La salud mental en los y las deportistas

Una nueva competidora de alto rendimiento se alejó de Tokio 2020 por priorizar esta temática.

La salud mental en los y las deportistas

Biles se bajó de la competencia y puso en el tapete un tema del que no se habla mucho en el deporte de alto rendimiento. Foto: gentileza.

Deportes

El Suplementario

Salud

Radio U

Carolina Quiroga para Radio U

Publicado el 28 DE JULIO DE 2021

Se trata de Simone Biles, la estadounidense que se desempeña en el rubro gimnasia artística, tomó la determinación de retirarse de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 por sentirse afectada en términos de salud mental.

"No puedo subir ahí", dijo a su entrenadora tras hacer tan solo el primer ejercicio en la final olímpica por equipos en Tokio. Después de obtener con su salto, una nota de 13,766 -la más baja entre las integrantes de su selección- la vigente campeona olímpica abandonó el escenario con el médico del equipo y regresó unos minutos después. "No quería salir y hacer algo estúpido y salir lesionada. Creo que el hecho de que muchos atletas hablen ha sido de gran ayuda. Esto es tan grande, son los Juegos Olímpicos [...] Realmente siento como si tuviera el peso del mundo sobre mis hombros a veces”, expresó.

Ante esta decisión, el equipo estadounidense quedó en segundo lugar por debajo de la parcialidad rusa que se adjudicó de este modo la medalla dorada. No obstante, las palabras de Biles hicieron eco en todos los medios como un instrumento de colaboración para seguir concientizando sobre las presiones y exigencias sociales que vivencian día a día los y las deportistas de alto rendimiento. “Después de la actuación que hice, no quería seguir. Tengo que centrarme en mi salud mental. Creo que la salud mental está más presente en el deporte ahora mismo”, dijo la gimnasta. Y añadió: “Tenemos que proteger nuestra mente y nuestro cuerpo y no limitarnos a hacer lo que el mundo quiere que hagamos”.

Este hecho se sumó al de Naomi Osaka, la tenista japonesa, que hace unos meses también confesó decidió alejarse de Roland Garros en París para priorizar, justamente, su salud mental al no querer enfrentarse a la rueda de prensa post- partido. Por este hecho  fue multada con US$15.000 y fue ella la que decidió abandonar el certamen en segunda ronda. A través de Twitter, Osaka reveló que había sufrido “largos episodios de depresión” luego de ganar su primer título del Grand Slam en 2018, y además contó que sufría “enormes oleadas de ansiedad” antes de presentarse ante los medios, por ello es que resolvió en ese entonces estar un tiempo fuera de la cancha.

Sin ir más lejos a este historial también debe agregársele la lamentable tragedia de Santiago “El Morro” García, ex jugador de Godoy Cruz, quien se quitó la vida el pasado 8 de febrero luego de atravesar un complicado momento a nivel personal y con la dirigencia del club. El entrañable jugador supo manifestar alguna vez que no era fácil transitar en el ambiente del fútbol.

Tras estos nombres habrán muchos más que no se conocen, por lo que será una temática a seguir trabajando como sociedad para que la calidad de vida de estas personas –porque eso son, antes que deportistas- mejore y no sucedan más episodios lamentables.

deportes salud mental deportistas simone biles el suplementario