ACV: 100 mil casos por año en Argentina

El 29 de octubre se recuerda el Día Mundial del ACV.

ACV: 100 mil casos por año en Argentina

Sociedad

Tire y Afloje

Salud

Radio Abierta

Dominguez Marianela, Andrés Sombra, Esteban Maldonado, Lucas Minati, Gonzalo Cortés.

Publicado el 29 DE OCTUBRE DE 2015

En el día mundial del ACV, desde Tire y Afloje dialogamos con Francisco Klein, co-director del centro de ACV de la “Fundación Favaloro”.

En Argentina, el índice de personas que sufren este fenómeno es de aproximadamente 100 mil casos por año, un número alarmante. Por ello, conocer sobre factores de riesgo y prevención, es fundamental.
 

Datos oficiales

En Argentina ocurre un ACV cada cuatro minutos y constituye la principal causa de discapacidad en adultos y la segunda de muerte. Por eso es de vital importancia que la población esté preparada para prevenir (disminuyendo factores de riesgo), reconocer los síntomas de un ACV y actuar inmediatamente para procurarle en forma urgente la asistencia médica necesaria al paciente.

En el caso del ACV isquémico (el más frecuente), la pérdida del flujo sanguíneo determina que las células nerviosas (neuronas) queden sin oxígeno y puedan dañarse hasta debilitarse o morir. A raíz de esta situación dejan de funcionar determinadas partes afectadas del cerebro provocando, por ejemplo, trastornos en el habla, debilidad en algún miembro o pérdida de conocimiento. Una vez que las neuronas han muerto no se vuelven a formar, por lo que los síntomas son, a menudo, permanentes.

Sin embargo, la adopción de hábitos saludables puede reducir los principales factores de riesgo de un ACV, como son el tabaquismo, la hipertensión arterial, el colesterol elevado, la obesidad, la ingesta elevada de alcohol y el consumo de drogas ilegales. En las mujeres, el uso de anticonceptivos durante un período prolongado sin supervisión médica puede aumentar las posibilidades de tener un ACV. Dos de cada tres ataques se dan en personas mayores de 65 años, pero puede darse a cualquier edad, inclusive en niños y hasta en bebés.
 

Factores de riesgo

Las personas más expuestas a padecer un ACV son las que tienen factores de riesgo cardiovascular:

- Hipertensión arterial

- Tabaquismo

- Diabetes mellitus

- Hipercolesterolemia

- Obesidad

- Estrés

- Sedentarismo
 

Síntomas

Un ACV produce súbitamente algunos síntomas. Ante su detección, la atención médica inmediata aumenta las posibilidades de recuperación y disminuye la probabilidad de secuelas. Cada minuto transcurrido es crucial para prevenir los daños del ataque sobre la actividad motora del cuerpo, el lenguaje, la visión, la actividad psíquica y, en última instancia, la muerte. Algunos de los síntomas que pueden presentarse son:

• Adormecimiento de una parte del cuerpo (la mitad de la cara, un brazo o una pierna).
• Dificultades para hablar y comprender.
• Pérdida total o parcial de la visión.
• Dificultad para caminar o pérdidas del equilibrio y coordinación.
• Fuertes dolores de cabeza (más intensos que una migraña corriente).

Algunas recomendaciones para ayudar a una persona que sufre un evento cerebrovascular son evitar que se quede dormida, no suministrarle fármacos que puedan bajarle la presión y, en el caso de los diabéticos, controlarle el nivel de glucosa en sangre. Para reconocer si se trata de síntomas de un ACV se puede solicitar a la persona que sonría, levante ambos brazos y repita una frase simple, observando si tiene dificultades para cumplir con alguna de estas consignas.

En ocasiones, las obstrucciones en las arterias del cerebro son pasajeras y los síntomas se manifiestan por breves períodos. Si bien los ataques transitorios no producen daños permanentes, es necesario controlarlos y advertir la posibilidad de un evento mayor.
 

¿Cómo reconocer un ACV?

El ACV es una emergencia que requiere atención médica inmediata. La consulta debe realizarse dentro de las tres primeras horas de aparecidos cualquiera de los siguientes síntomas:

-Debilidad o imposibilidad para movilizar alguna parte o lado del cuerpo como cara, brazo, mano, pierna.

-Trastornos para hablar.

- Dificultad para entender.

- Confusión.

- Mareos, pérdida de equilibrio.

- Dificultad en la coordinación.

- Problemas para ver con uno o los dos ojos de comienzo brusco.

- Dolor de cabeza muy intenso y de comienzo súbito.
 

¿Cómo actuar ante un ACV?

En caso de detectar algunos de los síntomas mencionados:

-Acostar a la persona afectada sobre uno de sus costados para evitar que se caiga o ahogue con vómito o saliva. Llamar inmediatamente al servicio de emergencias. Recuerde que es una urgencia y que requiere atención médica rápida.

-No administrar ningún tipo de medicación al paciente, ni siquiera para bajar la presión arterial, que es esperable que en ese momento esté elevada. Cualquier medicamento puede empeorar el cuadro.

-Si la persona afectada es diabética, se debe controlar su nivel de azúcar. Si es menor a 80 mg/dl, administrar alimentos o bebida azucaradas, siempre y cuando esté despierto, sentado y no se ahogue al ingerirla.

-Debe llamar a su servicio de emergencia aunque desaparezcan los síntomas.

  • Francisco Klein del Centro de ACV, Fundación Favaloro.

dia mundial del acv fundación favaloro francisco klein