"Depende de nosotros que la actividad económica sea sostenida y no colapse el sistema sanitario"

Así lo indicó Iris Aguilar, jefa del departamento de Inmunizaciones de la provincia. Habló en el primer programa de "Chat Político" de 2021. Radiografía de la vacunación en Mendoza y un pedido para que la ciudadanía se siga cuidando.

Sociedad Señal U #ChatPolítico / Vacuna COVID / por Señal U / Unidiversidad / Publicado el 20 DE ABRIL 2021

Chat Político entrevistó en su primer programa de 2021 a la jefa del Departamento de Inmunizaciones de la provincia, Iris Aguilar. La especialista habló sobre la situación general de la COVID-19 en la provincia: en qué etapa está la campaña de vacunación en Mendoza, cómo es su planificación y cuántas personas de grupos de riesgo fueron vacunadas hasta el momento. Además, la infectóloga se refirió a las vacunas que se aplican en el país y remarcó los cuidados fundamentales que debe tener la ciudadanía para que se pueda seguir manteniendo la economía funcionando y así evitar que el sistema sanitario se colapse.

Desde que comenzó la campaña de vacunación en Mendoza, cerca de 150 000 adultos y adultas mayores ya fueron vacunadas. Muchas de esas personas solo han recibido la primera dosis por falta de vacunas en el país.

“En este contexto de escasez de dosis a nivel mundial, Argentina decidió adaptarse a posponer la segunda vacuna en un lapso de 90 días, al igual que lo hicieron Inglaterra o Canadá. Con esto se busca vacunar a la mayor cantidad de personas con la primera dosis. Esta medida fue analizada y consultada por el Consejo Nacional de Inmunizaciones, que está formado por representantes de las organizaciones científicas del país”, comentó Aguilar.  

Actualmente, en la provincia se están vacunando las personas mayores de 60 años con la vacuna china Sinopharm. La idea del Gobierno de Mendoza es, una vez que finalice la vacunación de este sector, empezar a vacunar a los menores de 60 que padezcan enfermedades de riesgo. “Los cronogramas de vacunación están sujetos a la cantidad de dosis que reciba la provincia. Nosotros podemos programar un montón de cosas, pero si no tenemos vacunas, no podemos ejecutar nada. Por eso, ahora estamos haciendo hincapié en vacunar a los grupos más vulnerables”, manifestó la también integrante de la Sociedad Argentina de Vacunología.

Aguilar resaltó la importancia de las vacunas en la sociedad. “A la vacuna la definimos en una sola palabra: esperanza. Las personas, cuando salen de vacunarse, salen con esperanzas y eso a nosotros nos llena de alegría”, expresó la especialista.

 

Las vacunas que se aplican en la Argentina

Si bien en un principio hubo un fuerte rechazo a vacunarse cuando del Gobierno de la Nación anunció la llegada de la Sputnik V al país, Aguilar remarcó que la resistencia a recibir la vacuna rusa solo duró unas semanas. Esta postura empezó a cambiar luego de que se le colocara la dosis al personal de salud. En ese momento, la sociedad empezó a notar que no había ninguna reacción negativa.

Las tres vacunas que se están aplicando en la Argentina son la AstraZeneca (Reino Unido), la Sputnik V (Rusia) y la Sinopharm (China). “Estas vacunas son todas seguras y eficaces en el 100 % para prevenir las formas graves de coronavirus, incluso eficaces en el nivel inicial con una única dosis, con niveles que rondan del 80 % a más del 90 % en el caso de la Sputnik V”, detalló Aguilar. Con respecto a la polémica que se desató la semana pasada sobre qué vacunas chinas se utilizan en la Argentina, aclaró: “Tenemos que tener en cuenta dos cosas: una es que no todas las vacunas chinas son iguales, no es igual la vacuna china que se aplica en Argentina que la que se aplica en Chile en cuanto a nivel de eficacia. Por otra parte, nadie incorporaría una vacuna en una campaña de vacunación si no estuviéramos seguros de su perfil clínico y de su eficacia”.

 

Tres aspectos importantes

Además de los cuidados básicos de higiene, la infectóloga remarcó que hay tres cosas fundamentales que tiene que respetar la sociedad: barbijo, distancia y ventilación. “Con esto podemos marcar la diferencia entre tener una actividad económica sostenida o tener que volver a un aislamiento obligatorio por tener una situación sanitaria critica”, finalizó Iris Aguilar.