Cómo evitar dolores corporales producto del home oficce

Unas de las consecuencias que produce el teletrabajo son distintos malestares musculares y articulares. En esta nota contaremos algunas recomendaciones para evitar este tipo de molestias.

Cómo evitar dolores corporales producto del home oficce

Imagen Ilustrativa

Sociedad Unidiversidad Salud / por Fuente: Prensa de Gobierno de Mendoza / Publicado el 14 DE JULIO 2020

Desde que se declaró la cuarentena a mediados de Marzo, muchos aspectos de nuestras vidas se vieron modificadas, por ejemplo: el trabajo. Con el correr de los días y de las distintas fases que el Estado nacional y provincial iba declarando, muchos comercios pudieron volver a abrir sus puertas pero una importante cantidad de oficios tuvieron que realizar una serie de cambios para poder atender a su público. Una de esas alternativas fue poder trabajar desde sus hogares y a partir de esto nace el "Home Office". Para muchos puede ser algo positivo no tener que moverse desde sus domicilios pero pasar muchas horas sentado frente a una computadora o celular puede traer algunas consecuencias, como pueden ser distintos dolores musculares o articulares. A continuación colocaremos una serie de recomendaciones para evitar estos malestares. 

"Home office": trabajar desde casa en tiempos de coronavirus

En nuestro espacio tecnológico con Gustavo "Negro" Talaván, hablamos hoy de aquellas aplicaciones tecnológicas que hacen posible trabajar desde casa, tales como TeamViewer, videollamadas a través de Skype, e incluso WhatsApp, entre otras. Escuchá la nota completa a continuación.

Adoptar buenas posturas

En esta cuarentena se pasa mucho tiempo frente a las pantallas, televisores, computadoras, celulares o cualquier otro dispositivo. Si esto se realiza en mala posición, genera dolencias: dolores de cabeza, nuca, espalda, cintura, rodillas, pies. Para revertir esta situación necesitamos adoptar buenas posturas. Uno no se da cuenta y automatiza malas posturas que después nos provocan dolores. Es muy importante que los padres corrijan a los hijos y les enseñen las buenas posturas.

Columna recta

Uno debe sentarse con la columna derecha, que la cabeza no se vaya hacia adelante. La cabeza tiene que estar en el eje biomecánico, recta, en el mismo eje de la columna. Y uno tiene que estar bien sentado en la silla (no en su extremo) y con los pies apoyados en el piso, sin cruzarse de piernas, sin poner la pierna debajo de la cola. Los pies deben estar apoyados, y si se logra un ángulo de 30 grados, los pies mejoran la posición de la columna.

La columna y el cuerpo no se tienen que adaptar a los muebles. Al contrario: deberían adaptarse los muebles, los monitores y las sillas al enderezamiento de nuestras columnas.

Distancia y altura del monitor 

A los monitores se les puede poner resmas de papel o guías para que la parte superior de la pantalla quede a la altura de los ojos y a unos 40 centímetros de distancia. Si la persona tiene disminución visual, debería acercar el monitor, y no la cabeza al monitor. Esto es muy importante, porque la cabeza vuelve a perder el eje cuando la llevamos hacia adelante para ver mejor.

Posición de los pies

El apoyo del pie también es fundamental. Debe apoyarse en su totalidad, no la punta. Si no se lo llega a asentar completamente, es necesario poner un cajón, una caja de zapatos, guías o algún otro objeto. Es fundamental que el pie se apoye entero. Con cualquier pedazo de madera o tabla se puede dar un cierto ángulo, colocando un listón para apoyar bien el pie. Lo óptimo para la columna sería conseguir un ángulo de 30 grados.

Estiramiento de músculos

Después de estar unos 45 minutos en esta buena postura, es recomendable ponerse de pie, estirar los músculos. Es muy importante la liberación y la higiene del músculo para mantenerlo sin retracciones, para luego volver a ponerse uno en la misma postura y continuar con la actividad.

Qué ofrece el manual de herramientas para telebrabajo que lanzó la UNCUYO

El Área de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Cuyo desarrolló un innovador manual didáctico con recomendaciones e instrumentos para tener en cuenta y aplicar a la hora del llamado Home office. Está destinado para la comunidad universitaria y el público en general. Mirá el video para conocer más detalles.

home office | corregir posturas | julio | mendoza | 2020