La facturación de los supermercados sigue por debajo de la inflación

Si bien las ventas aumentaron el 16,3 % en febrero, la inflación calculada para ese período fue del 34,3 %. Los shoppings, en tanto, tuvieron un crecimiento del 13,5 %. En Mendoza, la situación de estos centros comerciales es similar.

La facturación de los supermercados sigue por debajo de la inflación

Según el Indec, se consumió más en pequeños canales de venta que en las grandes cadenas de supermercados. Foto: La Nación.

Sociedad

Inflación

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 21 DE ABRIL DE 2017

En febrero, los supermercados facturaron $ 24 520 millones, lo que representa una variación interanual de 16,3 % en relación al mismo mes en 2016. En tanto, en los shoppings, las ventas crecieron el 13,5 % y recaudaron $ 3605,9 millones, mientras que la inflación acumulada según el IPC Congreso alcanzó el 34,3 % interanual. En el caso particular de Mendoza, la facturación creció el 15,6 %, mientras que en 11 meses (de abril de 2016 a marzo de 2017), la inflación fue del 22,5 %.

Según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en los primeros meses del año, el consumo no tuvo una reactivación considerada. Durante el primer bimestre, la facturación de los supermercados fue de $ 50 815,5 millones, lo que representa un incremento nominal del 18,8 %. Esta cifra significa un aumento con respecto al mismo período del año anterior, cuando se recaudaron $ 42 788,4 millones. Para obtener esta información, el ente relevó a 61 empresas distribuidas por todo el país. 

El informe del Indec también explica que, por un lado, la categoría Alimentos y Bebidas creció en el segundo mes del año por encima del promedio general, y sus ventas experimentaron un incremento nominal del 22,1 %. Dentro de este rubro, los segmentos con mayores crecimientos fueron Lácteos (25,9 %), Almacén (23,4 %), Bebidas (23,3 %) y Panadería (22,6 %).

Por otro lado, muestra que la facturación de los supermercados cayó el 2 % por la venta de productos electrónicos y artículos para el hogar. Estos rubros tuvieron el peor desempeño en sus ventas medidas en pesos, pese a ser el sector con menor suba de precios.

Según el instituto nacional, hubo un cambio de hábito entre los consumidores, ya que estos se acercaron más hacia firmas o canales de venta más pequeños: la facturación de las grandes cadenas de supermercados, es decir, aquellas en las que la suma de la superficie de sus suscursales supera los 150 000 m2, creció en febrero el 14,9 % interanual, mientras que las cadenas medianas, las de una superficie total menor a 150 000 m2, se incrementó el 22,3 %.

En la provincia de Mendoza, la situación de estos establecimientos es similar. En un año la facturación creció el 15,6 % y la inflación en 11 meses fue del 22,5 %, según datos de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), ya que Mendoza tiene medido este índice desde abril de 2016 hasta marzo de 2017. Al respecto, los únicos rubros que le ganan a la inflación son el de Bebidas, ya que creció el 27 %, y los productos de Almacén (27 %). Donde se registra menor crecimiento, porque hay menos ventas, es en Carnes (tan solo creció el 14,7 %), en Verduras y Frutas (15,6 %) y en Lácteos (19,5 %).

En cuanto a los centros comerciales, se obtuvieron los datos de 37 centros de compras ubicados en la región metropolitana: las ventas en febrero tuvieron un incremento del 13,5 % y facturaron $ 3605,9 millones, es decir que este sector tuvo una tendencia similar a la de los súper: un aumento nominal del 13,5 %. Todos estos datos están comparados con el registro del mismo período de 2016. En el primer bimestre del año, la recaudación de los shoppings asciende a $ 7527,7, un crecimiento nominal en el año del 18,1 %.

Entre las causas del bajo nivel de consumo se encuentran la suba de precios, la pérdida de poder adquisitivo de los salariados y la falta de una reactivación económica. En el caso de Mendoza, se le suma el gran flujo de personas que viajaron hacia Chile a realizar sus compras.

sociedad inflación supermercados centros comerciales