Profesionales

Revolución tecnológica y generación de empleo

Profesionales

Las nuevas tecnologías han permitido el desarrollo de nuevas profesiones.

Instituto Balseiro

Especial Telecomunicaciones

Suplementos

Cecilia Garro Scalvini - Becaria de Prensa del Instituto Balseiro

Publicado el 23 DE MARZO DE 2017

 

 

La revolución de las telecomunicaciones favoreció el surgimiento de nuevas profesiones. Una de las más destacadas es la Ingeniería en Telecomunicaciones. En nuestro país, varias universidades públicas y privadas forman profesionales en este campo. Entre ellas, se encuentra el Instituto Balseiro (IB), dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO).

Al igual que en sus demás carreras de grado, la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones del IB ofrece becas completas de la CNEA para todos los estudiantes que resultan seleccionados luego de un examen de ingreso. Los becarios tienen dedicación exclusiva al estudio e ingresan en tercer año ya que deben tener aprobadas las materias equivalentes a los dos primeros años de una carrera afín en otra universidad.

El sector de Tecnología, Telecomunicaciones, Software y Servicios Informáticos emplea a casi 400 mil personas en la Argentina, según un relevamiento de Comunidad IT patrocinado por Fibertel- Cablevisión. Sin embargo, el director de la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones del Instituto Balseiro, Pablo Costanzo Caso, destaca que la demanda de profesionales supera la cantidad de graduados en Argentina.

Existe un mercado muy promisorio con respecto a la salida laboral de estos profesionales. “Un ingeniero en telecomunicaciones puede desempeñarse casi en cualquier campo donde se trabaje con tecnología”, agregó Costanzo Caso.

Ante la consulta de cuáles son los desafíos en la formación de nuevos Ingenieros en Telecomunicaciones en el Instituto Balseiro, el director señaló que se busca formar a los estudiantes en laboratorios de primer nivel con docentes-investigadores activos, como ocurre también en las demás carreras de este Instituto. También destacó que es un gran desafío en general que los alumnos de escuelas secundarias conozcan y se interesen por la ingeniería en Telecomunicaciones, ya que son los futuros profesionales de este campo.

Por su parte, para el ingeniero Roberto Costantini, quien también integra el plantel docente del Instituto Balseiro, la disciplina es un área que está evolucionando a una velocidad inusitada. “Un objetivo prioritario es que los nuevos ingenieros estén en las mejores condiciones para adaptarse a los nuevos avances. Para ello, es esencial una sólida formación teórica y práctica. Y, además, son cruciales el ejercicio de la imaginación y la creatividad, elementos clave para la buena ingeniería y la innovación”, aseguró el docente.

 

El futuro en primera persona

Leandro Echevarría es estudiante del último año de Ingeniería en Telecomunicaciones del Instituto Balseiro. Nació en Tornquist, provincia de Buenos Aires, y antes de ingresar al IB estudiaba Ingeniería en Electrónica en la Universidad Nacional de La Plata. Comentó que su decisión de estudiar Ingeniería en Telecomunicaciones fue un tanto repentina. “Tenía justo las materias necesarias para aplicar al ingreso, y se dio todo para que decidiera rápidamente intentarlo. Es una carrera con una gran afinidad a la que estaba realizando, en un centro de renombre y donde me podían financiar mis estudios”, señaló.

Para Echevarría, estudiar en el Balseiro “es toda una aventura”  y destaca que existe una excelente relación alumno-profesor. Además, remarca que el acceso a los laboratorios del Centro Atómico Bariloche, donde funciona el IB, una institución de educación pública y gratuita dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica y la Universidad Nacional de Cuyo, permite un aprendizaje profundo en infinidad de temáticas.

Las expectativas del joven con respecto a su futuro laboral son muy buenas. “A poco tiempo de recibirme, tengo un montón de caminos y posibilidades abiertas”. Afirmó que su meta es seguir formándose. Con respecto a su inserción laboral, opinó que el Instituto Balseiro tiene un perfil de egresados en ingeniería marcadamente formados para el desarrollo. “En ese sentido, un lindo desafío sería encarar desde cero algún proyecto de desarrollo tecnológico en telecomunicaciones aquí en Argentina”, manifestó.

Por su parte, Mauricio Tosi contó que es oriundo de San Miguel de Tucumán y que antes de ingresar al Instituto estudiaba Ingeniería en Computación en la Universidad Nacional de Tucumán.  Tosi forma parte de la primera promoción de graduados de la citada carrera: egresó en diciembre de 2015.  En su caso descubrió la carrera por dos de sus hermanos, que estudiaron física en el Balseiro.

