Con grupos reducidos, los jardines maternales volvieron a abrir sus puertas

La apertura rige para entidades públicas y privadas. En detalle, los protocolos aprobados.

Con grupos reducidos, los jardines maternales volvieron a abrir sus puertas

Foto: Diario UNO

Sociedad Unidiversidad Salida progresiva / por Unidiversidad / Publicado el 11 DE NOVIEMBRE 2020

Con varios protocolos, los jardines maternales de Mendoza pudieron reabrir sus puertas después de ocho meses de estar cerrados por la cuarentena decretada por la pandemia de coronavirus. El Gobierno publicó este miércoles en el Boletín Oficial la Resolución 2629 del Ministerio de Salud, que indica las medidas que deben llevar adelante estos espacios educativos, tanto públicos como privados.

Verónica Díaz, de "Rey Dragón", indicó a Canal 7 de Mendoza que se trata de un momento muy esperado por el sector y también por padres y madres, que manifestaban la necesidad de que su hijo o hija tuviera un espacio de encuentro con sus pares para poder distraerse y aprender.

En detalle, cómo son las inscripciones para los jardines maternales de la UNCUYO

La Secretaría de Bienestar Universitario convoca a participar del sorteo de vacantes en los jardines Semillita y Caritas Dulces, ubicados en la Facultad de Ciencias Agrarias y en la Ciudad Universitaria, respectivamente. Podrán inscribirse a través de un formulario online del 16 al 22 de noviembre.

 

Protocolo de jardines maternales

Distanciamiento Social

  • Dejar una distancia de 2 metros entre personas.
  • No compartir vajilla, utensilios y accesorios de trabajo, ni otros elementos de uso personal.
  • Suspender y evitar las reuniones y/o actos. De ser necesario realizar reuniones presenciales en espacios cerrados del establecimiento, serán como máximo de 10 personas cumpliendo con el distanciamiento de 2 metros y una ocupación del salón no mayor al 50 %, con una distancia circulable de 2,25 metros y el uso de barbijo o tapaboca de personas.

 

Uso de barbijos o tapabocas

  • Los docentes deberán usar tapaboca en forma permanente.
  • Antes de colocarse un tapaboca o barbijo, debe lavarse las manos con agua y jabón o solución desinfectante de alcohol al 70% (7 partes de alcohol y 3 partes de agua).
  • Evitar tocar el tapaboca o barbijo mientras se usa. En caso de hacerlo, lavarse las manos con agua y jabón; de no ser posible, se usará alcohol en gel o solución desinfectante de alcohol al 70 % (7 partes de alcohol y 3 partes de agua).
  • El tapaboca se lava todos los días, conviene tener 2 para cambiarlos.
  • No se recomienda el uso de tapaboca o barbijo en niños menores de 2 años (según recomendaciones de la Sociedad Argentina de Pediatría) debido al riesgo de asfixia por no poder respirar adecuadamente. También pierde funcionalidad de protección debido a que los niños no están acostumbrados a usarlo, pondrán sus manos sobre el tapaboca o barbijo, se lo pondrán y quitarán, lo desplazarán por debajo y por encima de la nariz y pueden acumularse así con mayor facilidad humedad y secreciones.
  • Tanto el barbijo como el tapa boca deben cubrir de forma correcta nariz, boca y mentón, ya que, si no se coloca correctamente, no cumple con la función de protección.

 

Higiene de manos

Los trabajadores y alumnos de la Institución deberán higienizarse las manos con agua y jabón, alcohol en gel o alcohol al 70 % (7 partes de alcohol y 3 partes de agua). Secarse con toallas descartables.

  • Antes y después de cada comida y de manipular alimentos.
  • Después de manipular basura o desperdicios.
  • Antes y después de realizar alguna actividad lúdica, recreativa o de aprendizaje que implique la manipulación de materiales u objetos.
  • Luego de haber tocado superficies como mesas, picaportes, barandas, juegos de patio, juguetes, colchonetas, entre otros.
  • Luego de ir al baño o de cambiar pañales (aún cuando la tarea se realizara con guantes).
  • La higiene de manos debe durar entre 40 y 60 segundos.

