Desorden mundial: habrá países a los que la vacuna casi no llegará

El nivel de desigualdad global que existe generará que en 67 países pobres, solo 1 de cada 10 personas tenga la esperanza de vacunarse en 2021.

Desorden mundial: habrá países a los que la vacuna casi no llegará

Foto ilustrativa publicada en dinero.com

Sociedad Unidiversidad Vacuna COVID / por Agencia Télam / Publicado el 09 DE DICIEMBRE 2020

A un día de que el Reino Unido comenzara a vacunar a un sector de su población contra el coronavirus –y detectara que puede provocar algunos inconvenientes en pacientes con ciertas alergias–, otras naciones anunciaron que pronto iniciarán sus campañas, pero una organización civil alertó sobre el nivel de desigualdad que existe para que algunos países tengan –por demás, de acuerdo con su población– la vacuna, y otros no accedan a ella. Según esta denuncia contenida en un comunicado de la organización People's Vaccine Alliance, mientras los países más ricos compraron vacunas como para inmunizar tres veces a sus poblaciones, los países en desarrollo están siendo marginados en el esfuerzo global para poner fin a la pandemia.

En 67 países pobres, solo una de cada diez personas puede tener esperanza de recibir una vacuna contra la COVID-19 antes de fines del año próximo.

En el mundo desarrollado, en cambio, enfrascado en una carrera para asegurarse las vacunas, el excedente es la regla. Así, naciones que representan apenas el 14 % de la población mundial poseen más de la mitad de las vacunas de uso potencial, agregó la nota.

El grupo internacional de organizaciones y activistas que defiende el acceso igualitario a las vacunas urgió a la industria farmacéutica a compartir su tecnología y derechos de propiedad intelectual con la Organización Mundial de la Salud (OMS), informó CNN, y, con el fin de reducir desigualdades económicas, llamó a los gobiernos de los países ricos a comprometerse a enviar vacunas a aquellos en desarrollo.

El Reino Unido advirtió hoy que personas con serios antecedentes alérgicos no deberían darse la vacuna de Pfizer-BioNtech contra el coronavirus mientras investiga efectos adversos experimentados por dos personas en el primer día de vacunación en el país, justo cuando Canadá autoriza la vacuna, Estados Unidos se apresta a aprobarla e Israel anunció la primera campaña.

La propagación del virus no da señales de remisión. En las últimas 24 horas, a nivel global contagió a más de 634 000 personas y se cobró la vida de 12 300, de acuerdo con el recuento permanente de la Universidad Johns Hopkins (JHU).

Desde que se detectó el primer caso de la COVID-19 en la ciudad china de Wuhan en diciembre pasado, el mundo ha llegado a los 68,5 millones de personas contagiadas, de las cuales más de 1,56 millones fallecieron y cerca de 44,2 millones se recuperaron. Frente al incremento de casos, el inicio de las campañas de vacunación renueva las esperanzas.

En el Reino Unido, un día después de que comenzara la inoculación masiva, dos personas sufrieron efectos adversos, por lo que las autoridades recomendaron a quienes tuvieran antecedentes de alergia no aplicarse la dosis de Pfizer-BioNTech, mientras se investigaba si las reacciones estuvieron vinculadas a ella. Afortunadamente, la reacción fue del tipo menos peligroso, o anafilactoide, que suele limitarse a una erupción en la piel, dificultad para respirar y baja presión sanguínea, no del tipo anafiláctico, que puede ser mortal, informó la cadena de noticias BBC. Asimismo, el profesor Stephen Powis, director médico nacional del sistema de salud pública británico, informó que "ambos se están recuperando bien".

Otro país que se encuentra cercano a comenzar la vacunación es Canadá, que autorizó hoy la utilización de la vacuna de Pfizer-BioNtech y espera tener cerca de 250 000 dosis disponibles para aplicar a su población antes de fin de año, informaron hoy las autoridades. "Los datos proporcionados respaldan favorablemente la eficacia así como su seguridad", manifestó el ente regulador, y el organismo Health Canada reconoció la "cooperación global sin precedentes" que lo hizo posible en un comunicado. Las autoridades estiman que durante los primeros meses de 2021 se podrían inmunizar a alrededor de tres millones de canadienses.

El país vecino, Estados Unidos, que lidera el ranking de los más afectados por la enfermedad, sumó más de 215 000 casos en la víspera y marcó nuevamente un récord de pacientes internados por séptimo día consecutivo, con más de 104 000, según la plataforma especializada Covid Tracking Project. Además contabilizó en las últimas 24 horas 2543 decesos y alcanzó un promedio diario de 2200, el mismo que en su primer pico en abril pasado, y de 200.000 casos por día por primera vez desde el inicio de su brote.

En este contexto, una noticia alentadora es que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) tiene previsto decidir mañana si aprueba el uso de las dosis de Pfizer y BioNTech, luego de que ayer en un informe preliminar se asegurara que no presenta riesgos de seguridad que impidan su autorización. El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, prometió ayer 100 millones de vacunas contra el virus en los primeros 100 días de su Gobierno, y reiteró que exigirá el uso de tapabocas en lugares en los que tiene autoridad, al tiempo que presionará a los gobernadores y alcaldes para que hagan lo mismo.

La autorización de la vacuna contra la COVID-19 también fue noticia en Emiratos Árabes Unidos (EAU), que hoy dio luz verde a la producida por el gigante farmacéutico chino Sinopharm y el Instituto de Productos Biológicos de Beijing. Según los análisis, la vacuna también presenta una “tasa del 99 % de seroconversión de anticuerpos neutralizantes y 100 % de efectividad en la prevención de casos moderados y severos de la enfermedad”, informó la agencia de noticias estatal emiratí WAM. China comenzó a utilizar esta vacuna desde agosto en el personal sanitario y militar, y diplomáticos en el extranjero, con el objetivo puesto en lograr un fármaco en masa.