La matrícula de las escuelas de la UNCUYO se mantuvo estable con la pandemia

Las clases virtuales y la bimodalidad prácticamente no incidieron en la movilidad de estudiantes secundarios. Las autoridades lo atribuyen a la alta calidad de enseñanza que se mantiene en estos establecimientos escolares.

La matrícula de las escuelas de la UNCUYO se mantuvo estable con la pandemia

Imagen ilustrativa gentileza Prensa UNCUYO

Universidad Unidiversidad por Unidiversidad / Publicado el 10 DE JUNIO 2021

Los datos son contundentes: las clases virtuales dictadas durante 2020 y el sistema bimodal que rige en este ciclo lectivo contribuyeron a que las escuelas de la UNCUYO mantuvieran la calidad educativa que las caracteriza.

Desde la implementación de las clases virtuales, los pases a otros establecimientos no dependientes de la UNCUYO se mantuvieron estables en relación a los índices previos a la pandemia y a la cuarentena estricta que vivió el país el año pasado. Solo en dos de las cinco escuelas que dependen de esta casa de estudios hubo una mayor salida en 2021 que en años anteriores, e incluso en uno de ellos ese índice bajó.

Por ejemplo, durante 2019, cuatro estudiantes del DAD, la escuela de mayor envergadura en términos de cantidad de alumnos, pidieron el pase, frente a los cinco que tomaron igual camino en el bienio 2020-2021. En el caso del Martín Zapata, dos alumnos dejaron la escuela en 2019, tres en 2020 y cuatro en 2021, mientras que en la Escuela del Magisterio las cifras fueron de 10, ocho y cinco, respectivamente.

El fenómeno puede explicarse, según las autoridades universitarias, en la apuesta a la calidad educativa que hacen las escuelas de la UNCUYO, un objetivo que se apuntaló aún más desde el inicio de la pandemia con la implementación de la bimodalidad en el dictado de las clases.

Innovación y calidad

Bajo esta nueva realidad sanitaria, la UNCUYO diseñó una propuesta de educación virtual “que posibilita avanzar tanto desde el punto de vista tecnológico como pedagógico hacia un modelo curricular que articula lo presencial y lo virtual, como parte de una propuesta educativa con innovación y calidad”, explicó a Unidiversidad María Ana Barrozo, directora de Educación Secundaria de la UNCUYO.

La funcionaria también destacó que trabajaron en la capacitación y actualización en educación en entornos virtuales para los docentes de las escuelas, a cargo de la Dirección de Educación a Distancia de la Universidad.

Cabe recordar que la UNCUYO empezó en 2012 a implementar el aprendizaje en entornos virtuales en sus escuelas: fue la primera universidad del país en hacerlo. Ese año se crearon 250 aulas virtuales; hoy son en total 2004 las que existen.

Según las estadísticas de la Universidad, a las cinco escuelas de la UNCUYO aspiran a ingresar 2000 estudiantes por año, de los cuales finalmente lo hacen 970. De ellos, el 95% egresa en tiempo y forma, y el 80% continúa estudiando en el nivel superior, la gran mayoría en la misma casa de estudios.

"Para nosotros la calidad educativa está vinculada a que el estudiante de nivel secundario pueda insertarse en la educación superior y que pueda acceder al mundo laboral", resaltó Dolores Lettelier, secretaria académica de esa casa de estudios".

Resultados muy satisfactorios

“Ningún estudiante de las escuelas de la UNCUYO, durante el ciclo lectivo 2020, estuvo desvinculado de las actividades académicas”, agregó Barrozo, quien completó que “se mantuvo contacto académico con el 100% de los estudiantes que pertenecen al nivel secundario de la universidad”.

Además, informó que el 95% del total de los 6.000 estudiantes secundarios pudo aprobar varias de las obligaciones curriculares que fueron priorizadas durante el ciclo lectivo 2020, mientras que el resto de los estudiantes es acompañado durante el presente ciclo lectivo (2021) para que logre acreditar los saberes priorizados.

La directora de Educación Secundaria destacó además la propuesta de aprendizaje basado en proyectos que se aplica en las escuelas de la UNCUYO. En la actualidad, existen en desarrollo más de 50 proyectos interinstitucionales en los que se vinculan distintos organismos y organizaciones a nivel local, nacional e internacional.

“Es muy valioso destacar que con el propósito de poner en valor estos aprendizajes de la formación complementaria, a partir de este año nuestros estudiantes que participan de estas experiencias llevarán en sus certificados analíticos de egreso de nivel secundario una certificación que, de acuerdo con la resolución ministerial N°12/20, se conoce como Complemento al Título, o suplemento para el caso del nivel secundario”, detalló Barrozo.

La UNCUYO es pionera en la certificación de estas experiencias en el título secundario. Sin ir más lejos, este año, 50 estudiantes la recibirán.

Se trata de experiencias como Olimpíadas disciplinares, Ferias del Conocimiento, Modelo de Naciones Unidas, Emprendedurismo, Educación Financiera, Educación Sexual Integral, Educación Ambiental, Educación de las Emociones, Proyectos de Artes Visuales y Musicales, Actividad Física Saludable, Educación en Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, Prácticas Socioeducativas y Proyectos de Vinculación, entre otros.