 

Higiene respiratoria

Para una correcta higiene respiratoria, se debe:

  • Al toser o estornudar, cubrir boca y nariz con la parte interior del codo o con un pañuelo o servilleta descartable. Para internalizar esta conducta, se realizarán canciones y juegos alusivos para los alumnos.
  • Si se utiliza material descartable como pañuelo o servilleta, este se descartará en un cesto de basura inmediatamente.
  • Luego de toser o estornudar y de descartar el pañuelo o servilleta, selavarán las manos con agua y jabón, o se utilizará alcohol en gel o solución desinfectante de alcohol al 70 % (7 partes de alcohol y 3 partes de agua).

 

Ventilación de ambientes

  • Se ventilarán todos los ambientes y espacios comunes del establecimiento en forma regular por lo menos cada 2 horas.
  • En período invernal o de bajas temperaturas, debe hacerse con regularidad para permitir el recambio de aire.
  • En otras circunstancias y lugares, se recomienda que se asegure el recambio de aire mediante la apertura de puertas y ventanas que produzcan circulación cruzada del aire.

 

Desinfección de ambientes y limpieza de superficies

  • Se realizará limpieza y desinfección diaria y completa de salas, espacios comunes y sanitarios. Esto se puede complementar con la ventilación de los ambientes. Evitar el uso de espacios comunes.
  • Antes de aplicar cualquier tipo de desinfectante, debe realizarse la limpieza de las superficies con agua y detergente. Aplicar la técnica del doble balde y doble trapo.
  • Se puede utilizar lavandina 55 gr/dl con dilución 1 en 10 para la limpieza de superficies. Nunca mezclar elementos de limpieza (como detergente con lavandina, por ejemplo).
  • La limpieza deber ser siempre húmeda, nunca seca (lampazos, escobas, plumeros).
  • Se colocará una planilla de limpieza en cada sala y espacio del establecimiento en la cual se especificará: horario, fecha y responsable a cargo de la higiene.
  • Luego de cada actividad, se limpiarán mesas, sillas, juguetes y material didáctico utilizando aerosoles desinfectantes y pulverizadores con solución desinfectante de alcohol al 70 % (7 partes de alcohol y 3 partes de agua).o lavandina en las concentraciones recomendadas.

 

Elementos de Protección Personal (EPP)

  • Las medidas de protección individual (incluyendo los elementos de protección personal o EPP) deben ser adecuadas al riesgo o riesgos frente a los cuales debe ofrecerse protección acorde con la actividad laboral o profesional. De forma general, la recomendación es utilizar EPP descartables; si no es así, que puedan desinfectarse después del uso, siguiendo las recomendaciones del fabricante.
  • Protección respiratoria.
  • Uso de tapaboca o barbijo en forma permanente.

 

Protección para manos

  • Solo se utilizarán en tareas de limpieza, desinfección de superficies donde pueda optarse por guantes de goma, látex o nitrilo. En caso de sospecha de sintomatología COVID-19 en la institución, se utilizarán guantes de nitrilo.
  • No se recomienda el uso de guantes en forma permanente, ya que crean una falsa sensación de seguridad, es decir, se pueden tocar superficies y elementos de trabajo con los guantes y llevarse las manos a la cara, con lo que se puede producir el ingreso de cualquier virus o bacteria y generar una infección.

 

Protección ocular y facial

Se debe usar protección ocular y/o facial cuando haya riesgo de contaminación de los ojos a partir de salpicaduras o gotas (por ejemplo: sangre, fluidos del cuerpo, secreciones y excreciones) de alguna persona con sintomatología o infectada de COVID-19.

 

Uso de productos químicos

Cuando se utilicen productos químicos para realizar la desinfección y limpieza tanto de superficies como de ambientes, se debe tener en cuenta lo que establece el documento “Procedimiento de trabajo seguro: manejo seguro de productos químicos”, elaborado con base en los productos químicos de limpieza que se utilizan cotidianamente, como lavandina, alcohol, detergente, jabón, desinfectantes de piso.

jardines | maternales | apertura | protocolos | coronavirus