Pese a las flexibilizaciones, los boliches siguen cerrados y las clandestinas no cesan

Los dueños de los lugares nocturnos para bailar realizaron un reclamo porque consideraron que es la "única actividad que no se ha habilitado". Además, criticaron que se pueda ir a "bailar electrónica a una bodega, pero no a un boliche".

Pese a las flexibilizaciones, los boliches siguen cerrados y las clandestinas no cesan

Foto: Télam

Sociedad

Efecto pandemia

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 03 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Hace algunas semanas, con el Decreto 1116 publicado en el Boletín Oficial,  Mendoza puso fin a la alerta sanitaria que regía desde el 6 de julio del año pasado. De esa manera, se cerró un capítulo de restricciones nocturnas y se flexibilizaron actividades que estaban prohibidas en el marco de la primera etapa de la pandemia.

El decreto dispuso, entre otras cosas, el cese de la restricción de circulación de personas no esenciales en todo el territorio de Mendoza entre las 23.30 y las 5.30. Además, la misma norma estableció el incremento del aforo general para todas las actividades en espacios cerrados al 70 % y hasta un máximo de 250 personas. También quedaron permitidos los eventos al aire libre hasta un máximo de 1000 personas.

Por último, el decreto aclara –en uno de sus puntos– que estas medidas quedarán siempre sujetas a revisión, según el avance o no de la variante delta de la COVID-19 en la provincia.

Esta última salvedad en el escrito provocó que las autoridades no dieran el visto bueno para la apertura de los boliches en Mendoza, algo que generó el enojo de los dueños de estos lugares, que consideran que “es la única actividad que falta habilitar en la provincia”. Rodolfo Martínez, representante de la Cámara Idear, se refirió a esta problemática y puso el ejemplo de otras provincias que ya tienen habilitada la diversión nocturna en boliches: “El formato de Córdoba es muy bueno, el sistema de burbujas para 10 personas también se está aplicando en Buenos Aires. El tema es que se empiezan a desvirtuar las cosas y lo que termina pasando es que se baila en Mendoza, porque se baila. El hecho de que se prohíba por decreto no quiere decir que eso no suceda, solo que ocurre en los lugares no habilitados para bailar, es decir que pasa de manera clandestina, sin medidas de seguridad, sin personal capacitado”.

En ese sentido, Martínez criticó el accionar de las autoridades provinciales y dijo que lo único que fomenta esta decisión es la clandestinidad de los festejos: “Lo único que hace esta medida es seguir empujando a jóvenes y no tan jóvenes a la clandestinidad; encima, se pone al Ministerio de Seguridad y a la Policía en el medio para tratar de hacer cumplir una orden que hoy es incumplible, cuando lo que podríamos hacer es cuidarnos, obligar a usar el barbijo, usar este sistema de corralito que ya está aprobado. La casta política no ha dado el mejor ejemplo en la Argentina, entonces, ¿cómo se va a prohibir algo que sabemos que se está haciendo"?

“Hay una fiesta nacional que ya ha agotado tres fechas en Mendoza en una bodega. La gente no tiene que ir a bailar a una bodega, para eso están los locales habilitados para bailar”, criticó Martínez.

Por otra parte, el representante de la Cámara Idear reveló que la pandemia redujo a la mitad la cantidad de boliches en Mendoza: “Cuando comenzó la pandemia, había 264 locales habilitados y la nómina ha caído a la mitad. El 50 % de los locales tuvo que cerrar porque los que alquilaban no pudieron sostener los locales, la mayoría que ha quedado son propietarios de los locales y están esperando, o se han reconvertido en restaurantes y más o menos la van llevando, pero el costo fijo es altísimo. Hay lugares que, estando cerrados, pagan un costo fijo de luz de 50 mil pesos.

Finalmente, Martínez advirtió que miles de personas se quedaron en la calle por esta situación. “Cuando comenzó la pandemia, eran alrededor de 10 mil familias las que estaban vinculadas a la diversión en Mendoza: personal de seguridad, cocina, barra, limpieza, personal técnico, luces, sonidos, sin contar a los artistas, pero están todos en las misma bolsa, porque no es solo bailar, Uno para ir a bailar lava el auto; si vas un casamiento, no vas con el auto sucio, lo llevás al lavadero. Se compran zapatos, camisas para salir, vestidos, se va a la peluquería, es decir, motoriza un montón de  economías adyacentes totalmente paradas”.

 

Las actividades habilitadas

  • Se puede circular en horario nocturno sin restricciones en Mendoza, tanto personal esencial como no esencial;
  • Deja de regir la multa de $ 5000 dispuesta por el decreto anterior;
  • Están permitidas las reuniones sociales y familiares o eventos en espacios cerrados;
  • Quedan permitidas las reuniones sociales, familiares y/o eventos en espacios al aire libre;
  • Continúa la presencialidad completa en las escuelas desde nivel inicial hasta 3er grado de la primaria;
  • Se permite la asistencia de público a eventos deportivos;
  • Se permite la realización de casamientos, bautismos y cumpleaños;
  • Se permiten las fiestas en fincas, bares o boliches al aire libre con un máximo de 1000 personas con distanciamiento social o agrupamiento por grupo familiar;
  • Se permiten recitales al aire libre o en espacios cerrados (respetando aforo y cantidad máxima de personas);
  • El uso del barbijo o tapabocas, el lavado de manos y la distancia social siguen siendo medidas vigentes de prevención de la COVID-19.

sociedad provincial bolichesm habilitación enojo dueños mendoza autoridades gobierno pandemia septiembre 2021