“Mis hermanos me facilitaron el plan de estudio, que  me pareció muy interesante ya que se relacionaba con mis áreas de interés: electrónica, computación, redes, entre otras. Además, el hecho de que la carrera se dicte en el Instituto Balseiro, lo cual implica prestigio, y la ayuda económica de la beca hicieron que me termine de decidir a rendir el examen de ingreso”, recordó Tosi.

Actualmente Tosi está realizando una Maestría en Ingeniería con Orientación en Telecomunicaciones en el mismo Instituto. “Estoy haciendo mi Maestría en el grupo de Fotónica en microondas y comunicaciones ópticas, un grupo que se formó en el Instituto al año de comenzada la carrera”, detalló.

Al igual que Echevarría, valoró la accesibilidad que tienen los docentes para con los alumnos. A la vez, destacó que desde el punto de vista académico, el programa de la carrera le permitió conocer y tener un pantallazo de las distintas áreas, las discusiones y los temas de interés de las telecomunicaciones. Un punto importante para Tosi es la posibilidad que la carrera le dio no solo de aprender, sino también de compartir muy buenos momentos con otras personas y hacerse de grandes amigos. Porque no sólo de tecnología vive el ser humano.

El futuro en primera persona

Leandro Echevarría es estudiante del último año de Ingeniería en Telecomunicaciones del Instituto Balseiro. Nació en Tornquist, provincia de Buenos Aires, y antes de ingresar al IB estudiaba Ingeniería en Electrónica en la Universidad Nacional de La Plata. Comentó que su decisión de estudiar Ingeniería en Telecomunicaciones fue un tanto repentina. “Tenía justo las materias necesarias para aplicar al ingreso, y se dio todo para que decidiera rápidamente intentarlo. Es una carrera con una gran afinidad a la que estaba realizando, en un centro de renombre y donde me podían financiar mis estudios”, señaló.

Para Echevarría, estudiar en el Balseiro “es toda una aventura” y destaca que existe una excelente relación alumno-profesor. Además, remarca que el acceso a los laboratorios del Centro Atómico Bariloche, donde funciona el IB, una institución de educación pública y gratuita dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica y la Universidad Nacional de Cuyo, permite un aprendizaje profundo en infinidad de temáticas.

Las expectativas del joven con respecto a su futuro laboral son muy buenas. “A poco tiempo de recibirme, tengo un montón de caminos y posibilidades abiertas”. Afirmó que su meta es seguir formándose. Con respecto a su inserción laboral, opinó que el Instituto Balseiro tiene un perfil de egresados en ingeniería marcadamente formados para el desarrollo. “En ese sentido, un lindo desafío sería encarar desde cero algún proyecto de desarrollo tecnológico en telecomunicaciones aquí en Argentina”, manifestó.

Por su parte, Mauricio Tosi contó que es oriundo de San Miguel de Tucumán y que antes de ingresar al Instituto estudiaba Ingeniería en Computación en la Universidad Nacional de Tucumán. Tosi forma parte de la primera promoción de graduados de la carrera: egresó en diciembre de 2015. En su caso la descubrió a través de dos de sus hermanos que estudiaron Física en el Balseiro.

“Ellos me facilitaron el plan de estudio, que me pareció muy interesante, ya que se relacionaba con mis áreas de interés: electrónica, computación, redes, entre otras. Además, el hecho de que la carrera se dicte en el Instituto Balseiro, lo cual implica prestigio, y la ayuda económica de la beca, hicieron que me decidiera a rendir el examen de ingreso”, recordó Tosi.

Actualmente, el ingeniero está realizando una Maestría en Ingeniería con Orientación en Telecomunicaciones en el mismo Instituto. “Estoy haciendo mi Maestría en el grupo de Fotónica en microondas y comunicaciones ópticas, un grupo que se formó en el Instituto al año de comenzada la carrera”, detalló.

Al igual que Echevarría, valoró la accesibilidad que tienen los docentes para con los alumnos. A la vez, destacó que desde el punto de vista académico, el programa de la carrera le permitió conocer y tener un pantallazo de las distintas áreas, las discusiones y los temas de interés de las telecomunicaciones. Un punto importante para Tosi es la posibilidad que le dio no solo de aprender, sino también de compartir muy buenos momentos con otras personas y hacerse de grandes amigos. Porque no sólo de tecnología vive el ser humano.

tecnología especial telecomunicaciones