Reapertura del acceso al Lago Escondido: "Venimos peleando por la soberanía nacional desde hace años"

La Justicia ordenó reabrir el camino a Lago Escondido, que está en medio de las tierras que compró el empresario Joe Lewis, en Río Negro. Alejandro Meyer integra la Fundación Interactiva para la promoción de la cultura del agua, y dialogó con Radio U para explicar la controversia judicial que existe desde los años '90.

Reapertura del acceso al Lago Escondido: "Venimos peleando por la soberanía nacional desde hace años"

La mansión de Joe Lewis frente al Lago Escondido. Foto: Télam.

Sociedad

Podría ser peor

Medio ambiente

Radio U

Unidiversidad

Publicado el 16 DE SEPTIEMBRE DE 2022

Recientemente, la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Bariloche confirmó una sentencia de 2013, en un amparo que lleva casi dos décadas. El magnate británico Joe Lewis construyó su mansión exactamente arriba del camino original que debe liberar.  

Así las cosas, la Justicia ordenó reabrir el camino de acceso a Lago Escondido, cercado por el empresario Lewis. El dictamen ratifica una sentencia de febrero de 2013 que le había ordenado al Estado de Río Negro realizar los trabajos necesarios para garantizar el tránsito hasta el lago a través del camino Tacuifí, en el paraje El Foyel.

"Es un caso muy complejo y ha tenido muchas idas y vueltas judiciales, pero la Justicia vuelve a ordenar al empresario que garantice el camino por este camino, el acceso más fácil para llegar con vehículos hasta el lago. Nosotros con la fundación venimos haciendo resistencia y peleando por la soberanía argentina desde hace muchos años. Hemos acampado varias veces en el lago, que es público y cada vez año vamos sumando más gente", contó a Radio U, Alejandro Meyer. 

Casi dos décadas
Fueron 17 años de batalla legal desde que se inició el amparo, 25 jueces y juezas que pasaron por la causa, entre recusaciones y denuncias ante el Consejo de la Magistratura. Una primera sentencia favorable 13 años atrás, pero innumerables apelaciones en el medio, idas y vueltas entre el juzgado, el Superior Tribunal de Justicia provincial, intentos de llevar la causa al fuero federal, hasta la Corte Suprema de la Nación. Finalmente, en lo que aparece como un fallo clave (aunque siempre puede haber más vericuetos dilatorios), la Justicia ratificó una sentencia de 2013 que ordena a Joe Lewis y al Estado rionegrino abrir un camino público de acceso al lago Escondido. No el que creó el magnate británico como entrada privada a la fastuosa mansión emplazada en las 12 mil hectáreas que compró en plena Patagonia --ese siempre quedó fuera de discusión--. Pero sí uno que responde al trazado histórico y que, razonablemente, implica una media hora de camino de ripio en vehículo. Insólitamente, la medida fue apelada por el propio gobierno de Río Negro.

¿Quién es Joe Lewis?

Joe Lewis es un magnate inglés dueño de doce mil hectáreas ubicadas en la zona de frontera, a menos de cuatro kilómetros del límite con Chile, rodeando al Lago Escondido de la localidad El Bolsón, provincia de Río Negro, lugar donde construyó una gran mansión con múltiples instalaciones.

Este complejo, sumado a su proyecto inmobiliario en la Pampa del Luden, una reserva de aguas nacientes ubicada al pie del Perito Moreno, y sus propiedades sobre la costa atlántica, “Paralelo 42”, en el golfo San Matías, que incluyen una pista aérea de grandes dimensiones construida a la altura de Sierra Grande, constituyen otro enclave inglés en la Patagonia, donde rigen sus propias leyes, al margen de la justicia, y de la Constitución Nacional, y Provincial.

El Lago Escondido conecta con la ruta 40 por Tacuifí, un camino de ripio cuyo acceso libre está vedado por la guardia privada de Lewis: nadie que él no autorice puede pasar por allí. El puente que colgaba sobre el río Foyel y conectaba con la costa Oriental del espejo de agua fue intencionalmente destruido por orden del multimillonario.

Escuchá la nota completa a Meyer.

Audio

  • Entrevista con Alejandro Meyer.

    Integrante de FIPCA

Fuente: Radio U

sociedad meyer activista agua joe lewis británico magnate mansión lago escondido justicia