Palos, gases y disturbios en las afueras del Congreso

Gendarmería y Policía Federal chocaron con manifestantes en la calle. Hubo detenidos arrojados al suelo, periodistas heridos por balas de goma y diputados demorados por las fuerzas de seguridad.

Palos, gases y disturbios en las afueras del Congreso

Nacional Unidiversidad Reforma previsional / por Unidiversidad / Publicado el 14 DE DICIEMBRE 2017

El operativo comenzó temprano. Ya antes de iniciada la sesión especial de Diputados convocada por el oficialismo para tratar la reforma previsional, fuerzas de Gendarmería Nacional y de la Policía Federal se apostaron alrededor del Congreso para impedir cualquier posible interrupción de la actividad parlamentaria.

Legisladores opositores llegaron a denunciar una “militarización” del quehacer democrático. La imagen era la de un Congreso cercado por vallas metálicas de dos metros de alto, manifestantes de un lado y fuerzas de seguridad del otro. Palos y piedras contra camiones hidrantes y balas de goma.

La situación se extendió tanto durante como luego de la sesión especial, finalmente suspendida debido a los disturbios que coparon las calles y llegaron, inclusive, a extenderse hasta el mismo recinto legislativo, con enfrentamientos entre los diputados opositores y el presidente de la cámara, Emilio Monzó.

La orden impartida a las fuerzas policiales incluía una fuerte restricción del ingreso al Congreso de la Nación. Motivo de ello, varios legisladores opositores denunciaron haber tenido problemas para superar el vallado y acceder al Congreso e incluso un diputado del Frente para la Victoria quedó inconsciente por los golpes que recibió de parte de un gendarme.

Sumado a los diputados violentados, la represión desatada en el centro porteño dejó como saldo varios heridos por golpes, disparos y gases lacrimógenos, incluidos entre ellos dos reporteros gráficos que fueron a cubrir los sucesos y terminaron con heridas por balazos de goma en el pecho, según lo denunció el Sindicato de Prensa de Buenos Aires.

El grueso del conflicto comenzó rondando el mediodía, cuando una columna de manifestantes se acercó al vallado de seguridad y atacó a la policía con piedras y botellas de vidrio, lo cual motivo una contra respuesta por parte de las fuerzas que dispararon con balas de goma y tiraron chorros de agua a presión desde el camión hidrante para despejar el lugar.

La sesión, que estaba prevista para las 14 pero que, debido a la tensión vivida, comenzó a pocos minutos de las 15, tuvo que ser suspendida luego de los múltiples reclamos formulados por la oposición. Elisa Carrió fue la diputada de Cambiemos que determinó que el debate se postergue para más adelante. "Se apuraron, había que discutirlo más profundamente, era lo que yo proponía", llegó a decir luego respecto al proceder del Gobierno.