Un puente entre la Universidad y la comunidad

Por Gonzalo Navarro

Un puente entre la Universidad y la comunidad

Foto publicada por miguel.click

Facultad de Ciencias Políticas y Sociales Suplementos Especial microemprendimientos / por Gonzalo Navarro, licenciado en Sociología / Publicado el 10 DE MAYO 2016

La Universidad, especialmente la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), a través de los proyectos de Extensión Mauricio López y demás actividades que realizan sus actores, está presente de manera activa en distintas comunidades vulnerables, por lo que tiene un contacto directo con la comunidad mendocina. La conciencia, el compromiso y la participación forman parte de la impronta de muchos de los estudiantes, docentes y graduados de la FCPyS.  

Concretamente, la presencia de la Universidad supone un diálogo de saberes entre el conocimiento comunitario y el académico. Justamente, de este diálogo sostenido entre los actores universitarios y los vecinos de las organizaciones surge la necesidad de enmarcar las acciones desde una nueva institucionalidad.
 

8va Convocatoria de los “Proyecto Mauricio López: intercátedra”

Desde el 2008 tienen gran protagonismo en la comunidad mendocina los Proyectos de Extensión Universitaria Prof. Mauricio López. Estos buscan promover la relación dialógica entre la Universidad y diversas organizaciones sociales. A fines de 2015 empezamos con un hecho inédito, la elaboración del Proyecto intercátedra “Un puente de hierro entre la Universidad y la comunidad”, el cual tiene como actor destacado a la organización social Asociación Rural de Puente de Hierro (Aruph) de Puente de Hierro, Guaymallén.

Cuenta con actores fundamentales como los estudiantes y docentes de las cátedras de Psicología Social, de la carrera de Trabajo Social de la FCPyS; Seminario de Periodismo y Planificación de Medios de Comunicación, de la carrera de Comunicación Social de la FCPyS, y de Diseño Territorial, de la carrera de Diseño Gráfico de la FAD. Además posee el gran apoyo de la Secretaría de Extensión Universitaria de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y de la Facultad de Artes y Diseño.

El despliegue del proyecto en esta zona tiene como objetivo, desde el trabajo interdisciplinar, recuperar junto con los vecinos el valor del asociativismo, el consumo responsable y la identidad comunitaria de la agricultura familiar. Especialmente se busca poner en valor estos procesos que contienen un conjunto de saberes que deben ser reconocidos por la Universidad Pública para promover una mayor comercialización, que garantice su sostenibilidad en el tiempo y la jerarquía de estos saberes comunitarios que se ven amenazados. Se pretende, además, formalizar el diálogo de saberes entre nuestra experiencia académica y los saberes populares vinculados con la cultura de la agricultura familiar, que los vecinos de la organización sostienen desde hace tanto tiempo.
 

Conociendo, aprendiendo y transitando contradicciones: redefiniendo estrategias

Se advirtió en los encuentros con los vecinos, que el escenario cotidiano de la comunidad ha cambiado desde diciembre de 2015, cuando fue presentado el proyecto. Ellos expresaron mucha incertidumbre por la falta de continuidad de políticas nacionales vinculadas con la agricultura familiar; debido a que gran parte de los miembros de Aruph se veían beneficiados por ellas en lo concerniente a la promoción, comercialización y reconocimiento de créditos para la producción.

Este análisis de la realidad ha obligado a que estudiantes, graduados y docentes de la UNCUYO redefinan estrategias junto con la comunidad.

A esta realidad se le suma el avance –no planificado– de los barrios privados sobre el suelo productivo, especialmente en la zona del cinturón verde de la Provincia. Los procesos de concentración de la tierra y del capital atentan contra el espíritu de la agricultura familiar, basado en la soberanía alimentaria, la satisfacción de las necesidades familiares y la subsistencia por sobre la ganancia desmedida. Descubrimos en cada encuentro con la comunidad la función cultural, social, económica y ambiental de la agricultura familiar.  

En este análisis colectivo de las nuevas demandas que la comunidad desarrolla es donde encontramos el gran desafío como Universidad. Esta tensión nos va guiando en las dudas y en la búsqueda del problema a abordar de forma conjunta. Vamos transitando juntos las incertidumbres, pero también las certezas de que el encuentro con otros saberes nos exige correr la mirada reduccionista de nuestras disciplinas para estudiar nuevos escenarios para posibles abordajes a problemáticas cada vez más complejas.

Últimamente el distrito de Puente de Hierro ha sido noticia porque lo tildan de “zona narco”. Nuestro desafío como Universidad será jerarquizar los saberes de la comunidad y su historia de organización comunitaria, para que las noticias no sean sólo “policiales”, porque aunque vendan, también estigmatizan y etiquetan a los vecinos de la zona, sino que sean “verdes”, color de una cultura popular con mucha historia vincula con la agricultura familiar.

Ojalá que este encuentro entre la Universidad Pública y Aruph sirva para que “los nadie” de Eduardo Galeano no sólo “figuren en las crónicas policiales de la prensa local”.