Patricia Suárez: "Una mujer que disfruta del sexo es una mujer peligrosa"

En su obra "Mitos y más mitos del orgasmo femenino", Suárez desnuda la realidad sobre la negación del placer sexual femenino a lo largo de los años.

Patricia Suárez: "Una mujer que disfruta del sexo es una mujer peligrosa"

Foto: Télam

Sociedad

Sexo, género y diversidad

Unidiversidad

Unidiversidad / Télam

Publicado el 30 DE ABRIL DE 2020

La obra de la escritora y dramaturga Patricia Suárez, Mitos y más mitos del orgasmo femenino, entrelaza investigaciones y experiencias a lo largo de los siglos en distintas culturas sobre el desconocimiento que por mucho tiempo hubo sobre el tema y confronta a las mujeres con un saber que hace la diferencia entre vivir una sexualidad plena o seguir buceando en la oscuridad. La obra de Suárez, editada por Indie Libros, rastrea estudios de griegos y egipcios, las descripciones anatómicas sobre el clítoris realizadas en el medioevo, la negación de la sexualidad como actividad de placer y el rescate más reciente del orgasmo como una actividad solo de goce para las mujeres.

“Lo normal es que ignoremos nuestra sexualidad, por esto la mujeres seguimos jugando a que el hombre, con su pene, es el responsable de nuestros orgasmos. La biología podría hacernos libres y no, nos sometemos al imperio falocéntrico”, afirmó la autora a Télam.

El libro de Suárez se enmarca en la sexualidad y el placer silenciado de las mujeres a lo largo de la historia mundial, y su rol fundamental hasta por lo menos el siglo XX: la reproducción. El escrito revela que el Informe Hite de 1976 fue censurado en países como España y Argentina por revelar aspectosrelacionados con la masturbación. “Creo que fue por el peso de la moral, milenios diciendo que la masturbación es una pérdida inútil de semen. Para bien y para mal, cada avance y cada retroceso de la historia de la humanidad sobre el sexo implica una lógica de mercado. Masturbarse hoy, y con la COVID-19, hasta se estimula: está bueno, es limpio, higiénico, rápido, no tiene consecuencias. Nos están adoctrinando para prescindir del otro”, agregó la escritora.

Haciendo hincapié en el placer sexual femenino, Suáarez afirma que el derecho al goce es básicamente el derecho a que cada mujer ejerza su sexualidad como lo desea y que este goce no sea castigado ni criminalizado. Es decir, un ejercicio lícito, sin víctimas ni victimarios.

“Me parece importante leer a los sexólogos que le dieron forma a nuestra concepción del cuerpo sexual hoy en día, como Kinsey, Shere Hite, Masters y Johnson, pero hacerlo desde un lugar crítico, apoyándolo en lecturas feministas. Las mujeres tenemos muchos duelos por delante: ni hubo un matriarcado amazónico ni vamos a acabar juntos, hombres y mujeres, mirándonos a los ojos. Es duro, pero es la realidad. Si aceptamos ver la realidad como es, entonces podremos modificar el futuro”, concluyó.

literatura orgasmo placer femenino patricia suarez