registro de la cantidad, hubo un aumento del 50 % y creemos que unas 10 mil familias ya están haciendo 'homeschooling'”, detalló Solís.

En los últimos meses, el grupo Homeschooling Argentina recibió a más de 1500 madres y padres, luego de que las escuelas implementaran la educación virtual. Este fue el caso de Rocío González, una madre que buscó asesoramiento para continuar la trayectoria educativa de su hijo de manera online.

Mi hijo quiere estudiar desde casa, empezó el secundario y la experiencia de hacer séptimo en el 2020 hizo que el comienzo de primer año, en pandemia, fuera apocalíptica. Pocos alumnos (11 en total), nadie se habla, todos enmascarados. Las aulas enormes en un colegio sucio y semivacío lo aterrorizaron a tal punto que somatizó con cólicos, fiebre y ataque de pánico al segundo día de clases. Me pidió estudiar desde casa y me parece la mejor idea, ya que desde el jardín de infantes que estoy fantaseando con esa opción, pero no me animaba por prejuicios y desconocimiento. Hoy trabajo desde casa, veo lo práctico que es y lo efectiva que soy bajo ese sistema, y sé que él va a estar mejor estudiando en casa también”.

Esta misma situación se repite en otras agrupaciones, como la Comunidad Argentina de Educación en Casa (CEC), que cuenta con 500 nuevas familias reunidas y un gran grupo de personas que durante la pandemia recibieron asesoramiento para iniciar esta metodología.

“Hace dos años fundamos CEC Argentina precisamente para nuclear a las familias que optaban por el 'homeschooling' a la hora de educar a sus hijos. Hasta el año pasado, se calculaba que eran aproximadamente 5000 familias las que educaban en el hogar, sin embargo, esa cantidad se incrementó notablemente por la pandemia. Nosotros ofrecemos asesoramiento también, recursos gratuitos e información, y actualmente tenemos 500 familias próximamente registradas como miembros activos”, remarcó Ivana Vallenari, fundadora, consultora educativa y directora de Learn Way a este portal.

Para Vallenari, la situación sanitaria aceleró los tiempos, pero ya existía un interés previo. Actualmente, madres y padres consultan esta modalidad por distintas razones que van desde los protocolos, el uso constante del barbijo y el respeto por los ritmos individuales de cada niño, hasta el bullying, el maltrato y el nivel académico pobre. “Creo que el deterioro del sistema se viene notando desde hace tiempo. Hablamos de un sistema diseñado hace 300 años que, a pesar de haber sido rozado por metodologías innovadoras, no pudo aplicarlas debidamente. Muchos países ya están modificando su estructura escolar. El blended learning, una educación híbrida entre presencial y virtual, ya se venía llevando a cabo desde antes de la pandemia. Lo que pasa es que la COVID-19 aceleró los tiempos”, explicó.

En tanto, para Noel Solís, algunas familias se acostumbraron a compartir más tiempo con sus hijas e hijos y “le tomaron el gusto a educar en casa”. “Antes de la pandemia, algunos veían a sus hijos muy pocas horas porque cada uno tenía sus actividades. Ahora, al estar todos juntos, se empezó a compartir más y, aunque al principio fue difícil adaptarse, muchos se dieron cuenta de que estaban en condiciones de educar a sus propios hijos. Las nuevas generaciones de padres leen mucho, buscan el bienestar y la calidad de vida de sus hijos, y eso está generando que cada día se interesen un poco más por el 'homeschooling'”.

Si bien como consecuencia de la cuarentena se modificó un artículo de la Ley de Educación para permitir la enseñanza no presencial de menores de 18 años, esta práctica, que tiene amplia trayectoria en otros países del mundo, no es reconocida oficialmente en Argentina. Para los referentes de la educación en casa, todavía falta mucho tiempo para que el país permita esta forma de aprendizaje. “La Argentina aún no está preparada para legalizar la educación en el hogar”.

En países en donde está legalizado el homeschooling, hay otra concepción acerca de lo que es la educación, hay respeto acerca de los tiempos de cada uno de los niños y ya se está hablando de educar, no para absorber información en contenidos, sino educar en capacidades y habilidades. En países como Italia o Estados Unidos, no rinden examen de ningún tipo sino que los contenidos están a criterio de la familia. Al momento de incorporarse a la educación oficial, tienen que rendir un examen, pero con base en lo visto por el estudiante, no hay un diseño curricular oficial. Si acá se legaliza el homeschooling, se van a tomar exámenes nivelatorios todos los años y regular todo”, concluyó Ivana Vallenari, fundadora de la Comunidad Argentina de Educación en Casa.