Brindan con Tetra

Jockey Club es, sin lugar a duda, el mejor equipo del futsal mendocino. Venció 4 a 0 a Don Orione en la vuelta y festejó su cuarto campeonato consecutivo. En las demás finales festejaron Fray Luis Beltrán, Don Bosco B y Maipú.

Brindan con Tetra

Jockey gritó campeón. | Foto: Juan Manuel Serra.

Deportes

El Suplementario

Futsal

Radio U

Publicado el 17 DE JULIO DE 2017

Un clima de fiesta se vivió el sábado en el estadio Salvador Bonanno, como en aquellas jornadas lejanas del Mundial de futsal 2007, disputado en ese mismo estadio, o como los partidos del Argentino de Selecciones masculino 2016, así, repleto, lucía el Templo del futsal mendocino. El estadio del Matador se vistió de gala para vivir una verdadera fiesta.

Desde las tres de la tarde rodó la pelota sobre el parquet de Talleres. A las cinco, horario del segundo encuentro, el Bonanno lucía un lleno del 80% de su capacidad. A la hora del plato principal, a la hora del encuentro más esperado de la jornada, no cabía un alma en las tribunas, la gente agotó las entradas para vivir la final entre Jockey Club y Don Orione.

La victoria de Jockey en la ida, obligaba a Don Orione a ganar el encuentro para forzar el tiempo suplementario. El Santo, con Marcelo Mescolatti como bandera, creía en la hazaña de dar vuelta la historia. Pero el Burrero, mediante Diego Koltes, conseguía la apertura del marcador a los diez minutos, fusilando a Agustín López, que nada pudo hacer para evitar el gol. Acto seguido, Don Orione se mostraba más agresivo para ir a buscar el empate, pero chocó una y otra vez con Juan De Lucía, el arquero de Jockey, que, junto a los postes, impedían el gol del rival. El Santo desperdició chances para igualar las acciones y lo terminó pagando caro, porque a los diecisiete minutos Jockey hilvanó un contragolpe perfecto que definió Martín Cusa con el arco a su merced, 2 a 0 y final de la primera etapa.

Don Orione necesitaba imperiosamente el descuento para ponerse nuevamente en partido, pero Jockey no lo dejó levantar cabeza y al minuto del segundo período Facundo ‘Palmera’ Miranda, estampó el 3 a 0, haciendo valer la ley del ex. El conjunto comandado por el Chelo Mescolatti, buscaba de todas formas lograr el descuento, pero la fortuna no estuvo de su lado, el palo le dijo que no a Juan Barrera y un minuto después Lucas Paladino definió ancho ante la presencia de De Lucía.

Se escurría el partido y Don Orione no lograba vulnerar la férrea defensa de Jockey. Gustavo Gallardo, DT del Santo, puso toda la carne al asador, descuidando la faceta defensiva y Jockey lo aprovechó. Gonzalo Pires, una de las figuras de la cancha, puso el 4 a 0 definitivo, a falta de dos minutos para el pitazo final, lo que desató la fiesta en la hinchada ‘burrera’. El final del partido encontró a los jugadores de ambos equipos saludándose respetuosamente, demostrando que son rivales dentro de la cancha solamente.

Analizando brevemente la final, se demostró que Jockey tuvo un merecido festejo, basado en un equipo sólido, con mucho tiempo de trabajo, con jugadores de gran jerarquía individual, muchos de los cuales integrantes de la Selección de Mendoza y con un cuerpo técnico a la altura de la historia del campeón. Por el otro lado, Don Orione tuvo un recambio generacional muy grande, con muchos jugadores muy jóvenes, de las inferiores, de gran proyección y futuro, comandados por un siempre brillante Marcelo Mescolatti, pero demostró ser un equipo en construcción, corto quizás de variantes, pero que dejaron la vida dentro de la cancha y le complicaron la final a Jockey.

Luego del partido, Gonzalo Pires, jugador de Jockey de la Selección, señaló: “Estamos muy contentos, venimos trabajando hace bastante, creo que se demostró dentro de la cancha que fuimos amplios dominadores en ambos partidos y por suerte pudimos coronarlo con el campeonato”, al tiempo que añadió que “ahora tenemos que ir por lo nacional, la Liga (de Honor, se juega en Mendoza este año) y el Sudamericano”.

Nicolás Páez, otro de los flamantes campeones, confesó que “es muy difícil llegar a este nivel, y es más difícil mantenerse, Jockey demuestra que sigue teniendo hambre de ganar cosas”. Tricampeón con Mendoza, Tetracampeón con Jockey, Páez no ocultó su alegría y esperanzado comentó que “ojalá podamos coronar el año con la Liga de Honor”.

 

Ellos también lograron el título

El sábado se definieron también los campeones del ascenso de nuestro futsal. En primer turno, Fray Luis Beltrán venció 4 a 2 a Cementista en la vuelta y logró el ansiado ascenso a la Primera C, donde comenzará a jugar en 2018.

El segundo partido de la jornada definía el campeón de la Segunda División, donde se enfrentaban Maipú y Junín, que habían empatado en uno en la primera final. Finalmente fue Maipú quien se quedó con el título y el primer ascenso a la A, al derrotar a Junín por 3 a 1, en lo que fue un partido muy parejo, donde los del Este perdieron muchas chances de gol y donde el tricolor fue eficaz con las chances que generó.

El cierre de la jornada esperaba por la definición de la C. Había promesa de partido electrizante debido al 4 a 4 de la ida. Don Bosco B y Goretti se enfrentaban en busca del ascenso. En un partido con lluvia de goles, fue el ‘Bosco’ quien festejó, goleando 8 a 2 a su rival. Festejo merecido para el elenco de calle Córdoba, que vuelve a la B tras su descenso en diciembre. 

 

Escuchá las declaraciones de los protagonistas.

Audios

  • Eduardo Strugo.

    DT de Jockey Club

  • Gonzalo Pires.

    Jugador de Jockey Club

  • Nicolás Paez.

    Jugador de Jockey Club

deportes polideportivo futsal jockey club apertura 2017 don orione don bosco b fray luis beltrán maipú junín cementista goretti el suplementario