Ante el frenesí aéreo, los micros de larga distancia bajan hasta el 40 % sus tarifas

Las empresas de colectivos a nivel nacional lanzaron tarifas promocionales ante la caída de la demanda, atribuida en gran medida a la mayor cantidad de vuelos. Mendoza-Rosario registra una de las mayores rebajas respecto del 2016. Igualmente, en vacaciones de invierno, todo está caro y casi no quedan asientos disponibles.

Ante el frenesí aéreo, los micros de larga distancia bajan hasta el 40 % sus tarifas

Fuente: diario Los Andes

Nacional

Economía

Unidiversidad

Publicado el 29 DE JUNIO DE 2017

Las empresas de colectivos de larga distancia llevan varios meses dando batalla, como pueden, contra la explosión de vuelos directos desde Mendoza y los mentados low cost (bajo costo) en la provincia. De hecho, hay casos en los que un pasaje terrestre bajó hasta el 40 % respecto del año anterior en la misma época. Es el caso de Mendoza-Rosario, cuyo valor estaba en $ 1070 en junio del año pasado, mientras que ahora no supera los $ 650.

Para determinar el comportamiento de los valores de los pasajes de larga distancia, diario Los Andes fijó un promedio de precios de acuerdo a lo ofrecido por las siguientes empresas: Andesmar, Chevallier, FlechaBus, San Juan-Mar del Plata, CATA Internacional, El Rápido y Central Argentino, entre otras compañías.

Para el tramo de Mendoza a Buenos Aires, por ejemplo, el año pasado se debía pagar como mínimo $ 1070, accediendo a valores promocionales. En junio de este año, en cambio, hay boletos de $ 750 en algunas compañías. Si bien se trata también de promociones, hay al menos un micro por día que ofrece el servicio de traslado por ese precio. Eso sí, semicama y apenas con un refrigerio.

Entre un año y otro, entonces, los pasajes más baratos a Buenos Aires tuvieron una baja de $ 320 (el 29,91 %). Claro está que también se comercializan otros boletos más caros, con mayor prestación de servicios, pero es justo hacer la comparación con los valores más accesibles de mercado. 

Otro claro ejemplo de retracción de precios se observa en los viajes que unen a Mendoza con Chile. Un micro a Santiago, el año pasado costaba $ 450 como opción más económica. Hoy, hay al menos dos micros al día que ofrecen el servicio por $ 300. La diferencia de $ 150 significa una retracción del 33,3 %. 

También bajó el ticket para viajar a Viña del Mar, pero en menor proporción. El boleto costaba $ 450 hace doce meses y se vende a $ 400 en la actualidad. 

Córdoba, en cambio, otro de los destinos más populares entre los mendocinos, no bajó de precio en relación con junio de 2016, pero su variación fue leve, pues hace un año, el boleto más accesible se vendía a $ 620 y hoy se vende a $ 658.  Más allá de ese caso, hay otros destinos que también bajaron de precio en los últimos doce meses, pero son menos populares.
 

Ya en marzo hubo una baja del 25 %

Debido a la explosión que hubo en marzo de este año en Mendoza de nuevas líneas aéreas y de bajo costo, las empresas de micros de larga distancia debieron repensar sus estrategias para mantenerse en el mercado. Así, bajaron el 25 % con respecto a la temporada alta y planeaban más alternativas.

Así, empresas que en su momento consultó Diario UNO, remarcaron la implementación de nuevas estrategias: mayor cantidad de tecnología en los coches, descuentos, promociones, rebajas por comprar pasajes con anticipación o combinación con algunos hotsales (descuentos fuertes). 

Sin duda, la preocupación de las compañías de micros de larga distancia en Mendoza por no irse en picada frente a los jugosos precios de las líneas aéreas (que, además, suman la ventaja de ahorro de tiempo) ha ido incrementándose en el último año. Desde las empresas de ómnibus aseguraron a ese diario mendocino estar "muy preocupados" por la baja en la demanda de pasajes terrestres. Mauricio Elmelaj, director de planificación de CATA Internacional, explicó que la variación de precios depende de los destinos. En todos los casos, la baja del 25% fue el primer paso para no perder clientela. 
 

Si comprás apurado, comprás caro

No obstante, en vacaciones de invierno, tanto empresas aéreas como terrestres tienen casi todo vendido y los precios no han sido del todo promocionales debido a la fuerte demanda local, sobre todo, cuando se compra el boleto con poca antelación. En ese caso, los micros de larga distancia ofrecen viaje Mendoza-Buenos Aires a 1500 pesos ida y vuelta, aunque el servicio es semicama y sin cena. Un servicio cama y con cena no baja de los 2300 pesos, según pudo constatar Unidiversidad.

Además, en la temporada alta, se aplica el llamado pool de ventas; es decir, una empresa vende pasajes de otra empresa con el objetivo de cubrir y distribuir los asientos de manera más organizada y beneficiosa para todos los proveedores turísticos. Sin duda, la batalla del transporte recién empieza y cada servicio deberá reinvertarse para ofrecer sus propias ventajas a las pasajeros.

sociedad transporte terrestre promociones bajaron precios