Una experiencia con moodle

Entrevista a la docente Marcela Tagua.

Una experiencia con moodle

Facultad de Filosofía y Letras Suplementos Especial e-learning / por Vanesa Seno, becaria de Prensa de la Facultad de Filosofía y Letras / Publicado el 17 DE NOVIEMBRE 2015

Existen numerosas experiencias de prácticas educativas en plataformas virtuales, que van desde una virtualización meramente instrumental, en la cual las plataformas solo se utilizan como repositorios de información, hasta ofertas donde la tecnología mediatiza el proceso educativo sin la necesidad de que profesor y alumno compartan tiempo y espacio, desde enfoques de b-learning al e-learning. Ahora bien, la problemática nace cuando nos preguntamos acerca de la eficiencia pedagógica de esas prácticas, la significatividad de los aprendizajes de los alumnos, la comunicación interpersonal, la interactividad, el diálogo, la integración de los alumnos en forma dinámica y activa, la posibilidad de que el aprendizaje desde el “aula sin muros” sea igual de efectiva que en un aula presencial.

La experiencia se realizó en un ambiente virtual de aprendizaje que permitió explorar las posibilidades de aplicación de las TIC para el seguimiento del espacio curricular Informática de la Licenciatura en Educación Física de la Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Nacional de Cuyo y el Instituto IPEF de Córdoba. Se contó con la participación, en una primera cohorte, de 71 alumnos; en una segunda cohorte, con 63 inscriptos, y 28 en la tercera. Esta propuesta ha sido llevada a cabo completamente en línea. La primera cohorte finalizó en agosto de 2007; la segunda cohorte, en marzo de 2008 y la tercera, en agosto de 2009.

Se buscó que los alumnos participaran individualmente y en grupo en las distintas actividades de aprendizaje; llevasen a cabo formas de trabajo colaborativo y cooperativo; conocieran y fueran parte de un ambiente de aprendizaje donde se utilizan la computadora y las redes como mediadoras del aprendizaje, y valoraran no solo la propia participación sino la posibilidad del trabajo colaborativo.

Los alumnos demostraron un sólido compromiso en su proceso de aprendizaje en un entorno virtual, asimismo se advirtió un alto grado de motivación y participación activa, respetando los distintos niveles de conocimiento en la materia de cada uno de los participantes. También se observaron dos tipos de efectos cognitivos: los efectos que se obtienen en conjunción con la tecnología en el curso de la colaboración intelectual con ella, y los efectos procedentes de la tecnología tras la forma de un mayor dominio de habilidades.
 

Utilización de un aula virtual como ambiente de aprendizaje

El aula virtual es un entorno de aprendizaje abierto y activo. Se basa en la flexibilidad de las nuevas formas de comunicación, que permiten la interacción continua y dinámica entre todos los integrantes. En ella se recrean los espacios institucionales, académicos y sociales de un ambiente real en una comunidad virtual de aprendizaje. Estos entornos contribuyen a promover el intercambio de experiencias, reflexiones en torno a los contenidos, comentarios, debates, promoviendo el acceso y uso del aula como lugar y espacio de encuentro de las distintas instancias en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

La plataforma Moodle es una plataforma especializada en contenidos de aprendizaje. Toma en cuenta la interactividad como criterio decisivo y considera tanto el tipo como la cantidad de interacciones didácticas.

Los foros constituyen un recurso significativamente utilizado para el debate de los temas propuestos en forma asincrónica, como también el intercambio de las prácticas de aprendizaje de los alumnos entre sí y con el docente, lo que favorece el aprendizaje colaborativo. Para las sesiones en línea se utilizaron salas de chat propuestas en cada unidad de estudio con fechas y horarios previamente fijados.

Un foro virtual es un escenario de comunicación por Internet donde se propicia el debate, la concertación y el consenso de ideas. Es una herramienta que permite publicar su mensaje en cualquier momento, por lo que queda visible para que otros usuarios, que no comparten el mismo tiempo necesariamente, puedan leerlo y contestar. Permite mantener comunicación constante con personas que están lejos, sin necesidad de coincidir en los horarios de encuentro en la red, y superan así las limitaciones temporales de la comunicación sincrónica y dilatando en el tiempo los ciclos de interacción, lo cual, a su vez, favorece la reflexión y la madurez de los mensajes.

Las plataformas virtuales permiten realizar un control exhaustivo de la participación de los alumnos, intervenciones realizadas, sitios visitados, de manera de contar con toda la información que posibilite un seguimiento individual y pormenorizado del proceso de enseñanza y aprendizaje.