No más ferias a cielo abierto en Guaymallén

Desde el municipio vetaron la disposición que las permitía. Propusieron trasladar a los feriantes a sitios privados.

No más ferias a cielo abierto en Guaymallén

Los manteros no podrán vender más sus productos en Guaymallén.

Sociedad Unidiversidad Desalojo de feriantes de Guaymallén / / Publicado el 16 DE ENERO 2017

Después del desalojo de los feriantes que ocupaban el predio de la Estación Belgrano, ocurrido dos semanas atrás, y de los hechos violentos que tuvieron lugar el sábado pasado en las inmediaciones del Centro Cultural Julio Le Parc, la Municipalidad de Guaymallén decidió vetar la ordenanza N.º 8301-2016 que permitía esa actividad.

Desde el municipio dijeron que esa disposición, que trata sobre el fomento y la autorización de ferias populares a cielo abierto, permanentes y transitorias en espacios públicos, no es compartida por el Ejecutivo municipal, ya que su función es garantizar el orden y la utilización de los espacios por parte de todos los vecinos del departamento y no sólo de un sector, siempre dentro de los usos permitidos por la normativa vigente.Por otra parte, afirmaron que los derechos reclamados por los demandantes existen actualmente en Guaymallén. Específicamente, el derecho del libre ejercicio del comercio tiene que ser necesariamente ejercido dentro de los límites debidamente reglamentados por las normas dictadas al efecto y con respeto de los derechos de sus semejantes (que también gozan del amparo constitucional).

En opinión de las autoridades municipales, la venta informal de productos, además de presentar muchas irregularidades, genera una gran desventaja respecto de aquellos comerciantes que pagan sus impuestos y que trabajan de forma legal.

Considerando la urgente necesidad de regular los espacios públicos, se ha propuesto el traslado a lugares privados, garantizando un subsidio a aquellos cuya condición social lo ameriten.

El Municipio se encuentra actualmente aguardando la respuesta de los feriantes, sin dejar de mencionar un dato que no es menor: aproximadamente el 40 % de los reclamantes provienen de otros departamentos, en los cuales el ejercicio de la actividad pretendida se encuentra expresamente prohibida, al igual que en Guaymallén.

Para finalizar, y como corolario de lo expuesto, se destaca que este tipo de ferias no tiene aceptación por parte de los habitantes de las zonas en que se instalan. Un ejemplo contundente es lo acontecido este fin de semana en la plaza Bolivia, cuando propios vecinos fueron los que rechazaron la actividad de los feriantes.