La pelota siempre al diez

Con una eximia actuación de Patricio Cucchi, el Lobo derrotó a Temperley por 2-1 con un doblete del delantero en el marco de la primera fecha de la B Nacional.

La pelota siempre al diez

Cucchi festeja junto a sus compañeros. | Foto: Gentileza Prensa GyE (Carina Ochoa y Yamila Correa).

Deportes Radio U El Suplementario / Fútbol - Primera Nacional / / Publicado el 27 DE AGOSTO 2018

El Víctor Legrotaglie vivió una fiesta en el comienzo del torneo que compete a la segunda división del fútbol argentino, Gimnasia volvía a jugar en esta división y no defraudó a su gente. Lo llamativo fue la inclusión de Stefano Brundo y Sergio Velázquez en el once inicial, ambos son dos recientes refuerzos de los diecisiete que trajo el Lobo para esta temporada. Si bien, el panorama comenzó adverso para el local que arrancó perdiendo 1-0, en el segundo tiempo Cucchi convirtió dos goles para darle los primeros tres puntos al equipo dirigido por Bianco.

Los primeros diez minutos del encuentro fueron de análisis, ambos rivales se medían para no correr riesgos desde tan temprano. Sin embargo, en el prólogo del partido, una jugada aislada de Lucas Wilchez por izquierda, en la cual tiró un centro dudoso y encontró a Marchiori desprevenido, le dió el 1-0 a favor del Gasolero. A partir del gol visitante, el Mensana se hizo dueño de la pelota y controló el ritmo del juego, sin ser muy punzante, le costó penetrar el doble cinco conformado por Brum y Fattori que impedían la conexión del sistema de juego blanquinegro. Además, una de las características del Lobo en el primer tiempo fue la posición de Cucchi, que jugó de ‘nueve’ gran parte del encuentro, con Sergio Velázquez y Marcos Rivadero detrás de él.

El segundo tiempo fue de claro dominio Mensana, tenía la pelota en su poder y con el ingreso de Mateo Acosta, el 10 del parque se soltó un poco más y el juego de Gimnasia comenzó a fluir por las bandas con Baldunciel y Bauzá que trataban de desbordar a los marcadores de punta del equipo de Esmerado. Justamente con esa misma lógica llegó el empate, centro desde la derecha de Baldunciel para que Cucchi conectara el balón de cabeza y pusiera la paridad en el marcador. Temperley no pudo reaccionar, y los de Bianco se acercaban cada vez más al arco que defendía Castro. Cuando las ilusiones blanquinegras comenzaban a disiparse, un balón largo fue tomado por Cucchi que le ganó en velocidad al ex Gimnasia, Yair Marín, y quedó de frente al arco visitante, eludió al uno del Gasolero y le dio la victoria al Lobo.

Consumada la victoria, el Chaucha Bianco opinó: “De lo que yo pretendo creo que estamos en un 50% porque nos faltan muchos jugadores, algunos jugadores se han lesionado, otros se han incorporado a último momento. Los que jugaron respondieron muy bien, eso es un aliciente y un empujón anímico importante para todo el grupo”. En cuanto a la dupla central debutante afirmó que le gustó la labor de Brundo y Márquez y que lo hicieron muy bien a pesar de tener poco rodaje futbolístico previo.

Por último, el capitán Pablo Cortizo debutó en ese rol en el equipo y expresó: “Es una responsabilidad que reconforta, un reconocimiento, no sólo por la cinta sino por la camiseta que llevamos y el peso que tiene”. El volante central jugó un gran partido al igual que Gimnasia, que a pesar del pésimo arbitraje de Luis Lobo Medina, que no cobró dos claros penales para el Mensana, y pudo sobreponerse a uno de los candidatos del torneo como lo es Temperley.  

 

Síntesis

Gimnasia: Marchiori; Lucas Fernández, Brundo, Márquez, Aguirre; Cortizo, Rivadero, Baldunciel, Espinoza, Velázquez; Cucchi. DT: José María Bianco.

Temperley: Castro; Mazur, Albarracín, Marín, Demartini; Mancinelli, Fattori, Brum, Wilchez; González y Giordana. DT: Gastón Esmerado.

Goles: 11’ Wilchez (T); 69’ y 85’ Cucchi (G).

 

Escuchá a continuación la palabra de los protagonistas.

Audios

  • José María Bianco.

    DT de Gimnasia Mza

  • Pablo Cortizo.

    Jugador de Gimnasia Mza