La UNCuyo superó las expectativas y dejó una gran imagen en los JUR 2017

Nuestros representantes se hicieron gigantes en tierras porteñas y dejaron bien parada a la Universidad Nacional de Cuyo. Una medalla de oro, dos de plata y cinco de bronce fueron las proezas mendocinas; además del aprendizaje y la buena convivencia.

La UNCuyo superó las expectativas y dejó una gran imagen en los JUR 2017

Los chicos del básquet se colgaron la medalla de bronce. | Foto: Walter Vasquez

Deportes

El Suplementario

Juegos Universitarios Regionales 2017

Radio U

Walter Vasquez

Publicado el 02 DE MAYO DE 2017

La Universidad Nacional de Cuyo concluyó su participación en las finales de los Juegos Universitarios Regionales 2017, donde a base de esfuerzo, dedicación y compañerismo, rompió con los pronósticos y logró una buena cosecha, quedándose con ocho medallas.

La única presea de oro llegó en natación, donde Juan Kemelmajer se impuso en los 50 metros libres, mientras que el equipo acuático también obtuvo el bronce en la posta. Otro primer puesto logrado fue en atletismo, más precisamente en la posta 4x400, en el que las chicas dieron todo lo posible y triunfaron ampliamente. Sin embargo una mala descalificación le impidió al Verde gritar victoria, ya que el Juez de la competencia sancionó al equipo de la UNCuyo -sin pruebas comprobables- porque, según él, se entregó el testimonio fuera de la zona permitida de entrega. Duro golpe al espíritu deportivo.

En tanto, Natalia Campanini, profesora de atletismo del conjunto mendocino, se manifestó en contra de la decisión, pero rescató la mitad del vaso lleno: “Me llevo el trago amargo de la descalificación de la posta, que fue injusta, pero me voy contenta con el resultado de las chicas. A pesar de no traer el equipo completo nos llevamos tres medallas y eso es un buen resultado”. Dicha disciplina se va con una sonrisa amplia, al adueñarse de tres medallas de bronce: posta 4x100, 5000 m llanos y 400 m llanos.

El rugby seven, por parte, realizó una gran performance en el Anexo del Liceo Naval y se colocó entre los primeros tres equipos del torneo. Fuerza, sudor e inteligencia lograron su combinación perfecta gracias a las órdenes de Santiago Garbarino e Ivana Quiroga. El resto lo hicieron los muchachos: garra y alma para colgarse la distinció plateada.

El equipo que estuvo cerca de tocar el cielo con las manos fue el dirigido por Hebe Caballero. Las chicas del balonmano sufrieron el desgaste de una competencia intensa y perdieron la final de la disciplina ante la UBA en los últimos minutos. A pesar de ello, la medalla de plata deja bien posicionadas a las señoritas del Verde, ya que demostraron que se le pueden parar de igual a igual a cualquier gigante del país.

El handball masculino se hizo fuerte en el Estadio Romero Brest, dejando marcas de buen juego y ganando partidos vitales. Sin embargo sus seis puntos obtenidos en fase de grupo no le alcanzaron para clasificar a la semifinal. Paul Montegel, DT del balonmano masculino, hizo un balance del nivel mostrado: "Es un torneo que tiene poco de universitario y tiene más que ver con una competencia federada. Hay mucho roce, juego fuerte desde lo físico. Con el transcurrir de los partidos logramos un juego rápido desde las salida de contragolpe y buenas variables en el posicional que nos dio buenos resultados. El arquero fue la figura sobresaliente". Mientras que el PF del equipo, Andrés Castro, expresó: "Fuimos creciendo, empezamos con un nivel universitario. A medida que fuimos jugando pudimos aceitar algunas cosas en el juego y mejorar en lo colectivo”.

Básquet se escribe con “b” de bronce. Así lo entendieron los dirigidos por Fernando Martín que, sin merecerlo, cayeron en la semifinal ante la Universidad Nacional del Noroeste de Bs As, pero se recuperaron velozmente y superaron con autoridad y compromiso a la Universidad Nacional de Lujan. Los chicos vienen haciendo ruido hace rato, por lo que esperanzan a toda la UNCuyo de superarse constantemente.

En tanto, el hockey sobre césped femenino no corrió con suerte y se quedó en el camino. Las dirigidas por Diego Biani tuvieron un nivel bueno y parejo, pero no ligaron en todo el torneo y sufrieron el viejo refrán: “Los goles que no se hacen en un arco, se sufren en el otro”.

Finalmente, tanto vóley masculino como femenino dejaron una imagen positiva en estos JUR. La dificultad en las zonas y en algunos casos la diferencia de puntos (como en el femenino), hicieron que los encabezados por Esteban Leone y Mariana Peña no pudieran sortear la fase de grupos. El buen juego plasmado en la etapa regional no fue acompañado por el factor suerte, que a veces es necesario en el deporte.

Isabel Orrico, Directora de Deportes (dependiente de la Secretaría de Bienestar Universitario) de la Universidad Nacional de Cuyo, se expresó feliz por todo lo logrado: “Agradezco a todo el equipo de profesionales que hicieron posible éste éxito, tanto los que viajamos a Buenos Aires junto a los jugadores/estudiantes, como a los que hicieron desde Mendoza toda la logística”.

"Estos logros tienen que ver con lo que nos distingue: la permanente búsqueda de la excelencia y la construcción de valores que trascienden a todas las disciplinas”, agregó la autoridad universitaria.

Para finalizar Isabel Orrico dejó su mensaje de cara a lo que viene: “Deseamos que esta oportunidad que hoy tuvieron estos estudiantes se multiplique a toda nuestra comunidad para los próximos Juegos Universitarios Regionales”.

deportes jur 2017 uncuyo el suplementario