El día que el terror mutó a la felicidad

La entrega del D2 a las asociaciones de derechos humanos, configura un paso más en la construcción de la democracia.

El día que el terror mutó a la felicidad

Fotos: Axel Lloret

Derechos Humanos Unidiversidad D2 / por Unidiversidad / Juan Stagnoli - Fotos: Axel Lloret / Publicado el 12 DE SEPTIEMBRE 2015

El espacio, que durante la dictadura fue usado como centro de detención clandestino y donde se cometieron los hechos más aberrantes de la historia reciente, será un espacio dedicado a la memoria.

La entrega del ex-D2, que se realizó el 12 de septiembre, se dio en el marco de un foro latinoamericano de expresos políticos que se desarrolló ese día y el anterior. En el acto, que reunió al Gobernador de la provincia, Francisco Pérez, a asociaciones de derechos humanos, sindicatos, familiares de personas secuestradas durante la dictadura y miembros de diversos sectores de la sociedad, se produjo el reconocimiento de la lucha, el trabajo y el sacrificio que desde estos sectores se viene realizando por la búsqueda de verdad, memoria y justicia.

El subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia, Daniel Tagarelli, manifestó su emoción y agradecimiento a las organizaciones de derechos humanos y al Gobierno por poder participar del momento histórico y recordó su paso en las celdas del D2, durante su secuestro. “En esos sótanos, en esas celdas, en ese espacio, estuvimos con compañeros y compañeras. Recuerdo a Luis Moriña, compañero de  lucha, porque con Luis estuvimos juntos ahí en el sótano y nos tocábamos los pies, para darnos fuerzas, para no morir”, confesó.

El secretario, además, invitó a seguir participando para que las conquistas obtenidas en materia de derechos humanos durante los últimos años sigan vigentes en la sociedad. “Nosotros somos la voz de los compañeros desaparecidos y tenemos la responsabilidad de continuar la lucha para nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos, porque esto es un hecho que transciende a los gobiernos y a las generaciones”.

Tagarelli anunció que en ese lugar también funcionará el Comité Provincial de Derechos Humanos y el Comité contra la Tortura. “Será un espacio de la memoria argentina y latinoamericana. E un lugar donde se promocionó la muerte, ahora se promocionará la vida”, manifestó emocionado.

En el acto, el gobernador Francisco Pérez hizo entrega de la resolución 660/15, donde se aprueba el reglamento interno del espacio provincial de la memoria y los derechos humanos y el plano de aéreas del lugar. Será un espacio de encuentro, convergencia y diálogo sobe temas de memoria y derechos humanos. De esta manera, se fortalece la voluntad nacional para que nunca más se produzcan hechos que afecten la dignidad del ser humano.

Además, firmó el proyecto de ley para adherir a la Ley Nacional 26691, para la preservación, señalización y difusión de sitios de memoria del el terrorismo de Estado. La norma está reglamentada por la Subsecretaría de Derechos Humanos dependiente del Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos y se envió a la Legislatura provincial para su aprobación.

Pérez también puso a disposición de los organismos de derechos humanos los libros de decretos de la época de la dictadura encontrados recientemente, ya que en ellos hay información que puede ser usada como prueba en los juicios de lesa humanidad que se están desarrollando. “Se encontraron 20 libros donde se habla del golpe de Estado en la provincia. Hay infinidad de documentos, que hoy los ponemos como prueba documental para la Justicia Federal. Además vamos a digitalizar todos los libros y los originales serán entregados a los organismos de derechos humanos para que funcionen en la biblioteca popular”, resaltó el gobernador.

 

 

 

Los derechos humanos como política de Estado

En el acto, el primer mandatario hizo referencia a la decisión del expresidente Néstor Kirchner y de la presidenta Cristina Fernández de hacer de la política de derechos humanos una política de Estado, y agradeció a las organizaciones por su compromiso en este proceso.

