Hepatitis C: cuál fue el aporte a la medicina de los investigadores premiados

El hallazgo reveló la causa de los casos hasta entonces inexplicables de hepatitis crónica, posibilitó análisis de sangre y nuevos medicamentos. El antecedente académico de los premiados.

Hepatitis C: cuál fue el aporte a la medicina de los investigadores premiados

Sociedad

Premios Nobel

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: Télam

Publicado el 05 DE OCTUBRE DE 2020

Hasta el descubrimiento de los tres científicos laureados este lunes con el Premio Nobel de Medicina, la mayoría de los casos de hepatitis transmitida por la sangre seguían sin explicación. El hallazgo reveló la causa de los casos restantes de hepatitis crónica y posibilitó análisis de sangre y nuevos medicamentos.

Los estudios metódicos de la hepatitis asociada a transfusiones realizados por Harvey J. Alter demostraron que un virus desconocido era una causa común de hepatitis crónica, mientras que Michael Houghton utilizó una estrategia no probada para aislar el genoma del nuevo virus, que se denominó virus de la hepatitis C. Charles M. Rice proporcionó la evidencia final que muestra que el virus de la hepatitis C por sí solo podría causar hepatitis, indicó la agencia de noticias DPA.

Nobel de Medicina para los que descubrieron el virus de la hepatitis C

Los estadounidenses Harvey Alter y Charles Rice, y el británico Michael Houghton ganaron el Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento del virus de la hepatitis C, anunció este lunes el jurado en Estocolmo.

 

Antes del descubrimiento

Antes de la investigación de Harvey Alter, Charles Rice y Michael Houghton, se desconocía la causa de la mayoría de las hepatitis, y fue gracias al trabajo de los flamantes tres premios Nobel que ahora se sabe que la hepatitis C es la principal causa de cirrosis hepática y cáncer de hígado, y se conoce el virus responsable de la enfermedad. Previamente, se habían identificado las causas de la hepatitis A, principalmente ligadas a la transmisión relacionada a la ingestión de agua o alimentos contaminados, y de la hepatitis B, que se transmite a través de la sangre y cuyo virus fue descubierto en la década de 1960 por Baruch Blumberg, galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 1976, reportó la agencia ANSA.

Sin embargo, las causas de muchos otros casos de hepatitis aparentemente inexplicables aún no se identificaban.

Alter fue el primero en estudiar estas misteriosas formas de hepatitis. Mientras trabajaba en los Institutos Nacionales de Salud (NIH), advirtió que la sangre de los pacientes afectados por la extraña enfermedad era contagiosa para los chimpancés. Una investigación adicional reveló que el agente infeccioso tenía las características de un virus.

Así quedó claro que se trataba de una nueva forma de hepatitis y, para subrayar su naturaleza, aún confusa, se decidió llamarla "no A-no B". Entonces, el desafío se convirtió en poder identificar el virus, pero eso no se logró en diez años de investigación.

Fueron los análisis realizados por Houghton en los laboratorios de la farmacéutica Chiron los que proporcionaron el primer identikit genético del virus y demostraron su pertenencia a la familia Falvivirus. A este nuevo agente se lo denominó "virus de la hepatitis C".

En ese momento, quedaba por ver si el virus C desencadenaba la hepatitis por sí solo. Las técnicas de ingeniería genética utilizadas por Rice en la Universidad de Washington en St. Louis demostraron que era suficiente para inyectar el material genético del virus, es decir, su ARN, en animales y causar la enfermedad. En ese momento, todas las piezas del rompecabezas encajaron y el descubrimiento allanó el camino para el diagnóstico de la enfermedad, mediante análisis de sangre, y la posibilidad de desarrollar tratamientos.

 

Sus antecedentes

Harvey J. Alter nació en 1935 en Nueva York, recibió su título de médico en la Facultad de Medicina de la Universidad de Rochester y se formó en medicina interna en el Strong Memorial Hospital y en los University Hospitals of Seattle. En 1961, se unió a los Institutos Nacionales de Salud (NIH) como asociado clínico, y pasó varios años en la Universidad de Georgetown antes de regresar a los NIH en 1969 para unirse al Departamento de Medicina Transfusional del Centro Clínico como investigador principal.

Por su parte, Houghton nació en el Reino Unido y recibió su doctorado en 1977 del King's College London. Se unió a GD Searle & Company antes de mudarse a Chiron Corporation, Emeryville, California en 1982, y en 2010 se fue a la Universidad de Alberta. Actualmente es catedrático de Investigación de Excelencia de Canadá en Virología y profesor de Virología Li Ka Shing en la Universidad de Alberta, donde también es director del Instituto de Virología Aplicada Li Ka Shing.

Charles M. Rice nació en 1952 en Sacramento. Recibió su doctorado en 1981 en el Instituto de Tecnología de California, donde también se formó como becario postdoctoral entre 1981 y 1985. Estableció su grupo de investigación en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, St Louis en 1986 y se convirtió en profesor titular en 1995. Desde 2001 es profesor en la Universidad Rockefeller, Nueva York. Entre 2001 y 2018 fue director científico y ejecutivo del Centro para el Estudio de la Hepatitis C en la Universidad Rockefeller, donde permanece activo.

hepatitis c nobel medicina premio aportes antecendentes harvey j alter michael houghton charles m rice