Con un nuevo reparto de poder, el Senado se reacomoda para debatir leyes clave para el Gobierno

Tras un período legislativo signado por la campaña electoral y las medidas para atenuar la crisis económica acentuada por la pandemia, la Cámara Alta se prepara para tratar el plan plurianual, el acuerdo con el FMI y la reforma del Consejo de la Magistratura, entre otros puntos centrales.

Con un nuevo reparto de poder, el Senado se reacomoda para debatir leyes clave para el Gobierno

Ilustración Télam

Nacional

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 21 DE DICIEMBRE DE 2021

Con el nuevo reparto de poder de las fuerzas políticas, el Senado nacional se reacomoda para debatir en los primeros meses de 2022 los proyectos del Gobierno que marcarán el rumbo de los próximos dos años de gestión, tras un período legislativo signado por la campaña electoral y las medidas destinadas a atenuar la crisis económica acentuada por la pandemia de coronavirus.

El plan plurianual económico y social, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la reforma del Consejo de la Magistratura, son algunos de los puntos centrales que marcarán la agenda legislativa para el próximo período, con la nueva composición del Senado que dejó al oficialismo como primera minoría tras los comicios de noviembre.

Luego de un año y medio de sesionar de manera mixta, con conexión remota o presencial por la pandemia, el Senado anunció el 30 de septiembre último el retorno de las sesiones con presencialidad plena, en un año en el que logró aprobar 35 leyes y dio media sanción a 92 de un total de 127 proyectos discutidos. En total, la Cámara Alta tuvo este año 12 sesiones especiales y dos ordinarias, la mayoría con el sistema mixto de conexión remota para aquellos senadores y senadoras que participaron desde sus provincias, y presencial para quienes optaran por asistir al recinto.

En la segunda sesión del año con presencialidad plena y como parte de las metas para paliar los efectos generados por la crisis sanitaria, el pasado 28 de octubre, los senadores convirtieron en ley un alivio de las deudas tributarias de entidades sin fines de lucro y una norma enviada a Diputados para que menos contribuyentes paguen el impuesto a los bienes personales. En la misma sesión, se convirtió en ley un proyecto venido en revisión de la Cámara Baja que establece una estrategia integral para garantizar el derecho a la educación ante situaciones que afectan la continuidad de las trayectorias escolares.

El 6 de octubre, en la primera sesión con presencialidad plena desde que comenzó el aislamiento social por pandemia en marzo de 2020, el Senado rechazó la cuenta de inversión 2016 del gobierno de Mauricio Macri, tras una ríspida discusión entre oficialistas y opositores. Ese debate, en el que se discutió un proyecto de declaración contra Chile por su disposición de extender los límites de la plataforma marítima, fue abierto por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y contó con la presencia de 62 senadores.

Como parte del protocolo establecido para volver a participar en el recinto, los legisladores debieron tener su esquema completo de vacunación, además de someterse a un test y control de temperatura antes de ocupar sus bancas. De ese modo, el Senado volvió a realizar sesiones presenciales después de la efectuada el 12 de marzo de 2020, ocho días antes de que el Poder Ejecutivo Nacional declarara el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) por los contagios de COVID-19 en el país.

En la mayoría de los asuntos puestos en el temario ese día, no existieron discrepancias políticas entre JxC y el FdT, y se trataron temas como una iniciativa para que en todas las escuelas se realice una jornada sobre no discriminación en la vejez o la ley para dictar "alfabetización financiera" en las aulas escolares.

El 19 de agosto se llevó a cabo la última sesión con sistema mixto de participación, luego de registrarse una merma en la cantidad de contagios de COVID-19 en el país y flexibilizarse las restricciones. Ese día se aprobaron y giraron a Diputados dos proyectos de ley para limitar las tasas de interés por mora aplicadas por las empresas de servicios públicos, bancos y prepagas, como parte de la estrategia oficial de llevar alivio al sistema económico.

El 15 de julio, en una nueva sesión de carácter remoto, el Senado discutió un decreto de necesidad y urgencia (DNU) que modifica la ley de vacunas contra el coronavirus, el marco regulatorio para el cannabis medicinal y la modificación del monotributo. Además, convirtió en ley, tras un extenso debate, el nuevo marco de la producción de biocombustibles que reemplaza al que funciona desde hace 15 años.

El 24 de junio transformó en ley el proyecto de inclusión laboral para la población trans, travesti y transgénero, y aprobó beneficios en las tarifas de gas para localidades con bajas temperaturas. En la sesión del 2 de junio, sin debate y por amplia mayoría, el Senado convirtió en ley el proyecto que postergó las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) para el 12 de septiembre y las elecciones generales legislativas hasta el 14 de noviembre. También transformó en ley el proyecto sobre el Impuesto a las Ganancias de sociedades, que buscó aliviar la carga fiscal para pymes.

El 20 de mayo, el Senado aprobó –entre otras medidas– un proyecto oficial con parámetros de riesgo epidemiológico y sanitario para combatir el contagio de coronavirus.

El 13 de mayo, la Cámara aprobó por unanimidad y convirtió en ley un proyecto que implementa la Educación Ambiental Integral. En un debate con pases de recriminaciones entre oficialismo y oposición, los senadores discutieron ese día una iniciativa –luego fue girada a Diputados– para instituir el 10 de septiembre como el Día Nacional de la Reestructuración Soberana de la Deuda de los Estados, en homenaje al excanciller fallecido Héctor Timerman. Además, aprobó un proyecto de declaración para solicitar que la próxima emisión de Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI se aplique para financiar políticas públicas contra los efectos de la pandemia.

El 28 de abril, en una noticia que movilizó a los miembros del Senado, el senador de PRO, Esteban Bullrich, con dificultades en el habla, anunció que padecía esclerosis lateral amiotrófica (ELA), razón por la que formalizó su renuncia siete meses y medio después. En un lapso en el que, además, varios senadores –como el radical Luis Naidenoff y Alfredo de Angelis (PRO)– contrajeron covid, el Senado llevó a cabo el 8 de abril una nueva sesión de carácter remoto en la que aprobó la norma que exime del impuesto a las ganancias a trabajadores que cobren hasta 150 mil pesos.

El 25 de marzo se aprobó y giró a la Cámara baja un proyecto del PEN que suspende las causas de caducidad de los partidos políticos hasta fin de año por la pandemia y en una sesión el 11 de marzo se avalaron pliegos de ascensos al Poder Judicial. El 24 de febrero se avaló una reparación económica para los familiares de las 44 víctimas del hundimiento del submarino ARA San Juan, ocurrido en noviembre de 2017, y se convirtió en ley un aumento de recursos para ciencia y normas para la reactivación económica.

En la sesión de ese día se homenajeó al expresidente y senador Carlos Menem, que había fallecido diez días antes afectado de una patología pulmonar. El año cerró también con la despedida al senador y expiloto de fórmula uno Carlos Reutemann, que falleció el 7 de julio tras estar varios meses internado.

Fuente: María Clelia Sívori para Télam

senado nueva composición leyes clave gobierno congreso