El Senado también deberá ajustarse con los gastos

Como otra medida más para reducir el déficit fiscal, Gabriela Michetti firmó un decreto que recorta el 30 % de lo que resta del presupuesto anual para la Cámara Alta. No más viajes prolongados, acompañantes, bebidas o catering y menos autos son algunos de los ajustes.

El Senado también deberá ajustarse con los gastos

Las medidas establecidas en el decreto tienen el fin de hacer un uso eficiente y racional de los recursos públicos y reducir el déficit fiscal. Foto: publicada por Perfil / DYN.

Nacional

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuentes: La Nación / El Parlamentario / Perfil

Publicado el 22 DE AGOSTO DE 2018

Durante este último tiempo, el Gobierno nacional ha establecido lineamientos para ajustar gastos en los diversos ministerios con el fin de reducir el déficit fiscal. Dentro de la medida, Gabriela Michetti, vicepresidenta de la Nación y presidenta del Senado, firmó el martes último un decreto para disminuir los gastos dentro de la Cámara Alta.

Así, se dio a conocer el documento DP 276/2018, que recorta hasta el 30 % de lo que resta del presupuesto anual del Senado. Según explicó La Nación, las medidas tomadas tienden al “uso eficiente y racional de los recursos públicos”.

De acuerdo al documento que se ha difundido por diferentes medios de comunicación, entre las medidas se encuentra la suspensión de gastos por asistencia a congresos, seminarios, cursos, entre otras capacitaciones del personal que no hayan sido autorizadas. Además ningún senador, autoridad u otro personal del Senado podrá efectuar “gastos eventuales” en los viajes que realice. Con respecto a los pasajes, los legisladores solo podrán viajar en categoría económica, salvo que el viaje supere las 8 horas; en ese caso, podrán viajar en la clase Business. En la misma línea, no podrán superar los 3 días de viáticos, que se reducen, tanto para viajes internacionales como nacionales, en el 30 %.

En el decreto, según explica El Parlamentario, Michetti dispuso que, en el caso de que el senador deba realizar un cambio en los pasajes y no sea por motivos de fuerza mayor o justificada, deberá pagar la diferencia tarifaria de los mismos. No menos relevante es que ya no podrán ser acompañados por sus asesores o agentes y el personal adscrito no podrá recibir pasajes ni viáticos.

En cuanto a los despachos, no entregarán más de dos teléfonos móviles por senador o secretario de Cámara y podrán disponer de bidones de agua, pero no de otras bebidas. Respecto de los autos oficiales, la Secretaría Administrativa deberá realizar un relevamiento dentro de 60 días y presentar un informe con los necesarios para cada dependencia.

El escrito explica que la reducción de los vehículos será del 40 %. Los que queden sin uso serán subastados, según detalló el medio especializado en temas legislativos.

Los presentes o regalos protocolares y conmemorativos, incluso los servicios de gastronomía para eventos, también quedarán suspendidos. Lo mismo sucederá con los diarios y revistas que recibe la Cámara Alta.

Según informó Perfil, el decreto firmado por la presidencia del Senado establece que las medidas anteriores tendrán que reglamentarse a través de la Secretaría Administrativa del Senado, pero todos los responsables de los diferentes sectores “velarán por el efectivo cumplimiento” de lo reglamentado.

senado gabriela michetti nación recorte senadores viajes viaticos autos regalos decreto deficit fiscal