En 2003, cuando asumió Néstor Kirchner tomó la decisión de reiniciar los juicios a las personas que tuvieran alguna vinculación con la dictadura y realizó el traspaso de la ex--ESMA a organizaciones de derechos humanos. “Ellos escucharon por primera vez la voz de las organizaciones y pusieron en el centro de la agenda de gobierno la política a los derechos humanos. No basta con la palabra, el compromiso es parte de una práctica política. Hay que abrazar la causa de los compañeros desaparecidos y también de los sobrevivientes, pero hay que hacerlo desde espacios que tuvieron una historia oscura para convertirlos en espacios de memoria con inclusión y participación, con debate e ideas que permitan encauzarlos como sujetos de la transformación social”, concluyó.

Por su parte, Cristian Bassin, Ministro de Desarrollo Social y Derechos Humanos, adelantó que se formará un consejo directivo de los organismos de derechos humanos. El consejo tendrá director y vocales y comenzará a trabajar por el traspaso del resto del edificio del D2, aunque no pudo precisar cuándo estará terminado. De todos modos, se mostró alegre por el acto, ya que significa la restitución de un derecho y manifestó que ese lugar “no podía ser ocupado por la Policía, sino por los organismos de los derechos humanos que son los verdaderos protagonistas”.
 

La emoción de los protagonistas

Diversas organizaciones festejaron el traspaso del ex-D2 a los organismos de derechos humanos ya que significa una conquista y fue vivido como lo que debe ser: una verdadera fiesta. Las paredes del sórdido y gris D2 se llenaron de papeles de colores con las imágenes de los hombres y las mujeres que fueron capturados durante la dictadura y a quienes sus familiares aún buscan pidiendo justicia.

Las fotos, símbolo de la lucha, también dieron un mensaje de esperanza a las nuevas generaciones: los crímenes cometidos durante ese período nefasto jamás se volverán a repetir y sus responsables serán castigados. Belén Baigorria, de H.I.J.O.S., enfatizó: “Es un día de festejo, después de tantos años de lucha, poder recuperar este espacio como lo estamos haciendo con las fotos de ellos, pero de otra manera, llenas de color”.

Ángela Urondo, secuestrada durante la dictadura junto a su padre Paco Urondo y su madre Alicia Raboy, se mostró emocionada por el acto. “Yo tenía once meses cuando estuve secuestrada en el D2. Ahora voy a poder reencontrarme con mi memoria infantil”, aseguró.

María Domínguez, símbolo de la búsqueda de las Abuelas en Mendoza, también estuvo feliz por el traspaso e invitó a seguir trabajando por todo lo que falta. La abuela de la nieta 117 no detiene su lucha y, aunque todavía no tiene contacto con su nieta, pidió continuar los esfuerzos por los nietos que faltan y también por los juicios que se desarrollan.

Por su parte, Eugenio París, secuestrado en el D2 entre el 13 de mayo y el 8 de julio de 1976, manifestó sus sentimientos encontrados por volver a transitar por los lugares donde estuvo secuestrado. “Estas paredes significaron el horror. Era un lugar de mucho dolor, mucha tortura. El terror quitó todas las libertades que teníamos”, se lamentó. París aseguró que con la entrega del D2 “queremos uns sociedad nueva, que permita la apertura ideológica. Yo estuve casi 60 días, salí vivo. Como sobreviviente, tengo la obligación de hablar en nombre de mis compañeros. Esto (señalando un conjunto de llaves) es ahora un ruido alegre. En ese momento, el ruido transmitía otra cosa”, remarcó. Además, invitó a la sociedad a participar y a recorrer los lugares para la construcción de memoria ciudadana. “Esto tiene que ser un lugar público, abierto y alegre. Mis sensaciones de hoy son muchas. Muchos recuerdos. El golpe fue brutal pero debemos volver a reconstruir los lazos solidarios que los milicos destruyeron”, finalizó emocionado.

El D2 funcionó en el entrepiso del interior del Palacio Policial, ubicado entre las calles Belgrano y Virgen del Carmen de Cuyo de la ciudad de Mendoza. El lugar fue escenario de la tortura indiscriminada, violación, desaparición y muerte de unos 300 militantes de diversos espacios políticos, sindicales y sociales.

Ex D2


d2 | traspaso | espacio de la memoria | tagarelli | parís | domínguez



D2: