Se abre una nueva etapa bilateral

En el marco de una visita oficial de Obama al país, el mandatario firmará con Macri acuerdos sobre seguridad, narcotráfico y comercio.

Se abre una nueva etapa bilateral

La canciller Susana Malcorra recibió a Barack Obama y a su familia. Foto: La Nación.

Nacional

Obama en Argentina

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: La Nación

Publicado el 23 DE MARZO DE 2016

El presidente Mauricio Macri recibirá este miércoles 23 de marzo a su par norteamericano Barack Obama, en el marco de una visita oficial que incluirá la firma de acuerdos bilaterales en materia de seguridad, lucha contra el narcotráfico y comercio. De esta forma, la Casa Rosada buscará relanzar las relaciones bilaterales que estuvieron dañadas durante el kirchnerismo.

Tras cerrar su histórica gira por Cuba, Obama llegó esta madrugada a la Argentina junto a su esposa, Michelle, sus dos hijas y una amplia comitiva de 800 personas, que incluye ministros, empresarios y legisladores. El Air Force One de la presidencia estadounidense aterrizó a la 1.10 en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, donde fue recibido por la canciller Susana Malcorra.

La actividad oficial comenzará esta mañana en el Palacio San Martín, donde Malcorra y otros ministros, como Patricia Bullrich (Seguridad) y Rogelio Frigerio (Interior), estamparán su firma sobre los acuerdos bilaterales junto a sus pares estadounidenses. Rubricarán pactos para prevenir y combatir "crímenes graves", una declaración conjunta sobre cooperación en las fronteras y un acuerdo general de comercio para promover inversiones.

 

 

La agenda de Obama

Con el objetivo de relanzar las relaciones bilaterales, Macri recibirá a las 10.30 a su par de EE. UU. en la Casa de Gobierno. Ambos tendrán una reunión a solas y luego se sumarán los ministros para la firma de los acuerdos bilaterales que se darán en materia de seguridad, infraestructura, energía, comercio y ciencia y tecnología. Se prevé que cerca de las 13.00 los mandatarios brinden una conferencia de prensa conjunta en el Salón Blanco de la Casa Rosada, a la que solo podrán acceder alrededor de 150 periodistas acreditados especialmente para el evento.

A las 14.00, el presidente de Estados Unidos se dirigirá a la Catedral de Buenos Aires para rendir homenaje floral al libertador general José de San Martín. También se espera que haya un gesto de agradecimiento al papa Francisco por sus gestiones para la recomposición de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Más tarde, Obama encabezará un encuentro con jóvenes emprendedores argentinos en el centro cultural La Usina del Arte, ubicado en el barrio porteño de La Boca, y luego estará en La Rural para sumarse a un encuentro de empresarios. Por la noche, Macri le ofrecerá una cena de honor en el Centro Cultural Néstor Kirchner, a la que asistirán 400 invitados.

Mañana, jueves 24, Obama participará a las 10.30 de un acto en el Parque de la Memoria, en homenaje a las víctimas del terrorismo de Estado al cumplirse 40 años del último golpe militar de 1976. A las 14.30 partirá rumbo a Bariloche para descansar con su familia.


Expectativa por una visita histórica

En el Gobierno hay una fuerte expectativa por la llegada de Obama. La última vez que un presidente de Estados Unidos estuvo en el país fue en 2005, cuando George W. Bush estuvo 36 horas en la Argentina para participar de la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata. En ese momento, Néstor Kirchner y Hugo Chávez rechazaron el proyecto de libre comercio (ALCA) para la región que Bush traía bajo el brazo.

Tras los cortocircuitos que hubo con Estados Unidos durante la gestión kirchnerista, el Gobierno aspira ahora a recomponer las relaciones con Washington. Obama arribó anoche y se trasladó hasta la Embajada para descansar después de varias horas de vuelo, tras la histórica visita que realizó a Cuba.
 

Amplio operativo de seguridad

Al menos 3000 efectivos de fuerzas argentinas, junto a agentes norteamericanos, forman parte del operativo de seguridad por la visita de Obama. El mandatario estadounidense está acompañado por su esposa, Michelle, sus dos hijas, Sasha y Malia, y su suegra, Marian Shields Robinson.

 

Tras los atentados en Bruselas, el Gobierno incrementó aún más el nivel de vigilancia.

 

La seguridad durante la estadía del mandatario estadounidense en la Capital y Bariloche estará a cargo de 2500 efectivos de la Policía Federal, con apoyo de la Gendarmería, Prefectura y la Policía de Seguridad Aeroportuaria. A ese grupo se sumarán unos 500 custodios y militares norteamericanos.

barack obama mauricio macri visita en argentina